La cadena hotelera Sol Meliá cierra dos establecimientos en Egipto

Los hoteles clausurados son Meliá Sinai y Sol CyreneEs, en cambio permanecen abiertos el Meliá Sharm y el Sol Sharm.

Las revueltas sociales vividas en Egipto recientemente y que terminaron con un gobierno que parecía perpetuo contra la voluntad del pueblo han tenido efectos colaterales muy importantes en muchos otros aspectos relacionados al político y social.

De hecho, muchas son las cadenas hoteleras españolas las que se han visto afectadas por las revueltas sociales y, en muchos casos, se tuvo que cerrar temporalmente algunos de estos establecimientos; con lo cual la tasa de ocupación hotelera ha caído de una manera sin precedentes.

En concreto, la cadena hotelera Sol Meliá, presente en la zona egipcia de Sharm El Sheikh, en la cual posee 4 establecimientos hoteleros, se ha visto obligada a cerrar temporalmente dos de ellos puesto que sufrían “falta de demanda”. Debido a esta situación, se han visto obligados a reubicar a los clientes de ambos hoteles en otro hotel que la cadena tiene en la región para proceder al cierre temporal de aquellos dos.

“A esta zona de Egipto no han llegado los altercados, pero se ha notado la bajada de clientes, por lo que hemos tenido que cerrar temporalmente dos de nuestras instalaciones”, aseguran.

Los hoteles clausurados son el Meliá Sinai y el Sol CyreneEs, en tanto que permanecen abiertos el Meliá Sharm y el Sol Sharm.

Otra de las cadenas hoteleras españolas que se encuentra presente en la zona conflictiva de Egipto, Barceló, mantiene abierto el único hotel que posee la cadena, el Barceló Cairo Pyramids pero con una ocupación “muy baja”, que apenas alcanza el 15%, siendo que lo normal para esta época del año normal es del 75%.

Desde las autoridades de Barceló han comentado que los pocos huéspedes que se encontraban alojados últimamente en el hotel, eran periodistas o empresarios, y que durante los días de revueltas más duros en el hotel temieron por la seguridad de los clientes, del personal y por la integridad del edificio, puesto que se efectuaron “muchos pillajes”.

A la fecha, la situación parece haber vuelto a la normalidad, sin embargo la cadena sigue en alerta y mantiene la cautela por si acaso se generan nuevos incidentes.

Otras cadenas hoteleras internacionales presentes en Egipto, como la francesa Acor, han mantenido abiertos sus establecimientos en ese país aunque, en muchos casos, se redistribuyó a los clientes que se encontraban en los hoteles más cercanos a las revueltas.

Así mismo, Accor ha informado que no está cobrando el coste de reservas adelantadas a los clientes que finalmente no se presentaron el hotel y que, en casos de clientes que han pagado por adelantado, se les ha devuelto el dinero, brindádoles la oportunidad de aplazar temporalmente su hospedaje.

Fuente: NexoTur

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...