The Dark Hedges, un túnel de fantasía en Irlanda

Las ramas de las hayas de The Dark Hedges se conectan entre sí formando un misterioso túnel de una inmensa belleza. Son una visita muy popular en la Irlanda del Norte rural.

El túnel de hayas en Irlanda del Norte

El protagonista de la película, en su camino al castillo cuya princesa está atrapada por el dragón, se encuentra ahora en una encrucijada. Debe escoger entre un camino llano, con campos de flores y mariposas, en el que ningún peligro parece acechar. O por el contrario, introducirse en un túnel espeso en el que las ramas de los árboles apenas dejan pasar la luz del sol. Se respira frío e inseguridad, pero también una inexplicable belleza gótica.

Una fuerza interior hace que nosotros, como espectadores, le animemos a tomar el camino fácil. “Toma el de las mariposas, ¡el de las mariposas!”, pensamos. Pero si los protagonistas somos nosotros, si estamos en Irlanda del Norte y si la opción oscura es The Dark Hedges… Mal haríamos en evitarla.

Este camino de hayas se ha convertido en una de las zonas más visitadas del país. El motivo es fácil. Las copas de estos árboles cuentan con una gran densidad de ramas, robustas y de formas dispares. Pese a que las hayas están dispuestas en línea a ambos lados del camino, tal es su frondosidad que se conectan entre sí. Forman así un entramado parecido a un túnel de fantasía, como la puerta de entrada a un mundo mágico.

La responsable de tal belleza fue la mano del hombre. La familia de los Stuart creó este paseo en 1775 para sorprender a los invitados a su mansión georgiana, Gracehill House, hoy convertida en un club de golf y un popular restaurante.

¡Y vaya si lo consiguieron! Se dice que The Dark Hedges sirvió de inspiración al mismísimo Edgar Allan Poe. Y como curiosidad, ha sido utilizado como escenario en algunos episodios de la popular serie ‘Juego de Tronos’.

Por supuesto, no faltan las leyendas relacionadas con espíritus errantes y apariciones fantasmales. La más popular es la de la Dama Gris (Lady Gray), un ser sobrenatural que habita bajo la sombra de las hayas. Detesta la luz del sol, así que desaparece en cuanto las ramas dejan de cubrirle.

Varias personas aseguran haber visto este personaje, aunque su procedencia es confusa. Mientras que algunos aseguran que es una criada de una mansión vecina fallecida en extrañas circunstancias, otros dicen que procede de un cementerio abandonado cercano. El mismo cementerio que está buena mujer visita cada noche de Halloween para invitar a sus compañeros de residencia a pasearse por los Hedges. Toda una procesión espectral.

El único modo de disfrutar de la belleza de este lugar (y de aventurarse a conocer sus espíritus) es viajar hasta pequeña localidad de Armoy, tocando al litoral norte de Irlanda del Norte. The Dark Hedges ocupa un tramo de una carretera local, Bergagh Road. Algunos viajeros aseguran que es difícil encontrar el lugar sin ayuda de un GPS, así que más vale ser previsor.

Foto: horslips5.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...