La Gran Barrera de Coral pone rumbo a su muerte definitiva

Un experto reputado en el estudio de la Gran Barrera de Coral habla de su serio y grave deterioro.

Gran Barrera de Coral en Australia

La Gran Barrera de Coral es una de las mayores maravillas de la naturaleza que tenemos en el mundo. Se trata del mayor arrecife de coral del planeta y se sitúa en Australia. Durante muchos años el esplendor de esta barrera ha sido más que notable, sin embargo parece que la belleza de la Gran Barrera de Coral y las especies que en esta zona habitan están en peligro. No es una afirmación que digamos nosotros, los expertos marinos lo tienen claro: el cambio climático es uno de los principales causantes de que la barrera australiana presente cada vez peor aspecto.

Sin ir más lejos, uno de los precursores de esta teoría es el científico John Veron, también conocido por su apodo “Charlie”. Este especialista de más de 70 años lleva toda una vida estudiando y analizando la vida de los arrecifes, principalmente en la Gran Barrera de Coral. Desde muy joven, Charlie mostró su interés por el mundo marino y por la naturaleza en general y es por ello que se ganó este apodo en homenaje al gran Charles Darwin.

Muchos lo denominan “el padrino del coral” y no es para menos teniendo en cuenta que Veron lleva más de 40 años buceando en estos arrecifes. Aunque su andadura comenzó en la década de los 60, a medida que ha ido avanzando el tiempo ha podido notar como los corales de la Gran Barrera se están deteriorando y muchas especies marinas está sufriendo las consecuencias devastadores de este cambio climático al que está sometida la atmósfera. Teniendo en cuenta esta evolución negativa, Charlie tiene claro que podemos estar ante una catástrofe planetaria y que, de no poner soluciones inmediatas, puede que en un futuro la Gran Barrera de Coral desaparezca por completo.

Para poder entender lo que está ocurriendo con la Gran Barrera de Coral hay que tomar como base las teorías de este experimentado científico. Veron comenzó a bucear por estos arrecifes a finales de los años 60 y, aunque en ese momento notó el esplendor, la belleza y sobre todo la vida de estos corales, poco a poco conforme iba analizando la barrera con mayor asiduidad, se dio cuenta de que el cambio climático estaba haciendo mella en ella. En sus comienzos se mostraba escéptico sobre esta teoría, sin embargo 20 años después, en la década de los 80, tuvo claro que este cambio climático era muy perjudicial para estos arrecifes.

Vida en la Gran Barrera de Coral

Lo supo porque los corales ya no presentaban el mismo aspecto, habían disminuido en número y muchas de las especies marinas que habitaban en esta zona estaban muriendo. Tanto fue así que a principios de los 90 Veron explicó que el cambio climático estaba teniendo un gran impacto negativo en los arrecifes, principalmente a causa de las emisiones de carbono que existían en el planeta. De igual modo, la Gran Barrera de Coral no era la única afectada, otros puntos del mundo en el que podemos encontrarnos arrecifes también estaban sufriendo estas consecuencias.

Aunque los corales son los que están sufriendo en mayor medida este impacto, es cierto que las especies marinas tampoco se quedan atrás, puesto que muchas de ellas establecen su hábitat alrededor de estos arrecifes. Si estos van desapareciendo poco a poco es lógico pensar que las especies también lo hagan de forma progresiva. Para Veron estamos entrando en una etapa de caos ecológico y, a medida que avanzamos en el tiempo, la cosa va a peor. Además de las emisiones de carbono, también hay que tener en cuenta las olas de calor que han azotado con fuerza estas aguas, lo que ha provocado que el cambio climático sea aún más acusado, unas olas que se produjeron recientemente, entre los años 2016 y 2017. Debido a este fenómeno, Veron se dio cuenta de que prácticamente la mitad de los corales de la Barrera estaban afectados, al igual que en otros puntos del planeta.

Ya lo predijo años antes de que ocurrieran estas olas de calor, en 2009, cuando dio una conferencia en la Royal Society de Londres, charla que tenía por título “¿Está la Gran Barrera de Coral en el corredor de la muerte?” Lo cierto es que desde los años 90 los océanos de todo el mundo están sufriendo las graves consecuencias del cambio climático, un impacto que cada vez es más pronunciado y que se está cobrando miles de especies. Quizá en la Gran Barrera de Coral todo esto se note mucho más debido a que se trata de un ecosistema único en el mundo donde los arrecifes son los principales protagonistas.

Belleza de la Gran Barrera de Coral

¿Hay soluciones para aminorar este impacto?

Como hemos comentado, la principal causa por la que se está produciendo un deterioro en la Gran Barrera de Coral es la emisión masiva de carbono, emisiones que tienen su principal punto de origen en la quema de carbón. Dichas emisiones cada vez llegan a la atmósfera con mayor asiduidad, lo que provoca que los arrecifes de todo el mundo se encuentren en una situación complicada. Además, las acciones del ser humano tampoco están ayudando demasiado, por lo que de seguir así puede que nos carguemos este maravilloso ecosistema.

El problema radica en que Australia se convirtió el pasado año en el primer país exportador de carbón en todo el planeta, lo que hace que la Gran Barrera de Coral sea una de las zonas más perjudicadas. Teniendo en cuenta esta situación, a principios de este año el gobierno australiano aprobó una serie de medidas para poder hacerse cargo del problema cuanto antes. De hecho, se han destinado alrededor de 400 millones de dólares en fondos para apoyar a aquellos proyectos que tengan como objetivo salvar la Barrera y las especies que en ella habitan. Muchos piensan que estos fondos no son suficientes, otras sin embargo comentan que no se está haciendo un buen uso de ellos. En cualquier caso, la mayoría de científicos, como Veron, coinciden en que contar con una financiación como esta para ayudar a la Gran Barrera esa más que necesario y que los especialistas en arrecifes van a hacer todo lo posible para aminorar el impacto del cambio climático en esta zona natural.

Como decíamos, Veron es un científico muy reputado en este campo debido a que toda su vida se ha dedicado a estudiar los arrecifes. Fue el primer científico en el Instituto Australiano de Ciencias Marinas y gran parte de su trayectoria profesional ha estado ligada a la investigación de los corales y las especies que habitan en la Gran Barrera. En la actualidad, a sus 73 años ha dejado a un lado esta faceta, pero sigue trabajando de forma independiente desde su pequeña casa rural, bautizada con el nombre de Rivendel.

Está casado en segundas nupcias con Mary Stafford-Smith, reconocida bióloga experta también en los corales de 60 años de edad y de nacionalidad británica, con la que tiene dos hijos. Aunque Veron cuenta con un hijo más mayor, de un matrimonio anterior. La vida de Veron siempre ha estado ligada a los arrecifes de coral, es por ello que debido a su gran experiencia y conocimientos en el tema se ha convertido en una figura referente en el sector, ganándose la admiración de muchas personalidades como Richard Leck, jefe de Océanos de WWF Australia, quien lo ha denominado como una figura legendaria.

Vía: CNN

Foto: alicia3690csharkersteinchen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...