Descubriendo la isla deshabitada de Spinalonga

En Grecia se encuentra una de las islas más originales del mundo, Spinalonga, que se encuentra deshabitada.

isla deshabitada

Grecia es uno de los países con más historia de todo el mundo. De hecho, podemos decir que esta región es la cuna de la historia clásica. Como bien sabemos, Creta es la isla más grande que pertenece a este país y, aunque es un foco habitual de turistas, más allá de sus fronteras se esconde otra pequeña isla, desconocida para muchos que, sin embargo, es considerada como una tierra que cuenta con muchos restos arqueológicos. Nos referimos ni más ni menos que a Spinalonga. ¿Alguna vez habías escuchado su nombre? Si eres un amante de la historia, de las tradiciones y de la antigüedad, te recomendamos que visites esta isla perdida de Grecia. Apúntala en tu lista de lugares que no debes dejar de visitar. ¡Es realmente espectacular!

Lo que debes saber sobre Spinalonga

Spinalonga es una pequeña isla que pertenece a Creta, en Grecia. Se encuentra situada entre el mar Egeo y el mar Mediterráneo, lo que hace que la situación de esta isla ofrezca a los visitantes unas vistas extraordinarias donde la naturaleza y las bellas aguas son sus principales ingredientes. Cuenta con algo más de 8 hectáreas de superficie y, desde hace siglos, es un terreno muy significativo para los ciudadanos de Creta.

Spinalonga, que se encuentra en el conocido golfo de Mirambello, es una isla que en la actualidad está totalmente deshabitada. Hace muchos años que nadie vive allí, sin embargo esto no ha sido problema para seguir conservando sus restos arqueológicos y la urbe de antaño en muy buenas condiciones. Aunque en la antigüedad formaba una península, debido a las guerras y a la necesidad de los ciudadanos de entonces por tener una mejor defensa de la zona, se decidió separarla de Creta formando lo que es la isla tal y como la conocemos hoy en día.

Una isla cargada de historia

Para conocer en profundidad la isla de Spinalonga tenemos que remontarnos a épocas muy antiguas. Por aquel entonces, Spinalonga formaba parte de Creta. Corría el siglo VII y la unión de estas dos regiones, que conformaban una pequeña península, dificultaba la entrada de los piratas que merodeaban por las aguas del Mediterráneo. Creta y Spinalonga unidas eran una barrera prácticamente infranqueable, por lo que la defensa de estas tierras era reconocida en muchas partes de la región. Sin embargo, con la llegada de los venecianos a Spinalonga en el siglo XVI, esta isla se separó de Creta, eliminando así la península que hasta entonces formaban ambos terrenos.

Con esta separación, el principal objetivo de los venecianos era mejorar la defensa de estas tierras teniendo en cuenta que los otomanos habían irrumpido con fuerza en la región apoderándose de otros terrenos. De esta manera, en el año 1579 se construyó alrededor de la isla una renovada fortaleza, cuya principal particularidad es que contaba con más de 30 cañones. Fueron alrededor de 6 décadas las que estuvo Spinalonga sobreviviendo a los ataques de los otomanos, aunque finalmente en 1715 esta isla cayó ante el gran Imperio.

Si seguimos haciendo un recorrido por la historia de Spinalonga daremos un salto hasta el año 1904, cuando se pudo expulsar a los otomanos de estas tierras. Entonces las autoridades de Grecia decidieron darle un nuevo uso a la isla y fue allí donde enviaron a todas las personas que estaban enfermas de lepra. La isla se convirtió en una gran leprosería y se le empezó a conocer popularmente como la isla de los marginados. Se utilizó para este fin hasta 1958 y después poco a poco quedó deshabitada.

casas en ruina

Spinalonga en la actualidad

Actualmente Spinalonga es una isla en la que no conviven las personas y nadie habita estas tierras, aunque es cierto que son muchos los turistas los que van a visitarla a lo largo del año. De hecho, hoy en día es una de las atracciones turísticas más importantes de Creta debido a todos los restos arqueológicos que alberga. Si visitamos Spinalonga nos encontraremos casas abandonadas de la época, empinadas calles con vistas inmejorables y cómo no, una gran fortaleza a su alrededor. No cabe duda de que pasear por Spinalonga es trasladarse a la época más antigua y empaparse de toda la historia que esconde esta particular isla griega.

Tal es la popularidad de Spinalonga que ha servido como inspiración para recrear numerosas novelas y series de televisión. Una de las más conocidas es La Isla, serie que fue emitida en la televisión griega y que tuvo un gran índice de audiencia. Una serie que tuvo como base el libro The Island, que escribió en su día Victoria Hislop, famosa autora de Reino Unido.

Spinalonga es, tras Knossos, una de las islas más visitadas de la región, motivo por el cual los turistas tienen la posibilidad de conocerla entre los meses de abril y octubre, estando abierta al público en horario de 08:30 a 15:30 de la tarde por un precio de 6 euros. En la época invernal permanece totalmente cerrada. Para llegar hasta allí tendremos que hacerlo en un barco que puede salir desde Plaka, una localidad cercana o, si lo preferimos, desde el puerto de Agios Nikolaos.

Foto: herbert2512herbert2512

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...