Dormir en un avión sin moverse de tierra firme

Nuestra ruta por los lugares más originales en los que pasar la noche nos lleva hoy hasta Estocolmo. La capital de Suecia no es solo una de las ciudades más bellas de Europa, sino que también es el lugar idóneo para dormir dentro de un avión. ¿Miedo a volar? No te preocupes. El Jumbo Jet hace años que no inicia las operaciones de despegue, por lo que es un lugar 100% seguro para tus fobias y, dicho sea de paso, la mar de acogedor.

Cabina- suite del Jumbo Jet


Instalado permanentemente en el Aeropuerto de Arlanda, el Jumbo Jet es un verdadero avión de 1976 que, tras dejar de operar, se convirtió en un hotel. Actualmente cuenta con 27 habitaciones y 75 camasque garantizan una experiencia magnífica. Sobre todo la suite, situada en la cabina de los pilotos y con magníficas vistas nocturnas al aeropuerto. Los bolsillos menos pudientes también pueden disfrutar de la aventura en una habitación doble o triple con baños compartidos.

Las dimensiones del Jumbo Jet, aunque considerables, no dan para grandes servicios adicionales. Olvidaros de piscinas, spas, gimnasios o grandes restaurantes. Sin embargo, si que cuenta con una sala de convenciones y un café- bar de decoración vintage para el disfrute de sus pasajeros. Además, existe la posibilidad de hacer excursiones por el cercano mundo aeronáutico que rodea al hotel.

El precio de dormir en el Jumbo Jet oscila entre los 45 y los 160 euros la noche, aproximadamente. Un precio asequible para una idea tan original, sobre todo cuando la mayoría de hoteles temáticos del mundo suelen ir asociados al lujo excéntrico.

Además, este particular alojamiento está muy bien comunicado. Y es que, ¿qué aeropuerto de capital no cuenta con una excelente red de transporte que lo comunique con el centro de la ciudad?  El Jumbo Jet es por tanto el punto de partida idea para una excursión al Parlamento Sueco, al Palacio de Drottningholm, a la ópera o a alguno de los maravillosos museos de la ciudad.

Por si eso fuera poco, los más osados tienen la opción de no limitar su estancia al Jumbo Jet. Desde la web del hotel ofrecen ‘packs experiencia’ que permiten pasar la noche, además de en el citado, en otros de los hoteles más peculiares de Suecia. Los huéspedes pueden decantarse por tres opciones: el Tree Hotel, un hotel en la copa de un árbol; el Ice Hotel, un hotel de hielo; o la Sala Silvermine, que permite dormir en una viaje mina a 155 metros bajo el suelo.

¿Te animas a vivirlo (y a dormirlo)?

Foto: Extraída de la web del hotel.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...