Guía: Viajar a Sevilla con niños

Reunimos las mejores recomendaciones para planificar un viaje a Sevilla con los más pequeños de la casa.

turismo con niños

Uno de los destinos más demandados por muchas familias que desean viajar y conocer otras partes de España es Sevilla. La capital andaluza resulta ser una ciudad muy atractiva para conocer la cultura del sur de la Península, además de ofrecer múltiples actividades y lugares donde podrás divertirte junto a tus seres queridos.

A la hora de plantearnos un viaje familiar en lo primero que pensamos es en nuestros hijos. Ellos son los principales protagonistas de nuestras visitas a otras ciudades. Por este motivo siempre es recomendable que te informes bien de todas las actividades que la ciudad que va a ser el destino de tu viaje ofrece tanto para ti como sobre todo para los más pequeños de la casa. En este sentido, Sevilla es una provincia que presenta a los turistas muchos planes con los que divertirse. Además, tiene un gran número de lugares que visitar donde os lo pasaréis en grande con toda la familia.

Actividades lúdicas, culturales, históricas… hablaremos de todo y te aseguramos que la ciudad no te va a dejar indiferente, dado que tus hijos disfrutarán mucho en la visita a esta ciudad. Os sorprenderéis por todo lo que se puede llegar a hacer cuando viajamos a Sevilla.

Como hemos comentado, son muchos los lugares que podréis visitar, un gran número de rincones en los que podréis conocer un poco más de la capital de Andalucía. A continuación vamos a recomendarte una lista de todos los planes que esta ciudad te ofrece para que quedes más que encantado con tu viaje y disfrutéis al máximo pasando unos días en la provincia sevillana. Eso sí, tengamos en cuenta que publicamos esta guía teniendo en cuenta los gustos de los niños y esos lugares a los que siempre quieren volver. No os sorprendáis si os acaban pidiendo en el futuro volver a ellos en otro viaje.

Isla Mágica: el parque temático

Si has decidido visitar Sevilla con toda la familia es de obligada asistencia el parque temático de la ciudad, Isla Mágica. Es una de las mejores zonas de entretenimiento para adultos y niños. Desde su apertura en 1997 el parque ha albergado millones de visitantes en los meses que se encuentra abierto, desde marzo a octubre. Es una magnífica propuesta de ocio, pues en él os introduciréis en una isla pirata a la cual tendréis que llegar cruzando el río Guadalquivir. Una vez allí viviréis múltiples aventuras y podréis montar en diversas atracciones.

Existen diferentes partes dentro de la isla, el Puerto de Indias, la fuente de la juventud, la Puerta de América, Amazonia, la guarida de los Piratas, el Dorado… entre otras. Cada una de ellas te ofrece diferentes juegos, aventuras y, sobre todo, atracciones. Pues no todas son para todos los públicos. Aún así, la diversión está más que asegurada y tus hijos se lo pasarán en grande convirtiéndose en piratas por un día.

Destacan también sus espectáculos con varias funciones durante el día, tales como fuegos artificiales, teatros, comedias, proyecciones multimedia… y además a todo ello se suman un gran número de restaurantes donde podréis disfrutar de diferentes tipos de comida. Pizzas, hamburguesas, perritos, tapas, comidas temáticas… tendrás a tu alcance todo lo que te apetezca. Ocio y restauración en una misma zona, resulta ser un plan genial para toda la familia.

Disfrutando de la naturaleza

Además de su carácter histórico y cultural, Sevilla también tiene un gran número de zonas verdes para poder disfrutar de la naturaleza, respirar aire puro y porqué no organizar un buen picnic. Un día en al campo rodeador de árboles y animales resulta ser muy gratificante y seguro y también será divertido para pasar un buen rato con tus hijos. Uno de los parques más populares de la capital andaluza es el parque del Alamillo. Es un clásico entre las familias a las que les gusta pasar un rato agradable y tranquilo. Suele ser muy frecuentado por los sevillanos los domingos, dado que se presenta como un plan alternativo para alejarse del caos diario de la ciudad.

