Un túnel en Aragón donde puedes tomar el sol

Los rayos del sol atraviesan un túnel de Aragón, pero solo en dos momentos del año coincidiendo con los equinoccios.

Túnel Valdealgorfa

Es curioso cómo en algunos lugares del mundo somos capaces de encontrarnos con fenómenos naturales que rompen con el orden de lo establecido. Es el caso de Aragón, más exactamente de Valdealgorfa, en Teruel, donde se encuentra el que es considerado uno de los túneles más extraños del mundo. Eso sí, solo es «diferente» dos veces al año, mientras que el resto del tiempo es, simplemente, otro túnel más.

Estas dos veces a lo largo del año en las que el túnel se muestra de una forma distinta a las demás no llegan sin previo aviso, sino que coinciden con momentos específicos que es fácil esperar. Se trata de los equinoccios. Tanto en el de primavera como en el de otoño, el túnel de Valdealgorfa cambia de forma radical para dar la bienvenida a la luz del sol y transformarse en uno de los pocos túneles del mundo donde, si tenemos suerte, podemos tomar el sol. No es que el tiempo que el sol está en el túnel sea demasiado amplio, por lo que la acción de tomar el sol se reduce drásticamente a solo unos segundos.

Pero eso no impide que podamos decir que, de forma indudable, el túnel de Valdealgorfa recibe los rayos del sol y que entran de un extremo y salen por el otro. El fenómeno es cuanto menos interesante y capta la atención de muchos turistas.

Si pensáis en visitar Valdealgorfa la próxima vez que se produzca un equinoccio tendréis que estar muy al punto de la mañana para no perderos el fenómeno, que se acaba representando de forma más o menos impactante dependiendo del estado del clima en ese momento. Algunos años los rayos del sol han atravesado el túnel de forma muy lumínica, mientras que en otras ocasiones todo ha sido un poco menos impactante. Depende mucho de las condiciones, así que en ese aspecto por mucho que crucemos los dedos poco tendremos que hacer.

No hay otro tipo de túnel en España en el cual ocurra este fenómeno. Sí se pueden ver túneles similares en distintas partes del mundo, pero no tan accesibles como viajar a esta parte de Aragón. La distancia del túnel, por otro lado, es considerable, dado que son más de 2 kilómetros, lo que ayuda a que el paso de los rayos del sol por su interior haga un trabajo todavía más atractivo. Por eso si tenéis la oportunidad, os recomendaríamos que alguna vez lo podáis ver con vuestros propios ojos.

Foto: NOAA Photo Library

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...