¿Son fiables las valoraciones en Yelp de los hoteles Trump?

Yelp protagoniza una gran campaña iniciada por todo tipo de usuarios que atacan las estructuras de Trump.

Trump en Yelp

Decir que alguien simpatiza con Donald Trump y con el conglomerado empresarial que el presidente de Estados Unidos tiene en su nombre es como ponerse una diana para que todo el mundo te tire piedras. Es algo que simplemente no se hace, por respetar el buen gusto. Pero también hay que decir que adoptar un punto de vista radicalmente distinto tampoco es precisamente elegante. Y mucho menos si tiene la intención de afectar a personas que lo más probable es que no tengan nada que ver con las palabras y decisiones del presidente.

Hace unos días Donald Trump protagonizó una de esas declaraciones que todo el mundo querría olvidar de inmediato. Dijo que le preocupaba que la mayoría de los extranjeros que van a vivir a Estados Unidos procedan de países de ***** y no de lugares más respetables como Noruega (fíjate, debe ser un apasionado de los fiordos).

Eso ha llevado a que una gran cantidad de personas del mundo entero entren en Yelp para dar opiniones devastadoras de los distintos hoteles que tiene Trump en su posesión. Las valoraciones, como podéis imaginar, suelen incluir la palabra “de *****” y hacer referencia a las supuestas malas instalaciones.

Desde Yelp han avisado de que ya están trabajando para monitorizar la publicación de comentarios a fin de controlar que no haya opiniones que no sean adecuadas. O dicho de otro modo, que no haya opiniones inventadas o falseadas con el único objetivo de dejar en mal lugar las propiedades de la cadena Trump. No se habla de censura, sino de control de la rabieta que han cogido algunos usuarios al comenzar a publicar estas opiniones.

Como aficionados al turismo y a los viajes estamos de acuerdo con Yelp y con la intención de evitar que se fomente la publicación de comentarios que no son reales. Las críticas están bien y son bienvenidas siempre y cuando sean reales, pero un comentario desproporcionado que deje en mal lugar al personal de un hotel y a los profesionales que trabajen en él evadidos de lo que dice el presidente no debería ser algo que se expandiera. Así que esperemos que esta fiebre por atacar las propiedades de Trump termine pronto y que sea algo que quede en el olvido dentro de poco tiempo. Mientras tanto recomendamos que el quien quiera decir cosas malas del presidente lo haga en respuesta a sus declaraciones y opiniones. De eso siempre habrá algo que decir.

Foto: bones64

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...