Se trata de un parque de 80 hectáreas que se sitúa a las afueras de la urbe, concretamente en la famosa Isla de la Cartuja. Cuenta con grandes arboladas de diferentes especies que se sitúan alrededor de dos lagos que se encuentran en el interior del parque, cada uno de ellos de varios tamaños conocidos como el Lago Mayor y el Menor.

Además, mientras disfrutas de la naturaleza tus hijos podrán montarse en columpios, practicar deporte (tiene zonas habilitadas para ello) o jugar a lo que les apetezca, puesto que también cuenta con algunos lugares destinados a la práctica recreativa. Si os apetece conocer el parque podréis hacerlo a pie o si lo preferís dar un paseo en bicicleta, dado que tiene un servicio de alquiler de ellas. Encontraréis además numerosas especies de animales, como mamíferos, reptiles, o aves acuáticas, entre otras. Se trata de un lugar donde se realizan también un gran número de festivales y eventos lúdicos, siendo los más conocidos en la época de verano.

Date un chapuzón en Aquópolis

Sabemos que Sevilla, según la época del año en la que la visites, puede resultar una ciudad muy calurosa. Sus altas temperaturas en verano a veces producen cierta apatía a la hora de viajar a conocerla, pero la ciudad también tiene solución para los turistas que deciden visitarla en verano. Es por ello que otro plan que no puede faltarte es pasar un día en el Aquópolis de Sevilla.

Se trata del parque acuático de la capital andaluza y resulta ser un lugar estupendo para daros un buen chapuzón y así afrontar las altas temperaturas sevillanas. Se sitúa en el barrio de Sevilla Este, cercano al Aeropuerto y al Palacio de Exposiciones y Congresos. Allí podréis disfrutar de un día estupendo, muy divertido y sobre todo fresquito. El parque acuático ofrece diversas zonas de agua, piscina con olas, piscinas infantiles… también una gran cantidad de atracciones, ya que está provisto de numerosos toboganes y enredaderas acuáticas para que las risas estén aseguradas. No faltan las zonas de restauración para poder descansar, y parking donde podrás dejar tu coche tranquilamente mientras pasas una jornada agradable con toda tu familia.

Junto a Isla Mágica nunca hay que dudar de ir a Aquópolis, dado que no hay niño que no termine pasando un gran día disfrutando de todas sus instalaciones. Son ese tipo de sitios que divierten tanto a pequeños como a mayores y que gozan de una gran ambientación. Así que si no podéis ir a todos los lugares que os recomendamos no olvidéis que estos dos son muy importantes y de esos que los niños nunca olvidan.

Acuario de Sevilla

Seguimos hablando de agua, pero esta vez vamos a cambiar las piscinas para adentrarnos en el Acuario de Sevilla, situado en un barrio periférico de la ciudad junto al Muelle de las Delicias. Visitar el Acuario es otra actividad que no puedes perderte si has decidido conocer la ciudad de Sevilla, dado que quedarás asombrado con sus instalaciones y con todas las especies que te encontrarás en él.

El Acuario, que abrió sus puertas hace pocos años, cuenta con más de 400 especies acuáticas traídas de diferentes partes del mundo. Tus hijos disfrutarán mucho conociendo una gran variedad de animales marinos. Además, para los más pequeños el Acuario ofrece una especia de gymkana, un recorrido por la zona donde tus hijos se convertirán en exploradores por un día y podrán descubrir los secretos que esconde el Océano Pacífico. Todo ello a cargo del famoso Magallanes. Se trata de una aventura cargada de sorpresas y además una actividad cultural donde también se ofrecen juegos didácticos y muy divertidos. Este es un plan más tranquilo que os hará disfrutar mucho de vuestra estancia en Sevilla.

