Divorce Hotel, hasta que el lujo y el confort nos separen

¿Detestas los divorcios burocráticos y aburridos? ¿Te gustaría que el tuyo fuera especial? Lo normal es que la gente no se tome estas cosas como una fiesta. El fin de un amor, el fracaso de un proyecto común. “Oh, con todo lo que hemos vivido”. Pero si un matrimonio empieza con un bodorrio por todo lo alto, porqué no acabarlo del mismo modo. Al fin y al cabo, un divorcio no deja de ser el inicio de una nueva vida. El rito de paso necesario para empezar de cero y desear que el futuro nos depare algo mucho mejor.


Esta premisa tan optimista es la que defiende Jim Halfens, el emprendedor holandés que ha puesto en marcha el Divorce Hotel. Una iniciativa que no deja de ser lo que su nombre indica. Las futuras ex parejas reservan habitaciones (separadas, obviamente) en uno de los seis hoteles boutique que la firma tiene en Holanda, y el precio de la estancia incluye el divorcio exprés. “Llegan el viernes y les damos todo lo que necesitan para salir el domingo con sus papeles de divorcio”, explica Halfens. Y mientras rellenaban el papeleo, habrán disfrutado de una confortable y lujosa estancia. ‘Vuelvan ustedes cuando quieran’.

El pack de divorcio estándar cuesta entre 2.500 y 10.000 dólares, dependiendo de la complejidad de la ruptura. Así, por ejemplo, si hay bienes de por medio o conflictos de custodia el precio suele ser más elevado. En cualquier caso, Halfens asegura que en el hotel tienen todo lo que la pareja necesita. “Abogados, mediadores, psicólogos…”.

Y aunque la idea se vuelve cada vez más tentadora, no todos pueden disfrutar de ella. “No podemos separar a todo el mundo”, afirma Halfens. Las parejas demasiado agresivas, con demasiados conflictos de por medio, o con un comportamiento infantil tienen vetada al entrada al hotel. Lo cual no significa que no sean atendidos como es debido. “En primer lugar, los invitamos a nuestras oficinas centrales para conversar y les preguntamos sobre su situación. Si es posible, se les reserva plaza en el hotel. Si no es así, se les ayuda con el divorcio tradicional”.

Pese a todo, la idea no deja de ser divertida. Y Halfens se la toma con humor. Tras la ruptura de Demi Moore y Ashton Kutcher, invitó a la pareja a divorciarse en una posible versión norteamericana del Divorce Hotel. No obtuvo respuesta. Pero en cualquier caso, él no se rinde en su camino hacia la fama. Sin ir más lejos, considera que un programa televisivo que contara los entresijos de su curioso hotel sería todo un éxito, y se plantea seriamente el llevarlo a la pequeña pantalla. Así que, ¡quién sabe! Mientras el proyecto no llega a los países latinos, quizás podamos seguirlo por televisión.

Fuente: ABC News.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...