Planes para disfrutar de la Semana Santa en Sevilla

Sevilla es un lugar perfecto en el cual podemos disfrutar de la Semana Santa rodeados de historia y tradición.

Planes para Semana Santa

Estamos muy cerca de la llegada de la Semana Santa y seguro que te apetece hacer algún viaje. En estas fechas no viene nada mal pasar unos días de vacaciones y disfrutar de ellos. Debido a su gran tradición cofrade, Sevilla es un icono dentro de la Semana Santa de nuestro país, con cofradías muy conocidas y en esos días se respira incienso y azahar por todas sus calles. Si hay una ciudad a la que hay que ir en nuestra Semana Mayor esa es la capital hispalense. Pero además de todas las hermandades que puedes ver en esos días, la ciudad andaluza nos ofrece un gran número de rincones con mucho encanto y múltiples actividades culturales que podrás realizar y así disfrutar de la Semana Santa de una forma alternativa. Si quieres informarte de todo lo que podrás hacer en Sevilla durante esa semana toma buena nota de lo que te contamos a continuación.

El principal reclamo: las cofradías

Todos los turistas que van a Sevilla en Semana Santa lo hacen por una razón de peso: ver todas sus cofradías en la calle. La ciudad cuenta con un gran número de hermandades que hacen su estación de penitencia a la Catedral en la Semana Mayor. Sin duda alguna, no hay mejor forma que conocer esta tradicional fiesta para disfrutar de una Semana Santa sevillana. Las calles se engalanan con adornos, los naranjos están en flor y el incienso se respira en cada esquina. Si vas a Sevilla en Semana Santa oirás las bandas por todos lados y vivirás una experiencia única mezclándote con la cultura popular propia de estas fiestas. Debido a la historia de la mayoría de sus imágenes, la Semana Santa de la capital hispalense es considerada una de las fiestas mayores de nuestro país.

Lugares estratégicos

Si además de ver pasos en la calle te apetece conocer un poco más la ciudad, en estos días te lo pasarás en grande porque todos sus rincones están llenos de gente. Para empezar, puedes acercarte a la Plaza del Salvador o darte un paseo por el barrio de Santa Cruz, muy conocido por su arquitectura mudéjar. Así mismo, es un buen momento para ir hasta la Iglesia de San Lorenzo o tomarte una tapa en alguna tasca antigua de Triana. No olvides hacer una visita a los lugares más emblemáticos, como el Alcázar o la Torre del Oro y si te sobra tiempo, te recomendamos que te acerques hasta la Casa Pilatos, un conocido palacio sevillano de estilo renacentista que es un icono de la arquitectura hispalense, además, en este lugar, también podrás ver una magnífica colección de tapices y pinturas que están fechados entre los siglos XVI y XIX.

lugares más emblemáticos

Una visita a los museos

Por su historia y tradición Sevilla cuenta con un gran número de museos repartidos por toda la ciudad. El más famoso es el de Bellas Artes, donde podrás contemplar múltiples pinturas de artistas sevillanos como Velázquez o Murillo, así como esculturas y otro tipo de imágenes. Si eres de los que disfrutan escuchando el buen cante, no puedes olvidar conocer el Museo del Baile Flamenco, situado en pleno centro de la ciudad. Bajo la dirección de Cristina Hoyos, diariamente, muchos artistas pisan el tablao de este museo para deleitar al público con sus actuaciones. Desde el baile al cante más profundo, adentrarse en este lugar es transportarse a la época más dorada del flamenco. Además, aquí también podremos ver una magnífica exposición sobre la historia de este tipo de baile, así como de los vestuarios que se llevaban en cada época. Y de la mano del flamenco llega la tauromaquia, otro de los puntos fuertes de la capital. Ciudad de grandes toreros, también es una visita obligada pisar el ruedo de la Maestranza. La plaza de toros de Sevilla alberga en su interior un gran museo donde podremos hacer un recorrido para conocer los más importantes hechos históricos del mundo del toreo, así como visitar la capilla o el patio de los caballos.

Un momento para relajarse

Con todos los planes que puedes hacer en Sevilla seguro que necesitarás algún momento para descansar, es entonces cuando debes ir al Parque de María Luisa, uno de los más grandes de la ciudad, que también está cargado de historia. El que fuera antaño los jardines de lo que es hoy en día el Palacio de San Telmo, acoge un gran número de especies vegetales de gran colorido y belleza. Con una gran extensión, dentro del parque podrás pasear, tomar un refresco o sentarte a admirar la naturaleza. Pero el mayor tesoro se encuentra en su interior, cuando descubrimos la majestuosa Plaza de España, un edificio arquitectónico único, obra de Aníbal González, que no deja indiferente a nadie. Aquí también podrás relajarte, montando en sus barcas para dar un paseo por las aguas de la plaza.

En la otra parte de la ciudad nos encontramos con el Parque del Alamillo, construido para la celebración de la Expo 92, este parque es famoso por contar con múltiples especies animales que son propias del clima mediterráneo. Largas extensión de caminos verdes, una gran arbolada e instalaciones para practicar deporte y otras actividades, es un lugar idóneo para pasar un buen rato en familia.

Otros puntos de interés

Además de todos estos planes, Sevilla cuenta con más lugares que pueden ser muy interesantes de conocer. Entre otros muchos, tenemos que destacar el Acuario, situado cerca de la Avenida de la Palmera, alberga numerosas especies marinas traídas de todas las partes del mundo. Como reclamo turístico, junto al edificio, se erige una noria de gran altura desde donde se puede ver toda la ciudad, y justo al lado, nos encontraremos con una zona de ocio, con un bar para tomar lo que nos apetezca.

Plaza de España

Si te apetece podemos cruzar el puente y llegar hasta Triana, uno de los barrios más famosos de la ciudad. Conocida en muchas partes del mundo, Triana cuentan con múltiples rincones con gran encanto. Desde el callejón de la Inquisición que desemboca en el río Guadalquivir, hasta la Iglesia de Santa Ana o el Castillo de San Jorge, se trata de un barrio único que debemos visitar si nos vamos a Sevilla en Semana Santa. Un dato más que podemos comentarte de Triana es que alberga el último centro de producción de cerámica de la capital y en su interior, podemos ver un gran número de piezas que fueron creadas por el arquitecto Aníbal González.

Finalmente, otro de los reclamos más importantes de Sevilla es el río Guadalquivir, uno de los más grandes de España, que es navegable en gran parte de la ciudad. Por este motivo, puedes acabar tu visita a la capital, montándote en algunos de los barcos que están disponibles y que te darán un paseo por gran parte del Guadalquivir, para poder conocer Sevilla desde otra perspectiva. Sevilla es una ciudad que proporciona una gran oferta cultural para pasar estos días de Semana Santa, planes de todo tipo con los que poder disfrutar en estas vacaciones y a la vez conocer más las tradiciones de la capital de Andalucía. Si tienes pensado viajar en Semana Santa, apunta Sevilla como tu lugar de destino.

Foto: Luisfpizarrojackmac34bogitw

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...