Vivimos un fin de semana de lujo en el Asia Gardens Hotel & Thai Spa

Un espectacular resort de lujo nos espera en la localidad alicantina de Finestrat, recorriendo lo mejor de la cultura y tradición asiática y con servicios de alta gama para todos sus clientes

caras-angkor

Hoy os contamos una experiencia que hemos vivido en primera persona en Dondeviajar.es durante el pasado fin de semana. Como si nos transportáramos en un instante a un complejo de lujo en la exótica Tailandia o a un recóndito refugio del descanso al lado de una paradisíaca playa balinesa, hemos tenido la fortuna de alojarnos durante tres días en el espectacular Asia Gardens Hotel & Thai Spa situado en la pequeña población alicantina de Finestrat. Sí, como lo oís, en plena Marina Baja y al lado del Mediterráneo hemos podido sentirnos como si estuviéramos a miles de kilómetros, con el mismo ambiente, clima, entorno, gastronomía, servicio o sensación de evasión. Nos encontramos ante uno de los hoteles de lujo más exclusivos en España, perteneciente al selecto grupo de alojamientos del país que forman parte del Leading Hotels of the World. Y no es para menos, porque la experiencia ha sido realmente gratificante, placentera, personalizada y relajante.

Dormir en Bali al lado del Mediterráneo

Uno de los elementos que más valora y espera alguien a su llegada a un hotel es la habitación. Si algo comparten los ocho tipos de habitaciones del Asia Gardens Hotel & Thai Spa es que todas se pueden considerar de lujo. Nosotros nos quedamos maravillados con nuestra habitación Deluxe, doble y con decoración balinesa. Nos sentimos amplios (solo hay que decir que la cama era de 2 por 2 metros, como todas las del hotel) y muy confortables, contamos con una gran terraza y comodidades como por ejemplo las sábanas de algodón de 300 hilos, televisión LCD de 32″, Home Cinema, equipo de música HD, Internet o caja de seguridad. El baño no escatimaba tampoco en detalles como la encimera doble, ducha y bañera y cosméticos de calidad para cuidar nuestra piel durante la estancia.

A las habitaciones Deluxe siguen otras siete opciones más (Deluxe Superior, Suite, Suite Deluxe, Suite Deluxe con bañera hidromasaje, Suite Deluxe Jakarta, Suite Deluxe Langkawi y la de máxima exclusividad, la Suite Deluxe Presidencial). Por citar algún aspecto de la Suite Deluxe Presidencial, los 112 metros cuadrados de la habitación incluyen salón, aseo de invitados, cocina balinesa, dosel en la cama y servicios incluidos como el servicio de habitación 24 horas o el acceso a la zona Thai. Creo que no se puede pedir más…

Habitacion-AG

Clima de lujo, bienestar total

Uno de los aspectos que más nos ha sorprendido durante la estancia es el microclima que vive el hotel, considerado por la OMS como uno de los más saludables del mundo. Su ubicación entre la Sierra Cortina y la montaña Puig Campana, junto con la cercanía del Mediterráneo, hace que las temperaturas se mantengan muy suaves y agradables a lo largo de todo el año, y con un nivel de lluvias inferior al de sus alrededores. Para que os hagáis una idea, nos comentaron que la temperatura media durante todo el año es de 22º, sin duda ideal. En estas fechas de otoño nosotros hemos disfrutado de un clima totalmente suave, diría que perfecto.

Durante el día podías tomar sin problemas el sol en el solarium o bañarte en la piscina sin pasar frío ni calor. En la zona de Piscinas Asiáticas hay hasta seis posibilidades para los huéspedes. Nosotros optamos por la piscina Zen, que como bien dice el nombre te lleva a un espacio para que te relajes y te evadas de todo. Este ‘altar’ de la relajación se mantiene durante todo el año a 30º y, como os podéis imaginar, lo tiene todo para que el estrés acumulado se evapore poco a poco. Es la piscina más familiar de todo el resort.

Piscina-AG

También mantienen los 30º constantes tres piscinas climatizadas más: la Piscina de las Caras de Angkor, de estilo balinés y para adultos; la piscina de las Flores, para uso exclusivo de clientes alojados en Suites Deluxe; y la piscina del Thai Spa, sólo para los clientes de este servicio. Dentro del hotel están por último las piscinas Langkawi, dos de ellas parte del Thai Club y exclusivas para los clientes de Suites y Suites Deluxe, con lo cual el lujo está asegurado.

