La piscina roja de Tailandia

La piscina del hotel The Library de Tailandia es conocida por el color rojo que presenta, destacando además por estar cerca de la playa.

Isla de Koh Samui

Seguro que en más de una ocasión habéis leído maravillas sobre las principales piscinas del mundo. Son lugares que difieren de lo que normalmente podemos definir como una piscina. Nos podemos bañar en ellas y relajarnos, pero por regla general tienen un diseño y un aspecto tan distintos que nos quedamos con la boca abierta. Pues bien, hoy os queremos hablar de una de estas piscinas originales y únicas que solo podemos encontrar en un lugar del mundo (al menos hasta donde sabemos).

Nos referimos a la piscina roja de The Library, un hotel situado en la isla de Koh Samui, en Tailandia, en uno de esos lugares muy perdidos de las grandes urbes que nos invitan al descanso y la relajación. El hotel dispone de un buen número de incentivos y de propuestas variadas para todo tipo de públicos, pero se apoya en lo que supone esta piscina en comparación a las demás del mundo entero.

La particularidad de la piscina se puede apreciar en su propio nombre, tratándose de la piscina roja. Y no es que sea sorprendente, en cierto modo, si nos lo planteamos, pero cuando la vemos en vivo o al ver una fotografía, es inevitable dejarnos llevar por la sorpresa.

La piscina ha sido reconocida en el mundo entero y atrae visitantes de todos los rincones. Cuando llegamos a ella lo que nos encontramos es un reconocible agua de color rojo imbuido gracias al llamativo mosaico de azulejos con el cual está construida. Se combinan varios colores, pero el que acaba predominando es el rojo, en un modelo intenso que hace que tengamos muchas ganas de meternos en el agua. En el borde de la piscina tenemos sombrillas y hamacas con el mismo color rojo que le dan al escenario y lo mejor de todo es que si la piscina nos cansa o queremos algo más natural, a unos pocos pasos tenemos la mismísima playa.

No hay muchas piscinas que se puedan dar el lujo de tener la playa a tiro de piedra, pero este es uno de esos casos en los que ocurre. Además, la playa de Chaweng, que es la que podemos visitar con gran facilidad, es una zona de arena blanca totalmente paradisíaca, dispuesta a proporcionar el complemento perfecto para aquellos momentos en los que salgamos de la piscina para disfrutar del agua salada. El hotel dispone de distintos tipos de habitación, incluidas suits exóticas de grandes dimensiones.

Vía: The Library

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...