Una isla croata se pone muy dura con los turistas

Los turistas que visiten Hvar tendrán que tener mucho cuidado este verano con no incumplir las nuevas normas.

Croacia regula el turismo

Hvar, una isla de Croacia que siempre ha tenido fama de fiestera (es bastante parecida a Ibiza en ese sentido), tiene nuevas normas. A pesar de que la gran afluencia de visitantes está aportando un buen empuje económico a la localidad también está provocando problemas a la isla por ciertos comportamientos que tienen algunos turistas. Por este motivo, el gobierno de la región ha decidido tomar cartas en el asunto y aprobar nuevas medidas que sancionen situaciones cuanto menos embarazosas y desagradables para los demás.

Tal y como apuntaba el alcalde de Hvar, Rikardo Novak, la mayoría de los turistas jóvenes suelen tener comportamientos inapropiados. Sobre todo, aquellos que se relacionan con el exceso de alcohol y el libertinaje. Por este motivo se han querido implantar fuertes medidas para acabar con situaciones de este tipo, puesto que no es la primera vez que han ocurrido escándalos en los últimos veranos. Novak explicaba que todos los turistas son “bienvenidos” en la isla, pero que durante su estancia en ella tendrán que adoptar un buen comportamiento.

Para ello el pasado mes el Ayuntamiento de la isla anunciaba la puesta en marcha de estas nuevas medidas que entrarán en vigor el próximo 18 de julio. Entre otras cosas, se multarán a todas aquellas personas que tomen bebidas alcohólicas en la calle, siendo la sanción económica de 700 euros y además esta práctica estará considerada como delito.

Por otro lado, los hombres que vayan paseando sin una camiseta o camisa puesta tendrán que pagar una multa de 500 euros, mientras que en el caso de las mujeres la sanción puede ascender hasta los 600. Una medida que ha generado más de una controversia porque para muchos visitantes es algo “injusto”.

Estas medidas se han tomado para acabar con el mal comportamiento de algunos visitantes, pero no por ello se quiere frenar el turismo, puesto que para Hvar es un gran impulso para la economía local. Tan solo el año pasado a la isla llegaron más de 16 millones de personas.Para algunas personas estas medidas son realmente duras, pero no es la única localidad que está llevando a cabo procedimientos como este. De hecho, en España el municipio alicantino de San Pedro del Pintar ha hecho lo propio. En este caso, el Ayuntamiento pondrá multas de hasta 750 euros para aquellas personas que estén jugando con pelotas en la playa o molestando con música demasiado alta. Todo ello habrá que tenerlo muy en cuenta.

Vía: The Telegraph

Foto: artesilver2

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...