Los leones relajados en el Parque Nacional Kruger

El Parque Nacional Kruger se encuentra con que un grupo de leones aprovecha que los humanos no lo visitan.

Los leones relajados en el Parque Nacional Kruger

A los leones que viven en las instancias del Parque Nacional Kruger les va a costar volver a la normalidad cuando los humanos que residen en la región salgan de sus casas después de la crisis del coronavirus. Las fotografías que han publicado los responsables de este parque de Sudáfrica nos muestran a los leones disfrutando de la relajación de estar en solitario. Se les ve más tranquilos de lo normal, tumbados en el suelo en medio de los caminos, reinando a la vista de que nadie pasa por allí y de que no hay los ruidos habituales a los que están habituados. Se deben sentir libres por primera vez en mucho tiempo.

Quien les ha hecho las fotos ha sido el ranger del parque, Richard Sowry, que comenta que de forma habitual los leones residen en Kempiana Contractual Park, una de las zonas que están adjuntas a Kruger. Normalmente están allí porque a esa parte los humanos no se acercan, así que pueden estar tranquilos sin ningún tipo de intromisión o situación problemática entre ellos.

Los leones están aprovechando este periodo de tiempo para sentirse más libres, aunque desde el parque comentan que tampoco han cambiado demasiado su modo de vida.

Pero esta es solo una nueva demostración de los casos en los que los animales han recuperado su territorio en las ciudades. Cada vez nos encontramos con más fotos de este tipo o incluso con vídeos en los que animales vuelven a las ciudades al comprobar que la humanidad está desapareciendo de ellas. Hemos visto jabalís, delfines, ciervos, patos… y otras muchas especies que se están armando de valor para volver a lugares que habían abandonado desde hace décadas debido a la presencia de las personas.

La pregunta es qué ocurrirá cuando las personas vuelvan a las ciudades y recuperen la normalidad. Es posible que entonces se les acaben las vacaciones y que vuelvan a sus rutinas. En cierta manera no podemos decir que no haya cierta tristeza en todo ello. Esta es la mejor demostración de cómo los animales nos temen. Pero nos temen por motivos lógicos. ¿Qué pasaría si los delfines nadaran entre nosotros o si estuvieran recorriendo los canales de Venecia? Posiblemente no sería una situación sostenible. Al menos sabemos que este pequeño descanso que la naturaleza le está dando a los animales la están aprovechando al máximo, y nosotros lo disfrutamos con las fotos. Al fin y al cabo, para que el mundo esté vacío mientras nosotros hacemos cuarentena, mejor que lo aprovechen los animales.

Vía: Twitter

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...