La Polinesia quiere tener su propia ciudad flotante

Comienzan los planes de construcción de una isla flotante que se encontraría en la Polinesia y que podría sorprender a propios y extraños.

Isla flotante de la Polinesia

No sabemos cuántas veces hemos leído y escuchado historias sobre la fantástica Atlántida, esa ciudad misteriosa que no se sabe a ciencia cierta si ha existido en la realidad, pero lo que sí conocemos de ella es que se erigía sobre el mar.

Parece que los relatos de la antigüedad pueden verse ahora hechos realidad gracias a Seasteading Institute y al gobierno de la Polinesia francesa. Ambas instituciones, la primera sin ánimo de lucro, han llegado a un acuerdo para que el instituto estadounidense pueda estudiar y analizar las aguas cercanas a la isla de Tahití para construir la primera ciudad flotante.

Según fuentes oficiales, desde comienzos de este año ambos organismos llevaron a cabo reuniones y encuentros para poder activar el proyecto y finalmente el gobierno de la región ha aprobado esta iniciativa.

Así, la organización que fue fundada en San Francisco por Patri Friedman en el año 2008 tiene vía libre para estudiar detenidamente estas aguas y poder construir esta novedosa ciudad. Tal y como afirma el presidente de Seasteading Institute, al estar sobre el agua esta ciudad no se vería afectada en ningún momento por los cambios que se produjeran en el nivel del mar debido a las consecuencias del cambio climático. Así, la entidad tiene un objetivo claro: “crear una gran diversidad de gobiernos, para una gran diversidad de personas”. El directivo también comentó que esta idea se le vino a la cabeza cuando acudió al festival Burning Man en 2011, un encuentro para los amantes de la música y el arte alternativo. De ahí surgió la idea de esta ciudad flotante que podría convertirse en una de las grandes sorpresas turísticas de los próximos años.

Una vez que se ha aprobado el proyecto la primera isla que se podría construir se está financiando con el método “coin offering”, un nuevo modelo que se ha vuelto muy popular en Silicon Valley a través del cual se recauda dinero por los movimientos en masa que llevan a cabo los ciudadanos siempre utilizando una moneda digital. Con todo ello la asociación espera que de aquí a 2020 se puedan obtener unos 60 millones de dólares para comenzar las obras de construcción que están fijadas para esa fecha. De entre las muchas cosas que llaman la atención de este proyecto, la que más destaca son los materiales que se van a utilizar para los edificios. Todos ellos estarán dotados de techos verdes con una gran vegetación y se hará uso de bambú, madera o fibra de coco, entre otros elementos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...