Discovery Island, la isla de Disney abandonada desde los 90

Discovery Island es una isla abandonada que antaño perteneció a Disney World y que hoy día es objetivo de youtubers.

Prácticamente nadie hablaba ya de la Discovery Island de Disney hasta que hace unos días saltó la noticia en los periódicos acerca de cómo un youtuber norteamericano había sido detenido por pasar dentro de ella más de una semana. Investigando se puede comprobar que él solo ha sido uno de tantos, puesto que este lugar se ha convertido en tiempos recientes en afición de quienes gustan de usar su tiempo libre para explorar lugares abandonados en los que saben que, en realidad, no deberían entrar.

Este es el motivo por el cual las autoridades le han arrestado después de que durante días Disney haya estado patrullando con helicópteros todos sus parques para asegurarse de que no hay nadie dentro de ellos durante los procesos de confinamiento.

Además, la compañía ha denunciado al youtuber y le ha prohibido entrar en ninguna de sus propiedades y parques en el futuro. Pero a cambio de eso él mismo, Richard McGuire, asegura tener entre manos un documental de tres horas en el que mostrará todo lo que vivió en la isla hasta el momento de su detención. Por supuesto, todo fue una maniobra para promocionar su canal de YouTube e intentar aumentar ingresos. ¿Pero qué fue Discovery Island y cómo puede ser que haya sido abandonada a su suerte?

El origen de la isla

Nos tenemos que remontar a 1900, época en la cual esta isla de la zona de Bay Lake, en Florida, recibía el nombre de Raz Island. El nombre se debía a la familia que vivía en ella y que estuvo allí hasta 1937. Luego la compró un amante de la naturaleza llamado Delmar Nicholson (más conocido como “Radio Nick”), que contaba con experiencia en la radio, a la cual había hecho aportaciones tecnológicas gracias a sus dotes para la invención. Pagó a los Raz 800 dólares, le cambió el nombre a Bay Lake Isle y se trasladó para vivir en ella con su esposa, cultivar plantas y disfrutar de la naturaleza en su expresión más pura. Allí estuvo 20 años, hasta que tomó la decisión de volver a la ciudad y vendió la isla a un grupo de hombres de negocios, quienes la rebautizaron como Riles Island y la usaron como entorno para sus cacerías.

La siguiente época de la isla fue por la cual ha sido reconocida mundialmente y comenzó con su adquisición por parte de Disney. La compañía la adquirió con el objetivo de convertirla en parte de las instalaciones de su parque temático. Llevó a cabo su inauguración en el año 1974 como un lugar mágico y misterioso conocido originariamente como Treasure Island, en el cual los visitantes podrían disfrutar de la naturaleza y de una ambientación de piratas. Para que el lugar fuera espectacular se llenó la playa de arena blanca realmente atractiva que resulta irresistible, se dio alojamiento a todo tipo de animales y se instaló un gran barco pirata en la orilla. La imagen llevaba a querer investigar el lugar y descubrir los secretos de los piratas, sus tesoros y sus historias llenas de fantasía. No obstante, el concepto no era la última idea que Disney tenía para el lugar y no tardaron en darle un aire distinto que les permitiera aprovechar mejor el espacio y conseguir una mayor tasa de visitantes.

Cambiando piratas por animales

Así fue como se puso en marcha el plan de Disney de convertir el lugar en un sitio aún más especial, motivo por el cual preparó la isla de forma que pudiera recibir la calificación de zoológico. Cuando obtuvo el título cambió el nombre de la isla a Discovery Island y ese momento representó el inicio de la era dorada del lugar. Miles de personas se desplazaban a la isla desde Disney World para disfrutar del encuentro con animales y plantas exóticas que no podían ver de cerca de ninguna otra manera. Esa apertura convertida en zoológico se produjo en 1977. En cuanto los visitantes llegaban montados en barca comenzaban a disfrutar de distintas zonas en las que la isla estaba dividida tal y como si se tratara de un parque temático. Entre sus lugares destacaba, por ejemplo, un aviario de enormes proporciones en el cual se podía disfrutar de una gran cantidad de aves. La isla es especialmente conocida por haber albergado el último ejemplar de gorrión marino oscuro, que falleció en 1987, dejando a la especie totalmente extinta.

Su cierre definitivo

En el año 1998 Disney introdujo en Disney World la zona Animal Kingdom, que contenía animales y se trataba de un zoológico en toda regla con mejores instalaciones que las que tenía la isla. Este lugar ganó popularidad rápidamente y representó una mejor forma de acercar la fauna a los visitantes, puesto que no tenían que tomar un barco para llegar a su destino. La lógica decía que la apertura de este zoológico llevaría a que Discovery Island cerrara sus puertas. Y fue algo que ocurrió un año más tarde. Los animales de la isla fueron trasladados a Animal Kingdom, y lo mismo ocurrió con el personal que trabajaba en las instalaciones. A posteriori se descubrió que no todos los animales fueron trasladados a la vista de los esqueletos que se han encontrado de algunos de ellos.

Una isla abandonada

A partir de ese momento la isla quedó abandonada a su suerte. Los edificios se mantuvieron y las instalaciones, pero dejando que la naturaleza se apoderará de ellos de manera irremediable. El paso del tiempo dejó la isla sin visitas durante décadas mientras se acumulaban los rumores acerca de lo que Disney podría hacer con las instalaciones, ya que siguen siendo de su propiedad. En el momento de máximo esplendor de la serie de televisión Lost se dijo que la isla se convertiría en un gran parque temático interactivo de la misma para disfrute de los fans. Y podría haber sido un gran proyecto, con humo negro que persiguiera a los visitantes, el motor del avión anclado en la playa y un campo de golf donde jugar. Pero el proyecto terminó quedando olvidado. También hubo rumores acerca de cómo los creadores del videojuego Mist querían utilizar el lugar para hacer una versión real del mismo, como un escape room de magnitud enorme que permitiera vivir una experiencia única. No obstante, todo se quedó en nada. Y esto ha llevado a que continúen los rumores acerca de lo que Disney hará con el lugar.

Destino de youtubers

Mientras Disney piensa qué hacer y la naturaleza se extiende, lo que ocurre en la isla es que la naturaleza no deja de extenderse. No obstante, en los últimos años ha encontrado nuevos visitantes: los youtubers. No solo ellos, sino también personas aficionadas a la exploración de entornos abandonados. Multitud de aficionados a este tipo de exploraciones se aventuran en la isla para ver el estado en el que se encuentran los edificios, recoger souvenirs y grabar vídeos que acercan la isla a curiosos del mundo entero. Quienes recuerdan el día en el que visitaron la isla cuando eran jóvenes, ahora sienten ataques de nostalgia al ver los vídeos y solapar sus memorias con estas imágenes de un lugar desolado.

A Disney no le hace gracia que haya visitantes, ni youtubers ni exploradores, pero tampoco parece que haya un control férreo sobre quién accede a la isla. Quienes usan motos acuáticas en los alrededores comentan que no tienen dificultades para llegar al lugar y que pueden bajar del vehículo y estar un rato en las inmediaciones de la playa viendo cómo ha quedado todo. Quizá en el futuro tengamos que añadir otro párrafo a este artículo y hablar sobre la nueva identidad de la isla. Quizá en el futuro Disney haga algo con ella que le permita volver a ser un lugar especial para muchas personas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...