Guía: Viajar a Roma con niños

Os damos algunas ideas para que podáis viajar a Roma acompañados de vuestros hijos y que os lo paséis genial.

roma-con-ninos

Los grandes viajes acompañados con niños nos pueden llevar a disfrutar de todo tipo de localizaciones a las que quizá antes no hubiéramos mirado con el enfoque infantil en mente. En otros casos os hemos dado ideas para viajar a lugares lejanos en compañía de vuestros pequeños. Hoy cambiamos totalmente el chip y nos dirigimos a Roma, donde tenéis grandes posibilidades de pasarlo bien con los niños. Además, seguro que les convencéis para viajar a Italia cuando les digáis que es allí donde inventaron la pizza (y posiblemente a partir de ese momento ya no quieran comer otra cosa… ¡mucho ojo!).

La historia de Roma en vivo

Uno de los aspectos más interesantes de viajar a Roma es conocer su historia. Son muchos los países de Europa que disponen de una larga historia a sus espaldas, pero Roma es Roma. Si a nuestros hijos no les interesa el pasado de Roma, algo que puede ocurrir, deberemos hacer todo lo posible para lograr que se despierte su curiosidad. Si ha fallado la idea de ponerles a ver películas de Astérix una y otra vez (los romanos son los malos, pero son muy divertidos) una buena opción es poner rumbo hacia el cine multisensorial Time Elevator. Se encuentra en una zona muy céntrica, es una experiencia barata y al mismo tiempo permite descubrir el pasado de Roma de una manera muy llamativa.

Sus responsables denominan la experiencia como una “máquina del tiempo” y aunque no exageraríamos tanto, sí podemos decir que se trata de una buena propuesta con la que los niños disfrutarán. A lo largo de la experiencia que viviremos en este espectáculo podremos ser testigos de algunos de los momentos más históricos del pasado de la ciudad. Por ejemplo, descubriremos la leyenda escrita sobre Romulo y Remo, descubriremos cómo fue asesinado Julio César y profundizaremos en lo que ocurrió durante el tiempo en el cual se estaba llevando a cabo la Capilla Sixtina. Todo ello de una manera tecnológica y muy llamativa que gustará a los niños y evitará que se aburran. A esto también ayuda que la experiencia no alcanza una duración de una hora, lo que también es bueno para que los más pequeños no se cansen rápidamente.

¿Queréis animales?

Ahora nos desplazamos al Bioparco di Roma, un jardín zoológico en el cual podemos encontrar más de 1400 animales divididos en un total de 222 especies. Lo que más hace destacar a este lugar es que está creado en busca de proporcionar el máximo entretenimiento. Esto es un cambio significativo respecto a los otros zoos del país y una forma en la cual ha conseguido mantenerse activo con el paso de las décadas, dado que se inauguró originariamente en el año 1911. Una de las especies más curiosas entre todas las que hay en el zoológico es la tortuga egipcia, puesto que hay muchos pocos ejemplares disponibles en el mundo entero.


El precio de las entradas no es demasiado elevado, 16 euros los adultos y 13 los niños. Además habrá que pagar un extra de 1,50 euros si nos apetece montarnos en el tren que recorre el parque. Es algo que nosotros recomendamos, puesto que os permitirá echar un vistazo a todas las zonas del zoo de una manera cómoda y muy global.

El Planetario no puede faltar

Es curioso, pero los planetarios son un tipo de lugar que solemos visitar cuando viajamos a otros países, aunque ignoramos el de nuestras propias ciudades. Pero es un tipo de visita que siempre le gusta a los niños. En Roma tenemos un planetario que es también museo astronómico y que proporciona un buen surtido de espectáculos y propuestas repartidos en sus 300 metros. Es recomendable consultar antes la lista de eventos y espectáculos de los que se puede disfrutar con una visita al centro, dado que eso nos dará la opción de acertar con nuestra visita. En cualquier caso, os podemos asegurar que no tendréis problema en pasar una buena jornada y que al finalizar los niños estarán más entusiasmados con todo lo relacionado con las estrellas y los astros.

Los combates del coliseo

No es que nos guste hacer partícipes a los niños de la violencia, ni de enfatizar lo espectacular de los combates, pero ellos mismos saben que Roma y la historia del país está relacionada también con los combates que se vivían en el coliseo. La visita a este histórico lugar es imprescindible, sobre todo en aquellos momentos en los que se pueden ver representaciones. Mucho cuidado si nos movemos con el carrito de los niños a todas partes, puesto que no es precisamente un sitio donde sea cómodo movernos con ella. Este es un punto turístico muy frecuentado, así que os aconsejamos tener un poco de paciencia si veis que las colas son demasiado largas.

La tecnología en Tecnotown

Roma es historia, pero también es tecnología. Lo vemos claramente si visitamos con los niños el Tecnotown, un parque dedicado a convertir los avances tecnológicos en pura diversión. Quienes visiten este parque tendrán la oportunidad de participar en varias experiencias. Una de ellas nos permite experimentar un partido de fútbol virtual haciendo uso de una pelota que realmente no se encuentra físicamente donde estamos nosotros. Otra de las experiencias nos permitirá sentirnos como estrellas del rock gracias a tecnología muy avanzada. Aunque es un lugar pensado para los niños hay que decir que los adultos también se lo pasarán muy bien visitándolo.

Explora, el museo del niño

Si estamos viajando con niños está claro que no les vamos a llevar a los “aburridos” museos que nosotros solemos frecuentar. Lo que sí haremos será compartir con ellos la visita a otro tipo de museos. Por ejemplo a Explora, el que está considerado como el museo del niño. Es un lugar difícil de explicar a la vista de todas las cosas que ofrece y la variedad de experiencias que se pueden disfrutar en el centro. Los niños podrán aprender a cocinar, a mantener un jardín bien cuidado, a trabajar en equipo o a explorar el mundo. También hay un camión de bomberos por si los niños se sienten con ganas de probar esta experiencia, mientras que no falta educación para que aprendamos a reciclar. Los talleres a los que pueden acceder los niños harán de este viaje una experiencia enriquecedora. Y lo bueno es que el precio está muy ajustado, no superando los 10 euros ni en los niños ni en los adultos.

El parque de atracciones más colorido

No podíamos terminar sin hablar de Rainbow Magicland, un parque enfocado a la diversión que dispone de un total de 30 atracciones donde también se realizan espectáculos. No todas las atracciones están dirigidas a los niños, así que los padres también se podrán montar y pasarlo bien en compañía de los más pequeños. Es un parque relativamente nuevo, puesto que se inauguró en el año 2011. A los niños les encantará llegar al parque y ver que algunos de los personajes más famosos de televisión están presentes en el lugar, como si se tratara de Disneyland. En este caso la diferencia es que se trata de los personajes de Rainbow, como las hadas protagonistas de la serie Winx. Además, se suelen realizar muchas actividades enfocadas a los niños que les harán pasar un mejor rato si cabe.

Foto: Roma vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...