Ámsterdam y su grúa convertida en hotel de lujo

La grúa más emblemática del barrio de NDSM, antiguo astillero norte de la ciudad, se convertirá en un hotel de diseño con suites de lujo. Glamour acorde con la transformación artística del barrio.

Ámsterdam es una localidad muy ligada a la cultura naval. Así lo demuestra el NDSM, situado 15 minutos al norte de la ciudad, y hasta hace algunas décadas el principal astillero de la zona. Allí se construyeron grandes barcos transoceánicos, y sus instalaciones vieron pasar gran variedad de buques de carga y barcos petroleros.

Tras su cierre en 1979, el NDSM cayó en el abandono y la decadencia. Y 20 años más tarde, ya en el nuevo siglo, los artistas descubrieron este magnífico lugar. Bien es sabida la afición de las mentes creativas por todo lo que acumula óxido y dejadez, pero que tiempo antes había sido fuente de riqueza y esplendor.

Ahora el NDSM es un barrio moderno y cultural. Conviven los grafitis en las gradas para buques con las enormes pistas de skate o los contenedores reconvertidos en residencias baratas para estudiantes. Las amplias naves de la zona han sido ideales para empresas dedicadas al diseño, el arte y la creación audiovisual. Y todo junto ha hecho que el NDSM renazca manteniendo parte de su decrepitud, pero bajo ese sello glamuroso que suele esconder lo alternativo.

Y para muestra, un botón. La “grúa 13“, de 50 metros de altura y enormes dimensiones, ha sido durante décadas el emblema de la zona. Ahora este inmensa torre de hierro se está remodelando para convertirse en uno de los hoteles de lujo más pequeños del mundo, pero también en uno de los más agradecidos.

El Faralda NDSM Crane Hotel contará con tres suites de diseño en su interior. También con una terraza panorámica con jacuzzi incorporado. A todo ello se accederá a través de un ascensor, igualmente panorámico, que ofrecerá vistas de ensueño sobre el paisaje. Aquí podéis ver una imagen del conjunto.

Todo en este hotel será de diseño, para no desentonar con la reciente filosofía del barrio. Contará incluso con un estudio de televisión, con vistas al río Ij y al Festival NDSM que se celebra en la zona, y con una sala para eventos musicales, televisivos o cinematográficos.

En definitiva, la decrépita grúa 13 seguirá siendo un emblema, pero cambiará de función. Pasará de simbolizar un pasado de bullicioso trabajo en los astilleros a mostrar un futuro ligado al diseño de bandera. Y por lo que se sabe, la idea será un éxito. Las primeras semanas de andadura del Faralda NDSM Crane Hotel ya cuelgan el cartel de completo.

Foto: Roel Hemkes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...