La isla de Kauai recupera la normalidad después de la crisis

Después de las terribles tormentas que sufrió Kauai la isla ya está recuperando todo su esplendor.

Kauai en Hawaii

La isla de Kauai, en Hawaii, vivió una de sus épocas más duras recientemente cuando se vio azotada de una forma terrible por lluvias, inundaciones y una tormenta que no se olvidará con facilidad. Las consecuencias de lo ocurrido han sido duras, pero el gobierno de la región ha trabajado con rapidez y ahínco para que todo pudiera volver a la normalidad lo antes posible.

Desde la HTA (Hawaii Tourism Authority) informan que la situación en la isla es de plena recuperación y que Kauai vuelve a estar abierta al público. Lo que se está haciendo todavía es restaurar ciertas zonas y regiones de la isla que se vieron más afectadas de lo habitual por las inundaciones, por lo que el trabajo todavía no ha terminado. No obstante, se ha querido reabrir la isla debido a que el turismo es vital para el buen funcionamiento de la misma y creen que cuanto antes vuelva la normalidad antes podrán terminar con la restauración.

Una vez más, Kauai se presenta como un lugar idílico, un sitio en el cual los turistas pueden disfrutar de la belleza de las islas de Hawaii y descubrir paisajes muy distintos a los habituales de nuestro día a día en las ciudades.

Desde la HTA también recomiendan visitar Hanalei, que también se encuentra en el mismo punto después de lo ocurrido durante la tormenta de abril. Las autoridades recuerdan que Hanalei es otro lugar idílico que no nos arrepentiremos de visitar e incitan a que viajemos a él para que podamos colaborar de manera turística en la recuperación de todo lo que significa. Como mencionan, el daño que produce la falta de turismo lleva a que los negocios se debiliten y que esto produzca que haya menos trabajos. Los turistas tienen un papel clave en la revitalización de las islas al disfrutar de sus restaurantes, sus tiendas y sus distintas actividades.

Eso sí, se hace especial hincapié en que los turistas recuerden que ellos están de visita para disfrutar del lugar y para relajarse. No quieren que los visitantes terminen interfiriendo en los esfuerzos de recuperación y rehabilitación que se están realizando. Por ello piden que se respeten las zonas que aún están cerradas. En Hanalei, por ejemplo, el límite de momento está representado por la iglesia Waioli Huiia. Cuando el trabajo termine y todo vuelva a estar visitable se reabrirán los accesos correspondientes para que no haya ningún rincón de las islas que no se pueda visitar.

Foto: kdvandeventer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...