Guía: Viajar a Singapur con niños

Os damos recomendaciones y consejos que os permitirán viajar a Singapur acompañados de niños.

singapur

El nombre es totalmente exótico y lo primero que llegaríamos a decir es que Singapur no se trata del lugar habitual al que confiamos la diversión de los niños al viajar en familia. Si pensamos en un sitio al que llevarnos a los hijos no pensaremos en Singapur por mucho que sea uno de esos lugares que recordamos con cariño de la serie La vuelta al mundo de Willy Fog. Y podemos decir que por ello estamos muy equivocados, porque Singapur es, sin lugar a dudas, uno de los mejores lugares del planeta para poder disfrutar en familia de una manera muy distinta. En esta guía utilizaremos nuestra experiencia y conocimientos para que vosotros también podáis descubrir Singapur de una manera totalmente diferente a la habitual.

Sentosa

Podríamos concentrar nuestra guía únicamente en este lugar, pero tampoco vamos a ser excesivos con el tema. Pero lo cierto es que esta isla turística, que dispone de una superficie de un total de 5 kilómetros cuadrados, cuenta prácticamente con todos los entretenimientos que podamos desear. Tanto pequeños como mayores nos lo pasaremos en grande disfrutando en un entorno que vive por y para el turista. Uno de sus principales incentivos son las playas, que disponen de un enorme tamaño. De los 5 kilómetros de la isla, unos 2 kilómetros están formados por territorio de playa, así que podéis imaginar la importancia que tiene la arena en la región.

Las fiestas nocturnas será algo de lo que nos tendremos que privar, porque tampoco es cuestión de llevarnos a los niños a ciertos ambientes, pero durante el día las playas serán todas nuestras. Hay una gran variedad de espacio y actividades de las que se puede disfrutar. Las deportivas son las más frecuentes, con grandes oportunidades para practicar cualquier ejercicio que se nos ocurra. Os recomendamos que los niños se instruyan en algún deporte que desconozcan, para que así puedan expandir sus miras.

Como curiosidad, lo que tiene Sentosa para los visitantes son actividades de circuito cerrado que emulan algunas prácticas deportivas que se pueden practicar en el exterior. ¿Tiene sentido? Ninguno, pero es una de las curiosidades de la isla. Por ejemplo, en vez de irnos a practicar el surf a una de las playas, lo que haremos será meternos dentro de un simulador que nos colocará sobre olas de distintos niveles de altura. Lo mismo podemos decir de un simulador en el cual nos introducimos en un túnel de viento. Este tipo de experiencias van a divertir a los pequeños durante un buen tiempo y les ayudarán a quemar adrenalina, lo que hará que por la noche caigan rendidos.


Otra de las propuestas se encuentra en el Underwater World Singapore, un espacio turístico que cuenta con más de 2000 especímenes de una cantidad superior a 200 especies. Si a vuestros hijos les puede resultar mágica la experiencia de nadar con delfines, aquí será el lugar ideal para lograrlo. Ni punto de comparación con esos momentos leves y escasos que proporcionan algunos parques acuáticos de nuestro país para el contacto de los delfines. Este centro está en Siloso Point, donde también podréis encontrar el museo Fort Siloso.

Nos arriesgamos con esta recomendación, porque hay que reconocer que los museos no suelen ser lo que tenemos en mente cuando creamos guías para viajar con niños. Pero este museo nos proporciona algo especial, dado que dispone de una gran cantidad de figuras y representaciones en las que podemos introducirnos en los recuerdos que han quedado grabados a fuego de las batallas vividas en este lugar durante la Segunda Guerra Mundial. Además de estas figuras destinadas a que revivamos momentos clave del conflicto, se respetan armas y objetos de recuerdo de la época, intentando que estén en el mejor estado posible.

Resorts World Sentosa

Hemos empezado hablando como unos locos de Sentosa y nos hemos visto con el agua al cuello a la hora de recomendaros lo mejorcito del complejo de resorts de la zona. Hay demasiada tela que cortar para concentrarlo todo en un mismo apartado sin que os perdáis en el proceso. El Resorts World Sentosa es un complejo de resorts donde podemos encontrar una gran cantidad de hoteles, restaurantes y otros tipos de instalación de los que disfrutar. En especial algunas de las instalaciones están pensadas para su disfrute por parte de familias. Por ejemplo, un hotel muy agradable es el Festive Hotel, que tiene habitaciones para niños en las que la decoración es simplemente espectacular. Para comer tendréis restaurantes de chefs de reputación internacional, así que eso no va a ser un problema. Lo mejor es que incluso con el glamour de estos lugares se piensa en los niños y hay platos también dirigidos a ellos que apuestan por sabores de éxito garantizado.

