Hotel Bellagio, lujo mediterráneo en Las Vegas

El Bellagio es uno de los hoteles- casino más lujosos de Las Vegas, inspirado por supuesto en la ciudad lombarda con el mismo nombre. Su elegante edificio se encuentra frente a un ‘lago Como’ artificial cuyas fuentes ofrecen un espectáculo de agua, luz y música. Es tan impresionante que ha protagonizado varias escenas cinematográficas. La más famosa, el final de Ocean’s Eleven.

Bellagio es el nombre de una ciudad de Lombardía, bañada por el lago Como y considerada una de las más bonitas de la región. Y Bellagio es también el nombre de uno de los hoteles- casino más lujosos de Las Vegas, inspirado por supuesto en esta bella ciudad italiana. Su elegante edificio emula un complejo hotelero de la localidad que toma como referencia, y se encuentra frente a un ‘lago Como’ artificial cuyas fuentes (las famosas Fuentes del Bellagio) ofrecen cada día y a varias horas un precioso espectáculo de agua, luz y música. El conjunto de la estampa es tan impresionante que ha protagonizado varias escenas cinematográficas. La más famosa, el final de Ocean’s Eleven.

Las famosas Fuentes del Bellagio


Este hotel se encuentra en el lugar que hasta principios de los 90 ocupaba el hotel Dunes, todo un referente de la ciudad hasta que los nuevos y deslumbrantes resorts lo convirtieron en reliquia. El encargado de convertir el pasado en presente fue Steve Wynn, presidente de la compañía Mirage Resorts, que inauguró en 1998 el que fue, por aquel entonces, el hotel más caro jamás construido en Las Vegas. Costó 1,6 millones de dólares. Un dinero bien invertido, pues a día de hoy el Bellagio cuenta con Cinco Diamantes de la AAA, el más alto galardón que otorga la industria hostelera norteamericana. Tan inalcanzable que lo obtienen menos del 0,25% de todos los hoteles evaluados.

La categoría del hotel se hace evidente nada más entrar. El techo del lobby está cubierto por 2.000 flores de cristal soplado hechas a mano, obra del reconocido artista Dale Chihuly.  A partir de ahí, un equipo de lo más preparado atenderá al cliente y lo guiará por todo un mundo de servicios. Desde un invernadero con jardín botánico hasta varias piscinas y patios de estilo mediterráneo. Una galería de bellas artes, un campo de golf y, por supuesto, spa, salón de belleza, y varios restaurantes y bares. Aunque, como no podría ser de otro modo en Las Vegas, lo mejor que se puede hacer en el Bellagio es disfrutar de su casino.

Pero más allá de sus fuentes, juegos, hostelería y sus lujosas instalaciones y suites, el Bellagio es famoso por albergar permanentemente un espectáculo del Cirque du Soleil. O debe pronunciarse como la palabra francesa eau, que significa agua. Un nombre que le viene de perlas a un show que se lleva a cabo dentro de una inmensa piscina. Clientes y no clientes pueden disfrutar del espectáculo en pases dos veces al día y en un recinto con capacidad para 3.600 personas.

La experiencia de una o varias noches en el Bellagio está prohibida para quienes no llegan a final de mes, pero tal vez valga la pena probar las más altas esferas del lujo por una vez en la vida. Además, no todo lo que ofrece es solo para clientes. Así que, ¿te animas?

Foto: kashyap_hc en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...