Molja Lighthouse, un faro noruego convertido en un hotel para dos

El faro de Molja, en la ciudad noruega de Alesund, ofrece un refugio perfecto para dormir con tu pareja.

Hotel faro noruego

Si quieres vivir una experiencia distinta durante tu próximo viaje, dormir en un faro es una opción ideal. Algunas de estas construcciones, tan cruciales para el tránsito marítimo en muchos lugares, han caído en el desuso con el tiempo. Y hay quien ha visto en los faros una oportunidad de transformarlos en el destino perfecto para una escapada romántica. Junto al mar, en un entorno natural indómito, rodeados de calma… Hoy te hablamos de Molja Lighthouse, un faro convertido en un hotel para dos personas en la costa Noruega.

El Molja Lighthouse no es un hotel en sí mismo, sino que pertenece al Hotel Brosundet, un bonito hotel situado en la ciudad noruega de Alesund. Entre islas, canales y corrientes marítimas, el Hotel Brosundet cuenta con 46 habitaciones tradicionales… Y con una habitación muy especial: un faro. La construcción, que antes pertenecía a la ciudad de Alesund, se encuentra a cinco minutos andando de las demás habitaciones del hotel. Se trata de un faro pequeño, de tan solo tres metros de ancho, pero con una historia que se remonta a 150 años atrás. Su pasado y su ubicación son grandes reclamos, pero el reducido tamaño todavía lo es más, ya que proporciona un entorno ideal para una escapada romántica en pareja.

Por dentro, el Molja Lighthouse es tan encantador como por fuera. La planta baja está reservada al baño, mientras que en la planta de arriba se encuentra la habitación circular, con una cama para dos huéspedes. La habitación cuenta con una pequeña ventana, que aporta luz a la habitación y permite unas preciosas vistas de la isla de Godoy y del Atlántico. Según los dueños del hotel, los atardeceres desde el faro son mágicos, así como las noches de tormenta, cuando las olas azotan la pequeña construcción. A pesar de haberse convertido en un romántico hotel, el faro sigue cumpliendo su función de iluminar y guiar a los marineros. Hoy en día está automatizado, pero de noche sigue arrojando luz. ¿Te apetece pasar unos días tranquilos en un refugio romántico y muy distinto? ¡La habitación 47 de este hotel noruego te espera!

Foto / Hotel Brosundet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...