Dentro del complejo hay varias zonas de tiendas, así que preparad la tarjeta de crédito y por las noches podemos asistir a espectáculos gratuitos. Uno de los más populares es el que recibe el nombre de Crane Dance, en el cual dos pájaros de enorme tamaño aparecen sobre el agua para moverse por medio de acciones robóticas que gustarán mucho a los niños.


Para divertirnos tenemos otras recomendaciones. Por ejemplo, el museo marítimo experimental y el parque acuático Marine Life Park, que tiene la ventaja sobre otros centros similares en contar con una mayor cantidad de atracciones. A los niños les encantan los parques acuáticos, así que no dudéis de pasar un día en él para dejar contentos a los más pequeños. Y si en algún momento veis que se comienzan a aburrir os damos dos últimas recomendaciones. La primera de ellas es el Trick Eye Museum, en el cual nos encontramos con obras artísticas que juegan con nuestra mente y que nos engañan. Es una curiosidad tras otra que disfrutaremos en grupo y que seguro que hace que nuestros hijos se queden impresionados por el trabajo realizado.

La segunda es insuperable: Universal Studios Singapore. No hay ningún tipo de forma de superar la diversión y la emoción que supone visitar este parque temático que está presente en muy pocos otros lugares del mundo. Las atracciones que incluye el parque están divididas por temas y representan en vivo algunas de las películas más famosas de la historia del cine. Algunas de las atracciones y zonas que podremos visitar incluyen las de películas como Los Minion, Jurassic Park, WaterWorld, Shrek o Madagascar.

Una ración de animales

Habiendo paso unos días en Sentosa (o las vacaciones enteras, a la vista de todo lo que se puede hacer), aún tendremos mucho de lo que disfrutar en el resto de Singapur. Como viajamos con niños es fundamental que visitemos el Zoo, que dispone de decenas de especies, algunas de ellas que seguramente no habremos visto en otros lugares similares en el mundo entero. Nuestra recomendación va hacia dos animales en especial. Los elefantes representan uno de estos grupos, sobre todo con el llamativo espectáculo que protagonizan y que no debéis perderos. Durante la sesión descubriremos los métodos antiguos que se utilizan para adiestrar a los elefantes a la hora de ser útiles en el día a día de una manera activa. Por su lado, el otro animal a cual hay que buscar es el tigre blanco, que dispone de ese aire llamativo y elegante, pero a su vez totalmente terrorífico. En total podremos ver más de 2500 animales.


El safari nocturno tampoco nos lo podemos perder. Puede parecer un poco peligroso asistir a este tipo de safari, pero en realidad no existe ningún peligro. Lo que hacemos es visitar el zoo durante la noche, con una iluminación que simula la luz de la luna y que ayuda a que todo parezca lo más parecido a la manera en la que habitan los animales en el entorno natural. Hay seguridad, pero los animales no están enjaulados, sino separados por barreras naturales. Para mayor diversión se suelen organizar espectáculos que nos muestran algunas de las tradiciones principales de la cultura de Singapur.

A los niños también les gustará visitar el Jurong Bird Park, donde hay cientos de pájaros distintos en un entorno que apuesta por representar el estilo de vida de distintas zonas del mundo. Los visitantes pueden disfrutar de distintas zonas, como la de los pingüinos o una nocturna en la cual se ubicarán las especies que viven de noche. También hay una región que está representada por pelícanos y otra donde el paisaje está complementado con bonitas cascadas. Como en los demás parques dedicados a la naturaleza, hay varios espectáculos de los que disfrutar.

Y más diversión

Después de todo esto ¿qué tal montarnos en una noria? Singapur cuenta con una gran noria que una vez arriba nos permite echar un vistazo a toda la región. Si os queda algún rincón que visualizar desde las alturas esta es la ocasión ideal. Mucho cuidado si los niños tienen vértigo, porque no será un tipo de experiencia que les agrade por mucho que les queramos empujar a ella. Alcanza una altura de 165 metros y aunque fue la más alta durante bastante tiempo, ya quedó superada por otra aún más grande situada en Estados Unidos.


Y antes de marcharnos de Singapur, si no lo hemos hecho ya, deberíamos hacernos una foto en el Merlion Park, donde hay unas estatuas muy populares que se convierten en el símbolo principal de One Fullerton. La particularidad del Merlion es que se trata de una criatura mitológica representada por una cabeza de león con un cuerpo de pez, lo que hace las estatuas bastante curiosas. A los niños les hará gracia y seguro que luego se quieren comprar un llavero, una camiseta o cualquier otra cosa con la imagen de la criatura.

Foto: singapur vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...