Hainan, el Hawái de China

Esta provincia china formada por varias islas presenta características similares a las de Hawái. Clima cálido, playas paradisíacas, entornos vírgenes, un rico fondo submarino… Sin perder la esencia de una cultura milenaria.

Litoral de Hainan

Hay una provincia de China donde las temperaturas no bajan de los 15º en ninguna época del año. Un lugar en el que, mientras otros compatriotas combaten el frío y la nieve, sus habitantes se sumergen en las cálidas aguas del trópico. Un enclave que comparte estética y clima con Hawái pero que, sin embargo, solo se encuentra separada del territorio sur de la China continental por el estrecho de Qiongzhou, de apenas unos 30 km de ancho.

Este paraíso se llama Hainan. Y lo conforman tres archipiélagos, los de Xisha, Zhongsha y Nansha, junto a la isla de Hainan en sí misma, la más grande de la zona y la segunda en dimensiones bajo administración china tras Taiwan. El territorio en su conjunto ocupa 35.000 km2, unas dimensiones algo más grandes que las de Bélgica. Pero lo mejor: dispone de miles de km de litoral.

Con semejantes condiciones, es evidente lo que nos espera en este lugar. Palmeras, arena blanca y aguas cristalinas. Entornos vírgenes, islas casi inexploradas con un riquísimo fondo submarino. Y en la isla de Hainan, una apuesta cada vez más firme por situar este enclave como destino vacacional a nivel internacional. Algunas de las cadenas hoteleras más prestigiosas del planeta, como Mandarin, han empezado a instalar sus hoteles y resorts en el lugar. Y desde diciembre de 2010 también hay tren de alta velocidad.

En el interior de Hainan, además, nos esperan reservas naturales tan fascinantes como la Dongzhai Harbor Mangrove. También un espacio inmenso dedicado a la plantación de cocos, el sustento principal de la provincia hasta la llegada del turismo. De hecho, a Hainan se la conoce como ‘la isla de los cocos’, y celebra cada año su Festival del Coco. Durante el evento no solo podemos degustar los mejores productos derivados del coco, o contemplar linternas fabricadas con su cáscara. También participar de actividades tan destacadas como la Carrera de los Barcos Dragón, cuyas naves participantes tienen la forma de este ser tradicional de la cultura china.

Y es que ante todo, la gracia de Hainan es que permite disfrutar de las raíces de este país milenario en un entorno como sacado del Caribe. Este contraste hace que cada vez fascine a más personas, así que el mejor momento para descubrirlo es ahora. Cuando el auge se está produciendo, pero aún no ha convertido su encanto en mero folclore.

Así que, ¿qué decís? ¿Os hace un viaje a Hainan?

Foto: DvYang.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...