Ataques de tiburones recientes en las Islas Whitsunday

Dos personas han sido atacadas por tiburones en las famosas Islas Whitsunday de Australia, una zona muy turística.

Ataque de tiburón

Las alarmas han sonado para el turismo en Australia al descubrirse en los últimos días que se han producido dos ataques de tiburón en las Islas Whitsunday. Los incidentes han sido independientes, lo que preocupa todavía más por si se pueden llegar a producir más situaciones similares. En lo único en lo que coinciden ambos incidentes es en que se han sucedido en el mismo lugar: Cid Harbour.

El atractivo de Cid Harbour se debe principalmente a la forma en la que las playas bañan toda la localización, creando el típico escenario de película donde es posible desconectar de cualquier tipo de presión o estrés.

Desde semanas atrás no se producía ningún ataque similar por parte de tiburones y que hayan ocurrido dos en menos de 24 horas ha puesto a las autoridades en alerta. También se ha avisado a los bañistas de la situación para que tengan cuidado con posibles incidentes similares, que al menos por ahora no han producido ninguna muerte.

El primero de los tiburones atacó a una mujer de 46 años y el segundo atacó en la pierna a una niña de 12 años, causándole una herida muy grave que fue tratada de inmediato en el hospital cercano con una cirugía de urgencia realizada por los especialistas del Mackay Base Hospital. En ambos casos las víctimas están en situación crítica debido a la ferocidad del ataque de los tiburones, que no suelen tener compasión en el momento en el que algún factor les lleva a iniciar una ofensiva.

La zona de Islas Whitsunday siempre ha estado relacionada con los ataques de tiburón y una buena demostración de ello es cómo a lo largo de este año 2018 se han registrado 33 casos. De todos los incidentes se han producido dos víctimas mortales, factor que ha llevado a que las autoridades de la región intenten patrullar y tener más controlados a los tiburones, aunque aparentemente no están realizando un trabajo tan exhaustivo como se pensaría.

Como los responsables de la región no quieren que estos incidentes vuelvan a producirse, han pensado en instaurar en el agua un sistema de control con boyas que evitará a los tiburones más grandes. De esta forma al menos se podrán evitar más ataques y que así la zona no obtenga una mala imagen que podría derivar en la reducción del volumen turístico que recibe todos los años. Por lo maravilloso de su entorno, las Islas Whitsunday merecerían no sufrir incidentes para que mantengan su status de popularidad entre los viajeros.

Vía: bluegroper

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...