Pozzuoli: una pequeña ciudad en la región de Campi Flegrei, Nápoles

Pozzuoli es un antiguo pueblo de pescadores ubicado en Nápoles, Italia, cuya característica más llamativa es que se encuentra en una región volcánica, semi activa, conocida como Campi Flegrei (Campos Flégreos o Ardientes).

Anfiteatro Flavio en Pozzuoli, el tercero más grande del Imperio Romano

Si estás buscando algún destino menos conocido, quizá algo más tranquilo y con un “distintivo” único para visitar, en Nápoles, Italia, podrías optar por Pozzuoli. Se trata de un antiguo pueblo de pescadores cuya característica más llamativa es que se encuentra en el golfo homónimo, y en una región volcánica, semi activa, conocida como Campi Flegrei (Campos Flégreos o Ardientes).

Esta pequeña ciudad que fuese fundada por un grupo de exiliados de la isla griega de Samos, alrededor del siglo VI a. C, y que recibió en un primer momento el nombre de Dicearchia, que significa algo así como “gobierno justo”, es un sitio lleno de valores históricos y patrimoniales.

Durante la época griega, la clave de la vida residía en su puerto y el intercambio mercantil constituía la actividad principal de aquel primer asentamiento emplazado sobre el promontorio rocoso que ya se adentraba en el golfo Pozzuoli, y que hoy constituye el centro más importante de Campi Flegrei, cuya denominación se debe, como adelantamos, a que en la región hay un volcán todavía activo, Solfatara.


Esta zona es además objeto de un fenómeno geosísmico muy particular: el bradisismo, un movimiento terrestre ligado al vulcanismo, propio de esta región vesubiana, y que se caracteriza por un periódico descenso o ascenso del nivel del suelo.

Templo de Serapis, otro de los símbolos de esta ciudad de Nápoles, en plenos Campi Flegrei

Lo cierto es que Pozzuoli, en sus siglos de historia, además de haber sido centro griego, también tuvo un período bajo denominación romana, y de tal época, conserva también cantidad de monumentos y sitios interesantes para conocer.

Para un próximo viaje a esta región italiana, apúntate entonces los siguientes atractivos imperdibles: el Anfiteatro Neroniano – Flavio, el Templo de Serapis y el Santuario de San Genaro -sólo por nombrar algunos-.

Si hace unos días en Donde Viajar nos referíamos al Coliseo Romano como el anfiteatro más grande de la era romana, el Anfiteatro Nerouniano-Flavio es considerado el tercero más importante en cuanto a su tamaño: de estructura elíptica, tenía lugar para hasta más de 20.000 espectadores. Este anfiteatro se construyó durante el gobierno de Vespasiano, en el siglo I d.C.

El Templo de Serapis, por su parte, es considerado otro de los símbolos más representativos de la ciudad, su nombre deriva de la estatuilla encontrada del dios Serapis, y es un testimonio de los grandes centros comerciales de principios del milenio de la era cristiana.

Un destacado: sus tres grandes columnas de mármol que evidencian en su superficie el bradisismo, ya que en ellas se pueden visualizar los huecos hechos por moluscos marinos durante el tiempo que estuvieron sumergidas.

Finalmente, nombraremos al Santuario de San Genaro: edificio religioso destacado por ser uno de los sitios donde habría ocurrido el milagro de la licuefacción de la sangre del Santo (el otro lugar habría sido la misma catedral de Nápoles), quién vivió en el siglo IV d. C.

Otros sitios que vale la pena visitar son los mismos cráteres volcánicos, el Templo de Neptuno, y el Lago Averno (a unos 4 kilómetros de distancia), entre varios otros.

Fuente Blogcatalog
Fotos Wikimedia 1 y 2

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...