Los robots entran a trabajar en el hotel EMC2 de Chicago

Los robots del Hotel EMC2 de Chicago se ocupan de llevar a sus huéspedes todo lo que soliciten al servicio de habitaciones.

Hotel Robots

La tecnología y en especial la robótica ya no son unas desconocidas en los hoteles y en las atracciones turísticas de todo tipo de ciudades a lo largo y ancho del mundo. En Japón ya hay varios hoteles con robots y ahora estos han llegado a Estados Unidos en el hotel EMC2 de Chicago. En él nos podemos encontrar a dos robots trabajando que se ocupan de pequeñas tareas y que intentan que la estancia de los huéspedes sea absolutamente perfecta.

Los robots en cuestión que tiene el hotel a disposición del público se llaman Cleo y Leo y se basan en un diseño muy clásico a modo de torre en el cual se ha dibujado un diseño de traje que hace la interacción un poco más natural.

¿Qué les podemos pedir a los robots si nos alojamos en el hotel? Si llegamos a necesitarlo podemos llamarles para que nos traigan una toalla extra, porque quizá nos queramos lavar el pelo y lo tenemos tan largo que requerimos una segunda toalla. También podríamos llamarles para que nos traigan botellas de agua mineral a la habitación.

Los robots también se ocupan del servicio de habitaciones general que haremos a través de mensaje de texto o mediante llamada de teléfono. Poco después de hacer el pedido veremos en nuestra televisión (la de la habitación) un mensaje en el que se indicará “Leo ha llegado a su puerta” o “Cleo ha llegado” dependiendo del robot que haya sido enviado a realizar la entrega. Una vez abramos la puerta podremos recibir el pedido y el robot se marchará. La interacción es agradable debido a que si bien su diseño no es humano, sino que más bien parecen papeleras andantes, tienen ruidos incorporados que emulan los de R2D2, el personaje de Star Wars.

Por supuesto, mientras nos movamos por el hotel podremos ver a los robots realizando desplazamientos y entregas, aunque no podremos pararlos para hablar con ellos porque estarán trabajando y tendrán un mensaje en su pantalla donde se podrá leer “disculpe, estoy en una entrega”.

Por lo que se está comentando, muchos de los clientes del Hotel EMC2 están requiriendo los servicios de entrega en la habitación únicamente con el objetivo de ver en acción a los robots, así que en cierta manera sus jefes posiblemente estén muy contentos. En teoría esto debería ser algo bastante común de aquí a unos años a la vista del progreso del sector turístico.

Vía: The Sun

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...