Todas las opciones para elegir entre las piscinas del hotel se unen a los servicios del Thai Spa, donde la tradición más ancestral nos transporta a un sinfín de tratamientos que nos aportarán el equilibro y bienestar que necesitamos. Salas de masajes en Tatamis o camillas balinesas, baño turco o servicio de infusiones son algunos de los servicios de la zona relajación. En el terreno de los tratamientos encontraremos masajes tradicionales tailandeses, balineses, corporales, faciales, podales, incluso masajes especiales para mujeres embarazadas. Sólo tienes que elegir entre los diferentes paquetes de servicios del Thai Spa, de uno o varios días, y dejar que la tradición, los profesionales y un entorno único hagan lo demás.

Ocho espacios gastronómicos únicos

Y llegamos al terreno de la gastronomía. Como amantes de la buena comida, hemos podido hacer un buen recorrido por algunos de los platos más exquisitos de la comida asiática aprovechando la amplia oferta del hotel. Las noches del viernes y el sábado cenamos en dos restaurantes del propio hotel. El primer día nos decidimos por el In Black, sin duda el más exclusivo de los ocho espacios gastronómicos del Asia Gardens. Este restaurante de cocina de autor nos ofreció un repertorio de sabores y una perfección de la presentación que nos mostró la alta cocina en su máxima expresión. No puedo dejar de destacar el delicioso tartar de atún que me sirvieron, sencillamente sublime.

El sábado fue el turno de Koh Samui, con más cocina oriental de lujo, atención personalizada y servicios para que el cliente se sienta en todo momento en un espacio privilegiado. De todo lo que probamos me quedo con el Udang Gala, un bogavante al curry con curcuma y leche de coco que te permite disfrutar de lo mejor, un gran producto junto con sabores muy propios de la cocina oriental.

Restaurante AG

Todavía pudimos probar dos lugares más. La comida del sábado la hicimos en el Bar Palapa, en un ambiente más distendido, con cocina mediterránea y disfrutando de la vegetación, exteriores y vistas a las piscinas del hotel.

Para tomar una copa después de los mejores manjares elegimos el Bar Bonsai, que dispone de un espacio Lounge y terraza para mantener el ambiente más agradable posible. El nombre del bar no es casual, pues lo preside un espectacular Bonsai de casi 200 años, el Pinus Pentphyla, que es uno de los elementos más emblemáticos de todo el Asia Gardens Hotel & Thai Spa y un símbolo de la eternidad en China.

Actividades: cultura, tradición, relajación

Por último, el hotel complementa todas sus estancias de lujo y máxima relajación con actividades muy interesantes que puedes elegir para seguir evadiéndote de una forma más activa. Ya os he dicho que somos muy apasionados de la gastronomía, con lo cual nosotros nos decantamos por el Asian Cookshow, un taller de cocina asiática para conocer los estilos y diferencias de la gastronomía china, tailandesa, indonesia o japonesa. Nos sorprendieron con la preparación de un pollo al estilo indonesio. Nos llevamos la receta para prepararla otro día en casa y disfrutarla con toda la familia, ¡esperemos que nos quede igual de buena!

Hay muchas más actividades, algunas más contemplativas y otras, como fue el caso de la nuestra, más activas. Por citarlas brevemente, hay varias actividades relacionadas con la meditación o la energía corporal, como son el Chi Kung, Tai Chi, Yoga, Meditación y Relajación, , Pilates o estiramientos.

Además del Asian Cookshow, en el terreno de la gastronomía también podemos hacer el Té de Media Tarde, una tradición que conserva nuestra energía sin abusar de la cafeína y favoreciendo nuestro descanso cuando llega el final del día. Lo puedes tomar a las cinco de la tarde y se hace una completa degustación.  La otra opción el taller de coctelería, con mezclas muy diferentes a las que conocemos con ingredientes, sabores y fórmulas al más puro estilo asiático.

thai spa

Dos actividades más relacionadas con la cultura asiática son la Ruta Botánica, con una visita guiada a todos los jardines del hotel, con más de 300 especies tropicales en sus 370.000 metros cuadrados. También interesante es la ceremonia Fuente de los Deseos, en la que los huéspedes ponen sobre el agua sus deseos en una vela encendida, cumpliendo con la tradición.

Qué más podemos decir… que si lo que quieres es sentirte a miles de kilómetros de casa, disfrutando de un servicio de lujo a la altura de los mejores resorts del mundo en el que podría ser uno de los viajes que pocas veces haces en la vida, puedes permitírtelo sin desplazamientos, sin jet lag, sin grandes maletas y con mucha menos previsión en este pequeño rincón de Alicante. Una experiencia que sólo podrás entender cuando la vivas en primera persona.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...