Un hotel de Maine nos permite dormir en una cripta

En agosto se inaugura un hotel que permite dormir en la cripta que ocupó un sacerdote durante más de 100 años.

Dormir en una cripta

¿Alguna vez habéis soñado con dormir en una cripta? Nosotros no, pero hay gustos de todo tipo. La buena noticia que tenemos para vosotros es que un hotel en Maine, Estados Unidos, ya permite hacer este sueño realidad. La cripta en cuestión estuvo ocupada por un sacerdote católico durante más de 100 años y ahora ha quedado disponible para todos los interesados en una experiencia distinta y alternativa. No sabemos muy bien cómo se llega a tener la idea, pero lo cierto es que parece que está triunfando.

El hotel se ha construido tomando como base la casa que utilizó el párroco de la iglesia de San Patrick, en Lewiston. El propietario del terreno parece que está muy orgulloso de su idea, indicando que se trata del único lugar en Estados Unidos donde es posible vivir este tipo de experiencia. Y aunque no tiene seguridad completa, también cree que es el único sitio del mundo que ofrece un alojamiento como este. Nosotros no tenemos constancia de otro lugar así, así que no le vamos a llevar la contraria.

Aunque todo es un poco siniestro, el lugar ha sido acondicionado con elementos modernos para que nos de menos mal rollo dormir allí. Tenemos una televisión y una selección de 60 películas de terror, para meternos más en materia.

¿Dónde dormimos? Lo hacemos en un ataúd de pino que ha sido diseñado con un espacio mayor al habitual en este tipo de “lugares”. Hay suficiente espacio para que puedan dormir juntas dos personas sin agobiarse demasiado. Suponemos que la habitación está muy pensada para parejas que quieran vivir al límite, por lo que la cama doble resulta imprescindible.

El cuerpo que descansó en esta cripta fue el del Monseñor Thomas Wallace, que se trató del sacerdote que supervisó la construcción de la iglesia. Se cuenta que quedó tan complacido con la construcción que decidió que, a su muerte, fuera enterrado allí mismo. Falleció en 1907, así que podéis echar cuentas del tiempo que ha pasado. Su cuerpo, lógicamente, ya no se encuentra allí. No se trasladaron los restos del monseñor por motivo de la creación del hotel, sino que fue por el cierre de la iglesia en el año 2009. Desde entonces descansa en el cementerio de la zona.

El derecho para ser el primer huésped de la cripta desde que Wallace estuvo allí se ha subastado en eBay y ha obtenido un precio final de más de 700 dólares, lo que no está nada mal.

Vía: Hotel Crypt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...