Un poco de cultura

Como venimos diciendo, Sevilla es una ciudad cargada de historia y de cultura. Es por ello que no debes dejar pasar la oportunidad de acercarte a visitar el Museo de Bellas Artes de la ciudad, el cual alberga numerosas obras de arte, sobre todo de famosos artistas sevillanos como Murillo o Velázquez. Seguro que te encantará introducirte en siglos pasados y conocer todas las obras que este museo te ofrece son muchas y vas a quedarte con la boca abierta ante la majestuosidad de alguna de ellas.

Sin embargo, quizás pienses que esta actividad vaya a ser un poco aburrida para tus hijos. En absoluto el Museo de Bellas Artes de Sevilla también ofrece a los más pequeños de la casa un gran número de actividades específicas para ellos. Juegos, preguntas, acertijos… todo ello con un contenido didáctico. Se les cuenta la historia desde otro punto de vista siempre para que resulte de lo más divertido para ellos. No dudes en visitar este museo, es una ocasión ideal para conocer todas las obras maestras que se encuentran dentro de la segunda pinacoteca más importante de España.

Tripulantes ¡a sus puestos!

Otro de los lugares más conocidos en Sevilla es el Pabellón de la Navegación. Construido para la Exposición Universal de 1992 se encuentra situado al otro lado del río Guadalquivir en la Isla de la Cartuja. Con una fachada que invita a sentirte dentro de un barco en su interior alberga numerosas técnicas, objetos y documentos de navegación desde hace varios siglos.

Te recomendamos que visites este pabellón, porque sentirás en todo momento que navegas por las aguas más profundas, capitaneados por lo más famosos marineros de todos los tiempos. Aquí los pequeños también disfrutarán a lo grande, dado que les esperan numerosos juegos donde pondrán a prueba su conocimiento de la historia de la navegación y de todo lo que les irán explicando durante la visita. Además podrán disfrutar de la visita de una tripulación pirata y montar en diferentes modelos de barcos y conocerlos de primera mano, por lo que se sentirán unos auténticos grumetes.

La visita al Pabellón de la Navegación incluye subir a una torre mirador llamada Torre Schindler dedicada a este arte. Cuenta también con un moderno espacio interactivo dotado de nuevas tecnologías para que los niños puedan ver, oír e interactuar con diversos objetos destinados al mundo de la navegación. Esta visita será una experiencia única.

Metropol-Parasol

Este nuevo monumento conocido popularmente en Sevilla como “las setas” se encuentra en el centro histórico de la ciudad. Se trata de una estructura que alberga en la planta subterránea restos de la antigua Híspalis, donde podréis ver cómo era la ciudad en la época romana. En su parte baja e intermedia ofrece un gran número de bares y restaurantes donde podréis disfrutar de la mejor gastronomía sevillana en un lugar privilegiado. Resulta una zona ideal de descanso para afrontar la última parte de la visita: el mirador. A varios metros de altura, nos encontramos con el mirador desde donde podréis ver la ciudad de Sevilla con las mejores vistas. Casi de pájaro.

Esta visita además de ser cultural también es muy divertida, dado que aquí se ofrecen juegos para los niños donde se les explica la historia de la ciudad, culminando con una vistas inmejorables. En la zona de restauración además del mejor tapeo también se ofrecen restaurantes de comidas que suelen gustarle más a los niños, como pizzas o hamburguesas. Es una visita genial para terminar tus días de vacaciones en la capital andaluza.

Una ciudad estupenda

Sevilla es una ciudad fantástica para pasar unos días agradables y divertidos con toda la familia. Las múltiples actividades que ofrece, así como los numerosos lugares que puedes visitar la convierten en el destino ideal para pasar unas vacaciones todos juntos.

Además de todos estos sitios que te hemos recomendado no dejes tampoco pasar la oportunidad de conocer en profundidad todos sus rincones y barrios emblemáticos como Santa Cruz o Triana. La capital de Andalucía ofrece un gran número de planes para hacer con toda la familia, algunos destinados a los adultos y otros dirigidos a los más pequeños de la casa para que estos también conozcan esta histórica ciudad y lo hagan de una manera única, diferente y cargada de diversión.

Foto: JaimePF55

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...