Reabrió el tradicional Hotel Villa de France en Tánger

El Hotel Villa de France es un clásico en la hotelería de Tánger que ha reabierto sus puertas hace unos meses, con más esplendor y pompa que nunca. No dejes de conocer uno de los clásicos en alojamiento en la ciudad imperial.

Tánger es un destino atractivo, ubicado en lo más bello del Estrecho de Gibraltar que destaca por ser epicentro de distintas civilizaciones y culturas, con habitantes musulmanes, judíos y cristianos. Es una ciudad que ha sido visitada por cantidad de personalidades y famosos, seducidos por su aire entre místico y misterioso.

Muy cerca de su Zoco, hace poco ha reabierto sus puertas uno de los hoteles más importantes de la ciudad, el Villa de France que tras años cerrado fue reinaugurado en junio último como un establecimiento de lujo.

Este hotel es más que una opción de alojamiento con bonitas vistas a la bahía, es un pedazo de historia de Tánger, por lo que cualquier persona que visite el destino, sea que se hospede o no, debería conocerlo y, al menos, tomar algo en uno de sus bares o comer en alguno de sus restaurantes. El Delacroix sea quizá el más atractivo, por las vistas a la Medina que ofrece desde su terraza y por sus especialidades francesas.

El edificio que alberga el Hotel Villa de France fue construido sobre fines del siglo XVIII, y en el XIX sirvió de residencia al jefe de la diplomacia gala (de aquí su nombre). Ya a principios del siglo pasado, cuando Tánger se convirtió en punto estratégico y atrajo a espías y diplomáticos de todo el mundo, pasó a ser uno de los hoteles más buscados y prestigiosos, un cinco estrellas con todas las letras.

El hotel era uno de los más lujosos y avanzados en la ciudad, por caso, en la década del 30 contaba con teléfono, calefacción central y baño privado, servicios que por entonces eran de la más alta categoría. Fue frecuentado por muchas personalidades conocidas, por ejemplo, los pintores Eugène Delacroix y Henri Matisse se contaron entre sus huéspedes, de hecho, este último pintó en una de sus habitaciones una de sus obras más bellas, Paisaje vu d´une fenêtre.

Tras esta época de esplendor, en la década del 60 el establecimiento perdió su quinta estrella y entró en un período de decadencia. En 2003, y aunque había perdido algo de protagonismo, fue declarado Monumento Histórico. Hoy día es un símbolo en Tánger y se vuelve a mostrar con el brillo que le era propio antaño.

Así que ya sabes, si tienes la oportunidad de volar a esta ciudad imperial marroquí y para olvidar el sufrimiento en el avión, quizás quieras obsequiarte una estadía única y placentera en el renovado Hotel Villa de France que recobra a la vida lo más lujoso del destino.

Foto: Jalilarf

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...