Venecia no quiere más hoteles en el centro

El centro de Venecia no tendrá nuevos hoteles para conseguir que la región no sufra tanto los golpes del turismo.

Venecia sin hoteles

Venecia es una de las ciudades con más encanto de Europa. Sus innumerables canales o la belleza de sus calles y monumentos históricos hacen que esta localidad italiana sea un destino habitual entre los viajeros. Precisamente el turismo es el mayor foco económico que tiene la ciudad, pero también es uno de los más problemáticos. En los últimos años el número de visitantes se ha multiplicado, lo que ha terminado haciendo mella en la localidad. Tanto ha sido así que el Ayuntamiento ha llevado a cabo una nueva medida en la que se prohíbe construir más hoteles en el centro histórico de la ciudad.

El motivo ha sido claro. Según Massimiliano Martín, consejero para la Planificación Urbana, Venecia se ha visto masificada con la llegada de tantos turistas y cada vez más los edificios residenciales los están adquiriendo grandes compañías para construir hoteles de lujo donde se puedan ofrecer los mejores servicios a los visitantes.

Tal y como Martín explicó, el acabar con los nuevos alojamientos en el centro es una medida “esencial” para que Venecia vuelva a ser una ciudad para sus habitantes y no tan enfocada al turismo.

Por la falta de viviendas, tan solo en 2016 la población de Venecia disminuyó en casi 55000 habitantes, unas cifras que de no tomar estas medidas podrían acabar con la población puramente veneciana en el año 2030. No es la primera vez que se intenta llevar a cabo iniciativas de este tipo, dado que los habitantes de la localidad han mostrado en más de una ocasión su descontento por la llegada de tantos turistas a la ciudad.

De hecho, no hace mucho algunos venecianos utilizaron góndolas para bloquear el paso a los cruceros colocándolas en el Canal de la Giudecca e impidiendo la entrada a la ciudad. Esta situación también ha provocado que el turismo se reduzca en los últimos meses y tal como apuntaba el Presidente de la Autoridad Portuaria de Venecia, Pino Musolino, con estos actos la ciudad “está perdiendo”. Por todo ello la preocupación por la caída del turismo en la localidad italiana está cobrando importancia.

Venecia no es la primera ciudad europea que toma estas medidas, ya hicieron algo parecido Ámsterdam y Barcelona. Pero la localidad de Italia ha incluido otras más restrictivas. Además de los hoteles tampoco dejarán entrar cruceros que pesen más de 96000 toneladas, ni se podrán abrir restaurantes de comida rápida en ninguna calle del centro de la región.

Foto: JuliaAk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...