Tashirojima, la isla de los gatos

Los gatos dominan la isla de Tashirojima desde muchos años atrás, siendo en cantidad muy superiores a la presencia de humanos.

La isla de los gatos

¿Te gustan los gatos? En ese caso tenemos un plan que te va a encantar: visitar la isla de Tashirojima, en Japón. La noticia ha aparecido en los medios periodísticos en los últimos días, pero no es precisamente algo nuevo. Este lugar se encuentra poblado por más gatos que humanos, lo que le ha llevado a obtener una popularidad de lo más especial. Esto ocurre desde hace más de una década, aunque cada vez la proporción de gatos es superior, equivaliendo actualmente a 6 gatos por cada uno de los humanos presentes.

La isla ha llegado a este estado por diversos motivos. Existe una creencia popular que indica que alimentar a los gatos puede proporcionar una buena salud y fortuna. Esto ha ayudado a que la población gatuna no pare de crecer y que los escasos habitantes que quedan se ocupen principalmente de su manutención. Los gatos viven sin preocupaciones, dado que, por ejemplo, está prohibido que lleguen perros a la isla. No tienen unos predadores específicos que los cacen y se encuentran totalmente en su salsa.

Lógicamente, Tashirojima se ha convertido en un destino turístico muy popular. Capta el interés de los extranjeros, que se ven atraídos por lo pintoresco de estar en una isla con tantos gatos, y también entre los propios japoneses.

Los propios medios y la televisión se han ocupado de ayudar a que Tashirojima subsista para beneficio de los gatos. Se han grabado programas de televisión e incluso una serie que ha seguido las aventuras de uno de los gatos específicos, habiéndose creado un tour turístico que tiene el objetivo de permitir a los viajeros encontrar al protagonista para saludarle en persona. Esta popularidad ha llevado a que se graben películas relacionadas y hace algo más de 10 años se inauguró una pensión para alojar a quienes visitaran la isla. También es el lugar elegido para realizar concursos de belleza gatuna y otros eventos que tienen a estos animales como protagonistas.

Si visitamos Tashirojima nos encontraremos con el Neko-jinja, un templo dedicado a la figura del gato que fue erigido en el periodo Edo en honor de un gato que murió accidentalmente aplastado por una roca. El cadáver del animal fue enterrado en el templo. En la época los gatos se utilizaban con distintos fines, como dar apoyo a los pescadores o cazar ratones que eran nocivos para la cría de gusanos de seda. A día de hoy ya no tienen más obligaciones que hacer compañía a los turistas.

Foto: Linda Tanner

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...