Guía: Un día fantástico en Disneyland París

Os contamos lo que no debéis perderos si vais a visitar Disneyland París para que vuestro viaje sea inolvidable.

Las familias que estén buscando un plan lleno de magia para la próxima Navidad pueden confiar en la siempre útil opción de visitar Disneyland París. Y aunque podáis pensar que pasar un día en el conocido parque temático es lo más sencillo del mundo, la realidad es que hay diferencias entre una visita planificada y una que simplemente vaya a lo loco. Nosotros queremos que paséis vuestro mejor día en Disneyland y por eso hemos preparado una guía completa que os permitirá disfrutar de hasta la última de las curiosidades disponibles en el parque. Así podréis marcharos del mismo reconociendo que habéis visto absolutamente todo lo que esconde uno de los lugares más mágicos y divertidos que se pueden visitar en la capital francesa.

Disneyland para todos

Comenzamos con uno de esos avisos que nos gusta tanto hacer. Disneyland, tanto la sucursal que hay en París como las del resto del mundo, dejó de ser un lugar para niños hace mucho tiempo. En realidad, si echamos un vistazo a las fotos y las crónicas de la inauguración del primer parque en Norte América, podremos ver que en realidad nunca fue simplemente un sitio para los más pequeños. Disneyland se ocupa deque toda la familia, sin importar la edad, pueda disfrutar con una experiencia divertida en todo momento. Está claro que los niños se lo van a pasar en grande, pero sus padres también pueden disfrutar de una jornada inolvidable si disfrutan de las actividades que prepara el parque y de los muchos secretos que guarda y que están esperando a ser descubiertos.

En esta guía partimos de ese mismo concepto, así que no penséis que solo hablaremos de los planes pensados para los más pequeños. Y comenzamos con un rápido repaso a las zonas que hay en el parque y que os vamos a detallar una por una para que sepáis cuáles son las mejores cosas que podéis hacer en cada una. En total hay cinco zonas: Main Street, U.S.A., Frontierland, Adventureland, Fantasyland y Discoveryland.

Main Street, U.S.A.

La primera zona que pisaremos será la calle principal, que se encuentra ambientada en los Estados Unidos de inicios del siglo XX. La forma en la que el parque nos traslada de un plumazo a un lugar muy diferente, lleno de magia y con encanto, es como un pequeño aperitivo introductorio de lo que iremos descubriendo a medida que sigamos avanzando. No en vano si continuamos por la calle principal vislumbraremos el Castillo de la Bella Durmiente, y eso no hay ningún tipo de duda de que se trata de uno de los puntos de inflexión del parque.

En esta zona del parque podemos viajar en carruaje, para sentirnos como en el pasado, lo que nos da opción de relajarnos. Es un plan claramente enfocado a los adultos. También os recomendamos descubrir el enigmático Discovery Arcade, donde se reúnen inventos y patentes. Y cómo olvidarnos del Disneyland Railroad, la locomotora de Disney con la que también tenemos una curiosa experiencia para movernos por el parque. Hay que decir que esta última atracción está ahora mismo en revisión, pero suponemos que no tardará en volver a la acción.

No os vayáis de la zona sin probar una de las deliciosas galletas de Cookie Kitchen o sin tomar un café en The Coffee Grinder.

Frontierland

Dejemos atrás los viajes en carruaje y locomotora para empezar a entender porqué Disneyland es un lugar tan mágico y distinto a otros parques temáticos. En Frontierland tenemos distintas propuestas muy atractivas. Por ejemplo, Phantom Manor, una mansión encantada en la cual los fantasmas persiguen a los visitantes de una forma divertida y, al mismo tiempo, aterradora. Es el encanto de Disney aplicado a las historias de espíritus, así que podéis esperar mucha diversión. También podemos probar suerte en la galería de tiro Rustler Roundup o disfrutar de dos viajes distintos. El primero, conocido como Thunder Mesa Riverboat Landing, nos lleva en barco de vapor para que nos sintamos en el pasado. El segundo nos invita a montarnos en carretilla para descubrir los secretos de la Big Thunder Mountain.

Y terminamos nuestro periplo por Frontierland descubriendo el escenario de una de las películas de princesas más inolvidables de Disney: Pocahontas. Tendremos la oportunidad de visitar su campamento y de rodearnos de indios norteamericanos, apreciando sus costumbres y su manera de vivir. Quizá si tenéis suerte también os encontréis con la mismísima Pocahontas.

Si te gusta la comida tex-mex lo mejor será visitar The Lucky Nugget Saloon y si prefieres la comida mexicana una buena opción es el restaurante Fuente del Oro.

Adventureland

Nos sumergimos todavía más en el mundo de la fantasía con nuestro viaje a Adventureland, donde la aventura nos espera con los brazos abiertos. Aquí es donde se concentra gran parte de las mejores atracciones de Disneyland. Primero visitamos Skull Rock en Adventure Isle, para sentirnos como un auténtico pirata, viviendo las sensaciones que también sintió Garfio y los demás personajes de Nunca Jamás. Vemos en vivo la cabaña de los Robinson y no olvidéis montaros en el pasaje encantado de Aladín, que nos llevará a recordar los acontecimientos de la película en primera persona. Los escenarios del film se recrean acompañados de música y sonido que nos hará sentir como si estuviéramos reviviendo la historia de Aladín y el Genio.

