Una exposición convierte Hong Kong en un videojuego

Hong Kong da la bienvenida a una exposición pixelizada con la cual el artista callejero Invader comparte su talento con el mundo.

Exposición en Hong Kong

El gobierno de Hong Kong ha demostrado saber aprender de sus errores. Hace un tiempo el artista anónimo Invader desplegó a lo largo de la región una serie de obras artísticas pixeladas representando a algunos de los videojuegos más famosos de la historia. Pero las autoridades reaccionaron con rapidez y, descontentas por la iniciativa, decidieron retirarlas. En pocos días la mayor parte de las obras de Invader habían desaparecido de las calles y se habían perdido en el olvido.

Ahora Invader ha vuelto a Hong Kong, pero lo ha hecho colaborando de manera oficial con las autoridades, lo que le asegura que ahora sus obras no volverán a desaparecer. Para mostrar su talento se ha habilitado un espacio en una galería de Hong Kong, mientras que algunas de sus obras también están en las calles.

El artista se beneficia del estilo pixelizado de los 8 bits para compartir con todo el mundo su inquietud por la forma en la que ha influido el mundo de los videojuegos. La exposición dispone de una amplia serie de obras que son muy variadas, no solo contando con personajes reconocibles, sino con formas atractivas.

En honor a uno de los personajes más conocidos de la historia de Hong Kong, la obra de Invader también incorpora la presencia de un homenaje a Bruce Lee, el conocido artista marcial que está representado como si fuera el protagonista del juego Kung-Fu Master. Todas estas obras se encuentran concentradas en un núcleo con el cual el artista quiere que los fans de su arte puedan conectar con lo que ha creado de una manera distinta. La exposición recibe el nombre de Wipe Out y no solo cuenta con nuevas obras que han sido creadas para la ocasión, sino también con algunos trabajos que tienen en cuenta modelos previos del artista.

Invader habla de cómo cree que el arte callejero es el arte de una nueva generación, un tipo de manifestación artística que no tiene límites y que nunca acaba. Es parte de una nueva forma de entender las cosas y de trabajar para compartir con todo tipo de personas el estilo más puro y fresco. El artista está muy contento por el resultado conseguido y por cómo sus obras han llegado a todo tipo de rincones de Hong Kong. Le encantan los videojuegos y figuras como los Space Invaders y Pac-Man se han convertido en formas habituales del universo de su arte.

Vía: Hong Kong Contemporary Art

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...