Se inaugura en Cuba el primer hotel de 5 estrellas del país

La inauguración del primer hotel de cinco estrellas del país marca un importante cambio de rumbo para Cuba.

Cuba estrena hotel

Las mejoras en las relaciones que han vivido Cuba y Estados Unidos en los últimos tiempos han impulsado que se lleven a cabo iniciativas turísticas de calidad. Y si bien con Donald Trump al frente de Norte América todo podría cambiar de un día para otro, por ahora en Cuba no han detenido sus planes y van a intentar que su nación se convierta en un destino todavía más atractivo para los turistas procedentes de Estados Unidos.

Para ello se inaugura esta semana el Gran Hotel Manzana, que situado en el centro de la capital se convierte oficialmente en el primer hotel de cinco estrellas del país. Está gestionado por la empresa sueca Kempinski Hotels SA y llega con la intención de cubrir la necesidad de un alojamiento de lujo por parte de los viajeros que lleguen a Cuba con un mayor presupuesto. Por supuesto, sus responsables han pensado en todo lo que debe tener el mejor hotel del país y lo han diseñado para que sea el lugar elegido por estadounidenses ricos y millonarios.

Para entender el alcance del proyecto hay que conocer un importante detalle: aunque está gestionado por Kempinski Hotels SA, la propiedad del hotel es del gobierno cubano.

Se encuentra en el Paseo de Prado en un complejo con tiendas de categoría y otros lugares que encantarán al público objetivo al cual está dirigido el hotel. Dispone de lujosas habitaciones, espacios abiertos que permitirán que los huéspedes pasen un tiempo inolvidable y otras propuestas llenas de encanto y lujo. En el tejado se puede encontrar una piscina de diseño que tiene vistas a nada más y nada menos que el parque central de la capital, mientras que en el hotel también hay un lujoso spa en el cual se pueden disfrutar los tratamientos más satisfactorios.

Este hotel marca el inicio de una nueva era para Cuba que pronto continuará con la apertura de nuevos hoteles de similares características. El gobierno está preparando un hotel que estará gestionado por la empresa española Iberostar y otro que lo gestionará la francesa Accor SA. Los tres hoteles ayudarán a expandir la fama de Cuba y acompañarán su desarrollo como nuevo punto turístico de interés. Una circunstancia que no termina de convencer a todos los habitantes de la región, pero que apunta a que en unos pocos años será algo totalmente asimilado. Al menos salvo que Trump tome alguna decisión inesperada.

Vía: Kempinski

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...