Os mencionábamos antes que Adventureland era la tierra de piratas y bandidos. Buena demostración de ello es la posibilidad de visitar la atracción de Piratas del Caribe y el galeón pirata. Podéis prepararos para poneros bajo las órdenes de Garfio y convertiros en auténticos grumetes preparados para afrontar cualquier tipo de encuentro, incluso un combate con el mismísimo Peter Pan.

Entre las mejores propuestas gastronómicas recomendamos visitar el restaurante Hakuna Matata, el Blue Lagoon para comer marisco y el Agrabah Café para disfrutar de un buffet muy particular.

Fantasyland

Que tengas el castillo de la Bella Durmiente ante ti debería ser una clara demostración de la forma en la que Disney te invita a vivir un cuento de hadas inolvidable. Ahora sí: bienvenido a la fantasía más colorida, a las historias que acaban con un comieron perdices y vivieron felices y a los personajes adorables que nos hacen la vida un poco más alegre. ¿De qué estamos hablando? Por ejemplo, de la zona dedicada a Alicia en el país de las maravillas o del circuito en el que nos rodeamos de Blancanieves y los siete enanitos para vivir una aventura llena de magia y emoción.

También nos podemos subir en la atracción de Dumbo, ver la galería de arte de La Bella y la Bestia o llegar a lo más profundo del castillo de Aurora para encontrarnos con el dragón. Algunas de estas atracciones están menos recomendadas de lo habitual para los niños más pequeños, así que recomendamos consultar con Disney para evitar que nuestros hijos pasen miedo. Otra atracción imprescindible en Fantasyland reside en visitar Storybook Land, que tiene algunos de los escenarios más representativos de las películas de Disney. Entre estos podemos ver la torre de Rapunzel, así que la galería se encuentra bastante actualizada a los últimos éxitos de la compañía.

Por si pensáis que Fantasyland ha terminado aquí, os recomendamos reservar tiempo del día, porque aún hay más. Por ejemplo, la atracción de los viajes de Pinocho es estupenda y en esta zona del parque también se encuentra el pabellón de las Princesas, lo que significa tener la oportunidad de encontrarnos con ellas. Seguro que nunca habías pensado que conocer a Cenicienta o Bella en persona se acabaría convirtiendo en un momento tan importante. Aunque para conocer a famosos otra buena oportunidad en esta zona del parque está protagonizada por Mickey, que tiene hasta un espectáculo de magia. Para terminar nuestra visita a Fantasyland: la atracción del vuelo de Peter Pan es maravillosa, porque permite recorrer los lugares más icónicos de la película como si sintiéramos que nosotros también estamos volando.

Dejando de lado las atracciones tenemos buenas propuestas de restauración. Por ejemplo, el restaurante de Cenicienta, que os permitirá disfrutar de distintos platos en un entorno medieval lleno de encanto. O el restaurante ambientado en la película de Pinocho que destaca por sus hamburguesas de queso. También hay una pizzería de Bella que no deberíais perderos si os da hambre a lo largo del día.

Discoveryland

Casi sin darnos cuenta hemos llegado a la última zona del parque: Discoveryland, el mundo del futuro. Aquí todo cambia, porque si anteriormente hemos regresado al pasado, hemos visitado el mundo de los piratas y el de los cuentos, ahora viajamos al mañana. En Autopia los niños pueden conducir en un entorno futurista y colorido que bien podría representar la forma que vivamos en el futuro. Para poner a prueba nuestra habilidad con la pistola láser la atracción Buzz Lightyear Laser Blast será ideal, y no dejemos pasar la oportunidad de montarnos en el Nautilus de Julio Verne.

Las sensaciones futuristas se llevan a un máximo nivel en Space Mountain Mission 2, que traslada al público a un entorno totalmente diferente con una banda sonora de Michael Giacchino que aumenta la emoción. Antes de despedirnos recomendamos pasar por Star Tours y vivir en primera persona la emoción de un tour a través del mundo de Star Wars. Visitaréis todo tipo de lugares e incluso tendréis la oportunidad de disparar.

Como los restaurantes también existen en el futuro, la mejor recomendación es el Café Hyperion, donde descubriremos la forma en la que comeremos en el mañana.

Otras recomendaciones

Si hablamos de comida no se puede evitar visitar el Bistrot Chez Rémy, un lugar absolutamente exquisito que se encuentra en Toon Studio. Disneyland también tiene espectáculos y eventos que es recomendable ver, como las distintas salas de cine que hay en el complejo o los encuentros que se pueden realizar con personajes de la fama de Blancanieves o Cenicienta. Además, los más pequeños (hasta un máximo de 12 años) pueden inscribirse en la Academia Jedi para sentirse como los personajes de Star Wars. Y no solo para ellos en Navidad hay distintos eventos que comparten la magia de esta época del año con todos los visitantes.

Vía: Disneyland París

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...