Cádiz vive de sus costas

Las diferentes poblaciones gaditanas disponen de muchos atractivos. Desde legados históricos, edificios centenarios o paraísos para los amantes de la playa y los deportes acuáticos

Junto con la crema protectora, la toalla y el bañador, los hoteles de playa forman parte del póquer irrenunciable de nuestras vacaciones veraniegas. ¿Porque os imagináis un verano sin ese olor tan peculiar a salitre y ese sonido maravilloso de las olas acariciando la orilla? Qué ganas tengo ya de llegar ya a mi destino en la costa gaditana. Porque esta vez no voy a limitarme a una población, sino que con un coche alquilado iremos a varias localidades de la provincia de Cádiz, ya que me han recomendado recorrer esta zona de la costa andaluza.

Imagen del Campeonato del Mundo de Kitesurf celebrado en Tarifa

La idea es recorrer en un día la ciudad de Cádiz como punto de partida y de allí ya visitar varias poblaciones. Lo que más me llamó la atención de la capital de la provincia es que tiene dos catedrales, siendo como es de unas dimensiones reducidas. Pero es que además, la catedral más reciente, creada tras más de 115 de años de construcción, destaca mucho en el skyline gaditano por su cúpula dorada y que es una mezcla de estilos: barroco, rococó y neoclásico; mientras que la antigua, situada en el barrio del Pópulo ha visto cómo se ha tenido que reformar en varias ocasiones por sufrir varios derrumbamientos.

Dejando la capital gaditana, nos dará la bienvenida Conil de la Frontera. Aunque aún dudamos si pasarnos antes por la vecina Chiclana de la Frontera, ya que recientemente se han descubierto unos restos arqueológicos que podría poner fecha a su creación hace nada menos que 3.000 años en manos de los fenicios. De Conil es completamente irrenunciable descansar en sus espectaculares acantilados que preceden algunas de las mejores calas no solo del cabo de Roche sino del mediterráneo andaluz. Aunque si hablamos de playas con fama turística, imprescindible bañarnos en las aguas de las  maravillosas playas que nos regala Los Caños de Meca.

No hay que irnos muy lejos de esta zona, ya que teniendo como referencia el faro del cabo de Roche, se nos presentan nada menos que ocho kilómetros de playas de arena blanca y salpicada de algunos restaurantes, coquetos pero agradables, dónde poder probar uno de los mejores pescados de nuestro país. Y qué decir del paraíso terrenal que significa para los amantes de los deportes acuáticos como el windsurf o el surf, Tarifa. Esta población gaditana está entre los lugares de peregrinaje obligado para este tipo de deportistas que disfrutan de un fuerte viento, ideal para crear grandes olas y para volar con sus tablas de windsurf.

Fotografía: Adriano Morán

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...