Acantilados, playas y gastronomía en Conil de la Frontera

En Conil de la Frontera encontrarás acantilados a pie de costa que configuran calas espectáculares. También podrás disfrutar de playas más extensas bañadas por el océano Atlántico, aptas para la práctica de todo tipo de deportes náuticos. Además, los amantes de la naturaleza podrán disfrutar de rutas y senderos por los acantilados.

La costa gaditana acoge una las poblaciones turísticas con más encanto. Un lugar donde sobrecogedores acantilados se alzan majestuosos sobre playas y calas únicas. En esta población costera, no encontraremos construcciones a pie de costa, a diferencia de otros conocidos pueblos costeros. Y es que este lugar ha conseguido mantener un estado de conservación prácticamente virgen a pesar del paso del tiempo y el empuje de la modernidad.

Estoy hablando de Conil de la Frontera. Hace un rato unos amigos me acaban de comentar que están buscando hoteles en Conil para pasar sus vacaciones. Después de hablar con ellos me he puesto a buscar información sobre este destino, y realmente no esperaba encontrarme con un destino tan peculiar en la conocida costa andaluza.

Acantilados al borde del mar

Acantilados al borde del mar

Conil posee una costa singular, ciertamente llamativa, pues como os comentaba hace unas lineas, los acantilados recorren la costa desde la preciosa playa de Fuente del Gallo hasta la vecina población de Chiclana. Sin embargo, además de estas encantadoras calas encontramos también amplias playas con inagotables extensiones de arena. Playas tranquilas y extensas bañadas por el océano Atlántico.


Por todo esto, Conil de la Frontera es un lugar muy adecuado para la práctica de diferentes deportes náuticos, entre los que destacan la vela y el submarinismo. Las autoridades de la zona, conscientes de este importante atractivo turístico, han proporcionado buenas infraestructuras para la práctica de estos deportes.

Playa del Gallo

Playa del Gallo

Hay que decir que los acantilados de Conil no sólo conforman calas espectaculares, tranquilas y apartadas del bullicio. También son una fuente de atracción para los amantes de la geología y de la naturaleza. Dentro de los lugares de interés de esta población marítima, destaca el monte Dehesa de Roche, conformado por una gran diversidad de ecosistemas naturales de interés botánico, faunístico y ecológico. Es un monte de suave orografía con múltiples senderos que propician las actividades turísticas y deportivas.

Precisamente mis amigos me han comentado que una de las cosas que piensan hacer es una ruta en bicicleta por los acantilados. Después repondrán fuerzas con una buena urta al horno, una de las recetas marineras típicas de Conil, o con cualquier otro clásico de la gastronomía del lugar. También se darán un buen paseo por la población para ver si consiguen dar con alguna de las alfarerías tradicionales gaditanas. Y si no, se conformarán con adquirir alguno de los exquisitos quesos del lugar. Espero que al menos me guarden un trocito para cuando vuelvan.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...