¿Te lías en los aeropuertos? Tenemos unos consejos que te ayudarán

Los aeropuertos pueden ser un poco cargantes, pero tenemos consejos que os ayudarán a moveros por ellos.

Terminal del aeropuerto

Somos viajeros empedernidos pero aún viajando de forma frecuente sabemos que los aeropuertos pueden suponer un enemigo importante para nosotros. Si somos personas que se agobian con facilidad es posible que el ambiente de los aeropuertos nos canse y supere. Por eso hoy queremos ayudarte a que tu estancia en los aeropuertos sea un poco más agradable y que no tengas esos problemas que normalmente relacionamos con el tiempo que pasamos en ellos.

Lo primero es recomendarte que cuanto menos equipaje lleves mucho mejor. Nosotros os diríamos que viajéis con la bolsa de mano y listo, pero no siempre es posible. Otras veces no sabemos cómo hacerlo. Una buena forma de comenzar es ordenar todo lo que meteríamos en nuestra maleta gigante en varios grupos de importancia. Al final vamos metiendo en la bolsa de mano para ver hasta dónde podemos rascar. ¿Y qué tiene que ver esto con el aeropuerto? Pues más de lo que podáis imaginar, dado que si lleváis poco equipaje tendréis más fácil el tiempo en este lugar.

La mayoría de las aerolíneas tienen un proceso de facturación lento, así que si viajamos solo con el equipaje de mano lo haremos todo mucho más rápido y sencillo. De esta forma también evitaremos colas excesivas que nos puedan desesperar.

En el caso de que no te quepa todo en una maleta te recomendamos que la facturación la hagas de manera online. En la actualidad es muy raro que una compañía de vuelos no ofrezca este servicio web. Si tienes que llevarte más de un equipaje tómate tu tiempo y hazlo desde casa. Imprime tu billete de facturación y directamente acércate a la cola en el aeropuerto que esté destinada a ello. Normalmente estas filas suelen ser mucho más rápidas que las de los pasajeros que facturan desde allí, así que de nuevo volverás a ahorrarte mucho tiempo. Haznos caso y factura desde casa.

Llega el momento de pasar los controles de seguridad. La verdad es que últimamente son mucho más exhaustivos debido a los ataques terroristas y a las amenazas que presentan algunos países. Sabemos que esperar a pasar por uno de estos controles puede llegar ser desesperante, por ello te aconsejamos que no viajes con mucha ropa puesta. Si llevas varias capas harán que te las quites todas y perderás un tiempo de oro. Además, tampoco tengas muchas cosas en los bolsillos, solo lo indispensable. Lo mejor en estos casos para agilizar el proceso es que las vayas soltando previamente en las bandejas que están destinadas para ello. Así cuando sea tu turno simplemente tendrás que depositarla en el detector de metales y no tendrás mayor problema.

Otro consejo útil es llevar los líquidos en bolsas precintadas si no quieres perderlos. También es aconsejable que te pongas unos zapatos cómodos, si puede ser sin hebillas. Y si el día de tu viaje prescindes del cinturón tampoco va a pasar nada… ya te lo pondrás cuando llegues a tu destino.

controles en el aeropuerto

Además de estos trucos para pasar rápido el control de seguridad antes de ponerte en una cola echa un vistazo al tipo de pasajeros que se encuentran en ellas. Si ves que hay muchos turistas, familias, personas con grandes equipajes… no te quedes ahí. Las colas en las que suele haber más gente de negocios y/o trabajadores son menos lentas, ya que estos suelen viajar con poca cosa y están muy acostumbrados a pasar las medidas de seguridad rápidamente.

Es evidente que para volar vamos a necesitar un billete de embarque. Aunque puedes adquirirlo directamente en el aeropuerto sin duda es mucho más recomendable llevarlo ya en la mano. Es sencillo, unos días antes de viajar imprime tu billete y podrás dirigirte a la cola de embarque. ¿Para qué perder el tiempo en algo que podemos hacer desde casa?

Por otro lado, siempre que nos subimos en un avión te pedirán toda la documentación necesaria para viajar a tu destino. Algunos lugares necesitan ver tu pasaporte, otros con el DNI basta. En cualquier caso, llévalos actualizados y vigentes. Esto te puede parecer una tontería pero no será la primera vez que nos encontramos con alguien que tiene el pasaporte caducado. Además, te recomendamos que todos estos documentos los tengas bien localizados y puedas sacarlos fácilmente. Hablando de documentación, si eres inmigrante te van a pedir que rellenes un formulario. Como vas a tener acceso a él antes ¿por qué no te entretienes haciéndolo antes o durante el viaje? Tan solo vas a necesitar unos minutos y un bolígrafo y luego cuando llegues al aeropuerto de destino el proceso se agilizará bastante. Un consejo con el tema de inmigración. Procura no vestirte con ropa demasiado llamativa o llamar la atención de forma negativa, dado que serás una diana para los agentes y podrías sufrir un interrogatorio innecesario que hará que el comienzo de tu viaje sea algo desagradable. Evita este mal trago. Sé simpático, educado, complaciente… te irá mucho mejor.

Para las personas que hacéis transbordo en un aeropuerto lo mejor es que compréis billetes que tengan al menos una hora de espera entre vuelo y vuelo. Esto os permitirá pasar los controles de una forma más sencilla y situaros mejor en el aeropuerto en el que tengáis que coger el segundo vuelo. Si se trata de un país que no conocéis y de un aeropuerto en el que nunca habéis estado no estaría de más que os informéis un poco previamente a través de la red. Ahora hay mucha información online sobre la disposición de los aeropuertos y podréis conocer la ruta desde vuestra zona de llegada hasta la zona de salida para que cuando lleguéis ya lo tengáis todo claro. Así mismo, es importante que no os despistéis, porque si se os pasa el segundo vuelo vais a tener graves problemas.

facturar el equipaje

En los aeropuertos de tránsito no suele ser frecuente tener problemas, pero nunca va mal, como decimos, conocer un poco el terreno. Si el vuelo en el que venís ha sufrido un retraso y vais con menos tiempo del necesario, no estaría de más hablar con algún miembro de la aerolínea que vais a utilizar para darles a conocer vuestra situación. Es habitual que ya sean conscientes de este tipo de retrasos, dado que en muchos casos se trata de viajes con parada planificada, pero no viene mal que haya alguien que esté al tanto de que simplemente estáis llegando un poco justos a la puerta de embarque.

Ante todo, y esto es algo que queremos remarcar, es fundamental que cuando estéis en un aeropuerto mantengáis la calma y que miréis bien a vuestro alrededor, dado que la respuesta a vuestra necesidad seguro que se encuentra mucho más cercana de lo que podríais creer. Es frecuente, por ejemplo, que los aeropuertos internacionales dispongan de numerosos letreros e indicaciones que nos marquen todo lo que es posible necesitar. Así que si en vez de dejarnos llevar por el pánico miramos bien a nuestro alrededor sabremos qué hacer en todo momento.

En realidad los tiempos en los que los aeropuertos “daban miedo” han terminado hace mucho y ahora son lugares de tránsito que no suponen ningún tipo de inconveniente para los viajeros. Aunque como decíamos al principio, ni viajando de forma frecuente te acabas por acostumbrar a lo imponentes que resultan.

Foto: samsonovMichaelGaidakikkuru0606

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...