Guía: Plan para disfrutar de Wakayama, en Japón

Os damos una serie de recomendaciones en profundidad que os permitirán descubrir las maravillas de Wakayama.

wakayama

Hace unos días nos encontramos con una estupenda guía sobre la región de Wakayama, en Japón, escrita por la periodista Maggie Hiufu Wong para la CNN. Os tenemos que reconocer que nos encantó. Porque es cierto que cuando hablamos de Japón tendemos a cometer el error de concentrarnos en Tokio, Osaka, Nagoya y otros sitios similares. Hasta nosotros, que somos grandes apasionados de viajar a Japón, lo hemos hecho en algunas ocasiones. Y nos olvidamos de otro Japón, de lo grande que es el país y de cómo toda la nación está llena de pequeñas historias que merece la pena conocer.

Creemos por error que Japón son todo videojuegos, todo santuarios, todo geishas paseando por la calle aunque nunca las veas, cuando el país del sol naciente es mucho más. Y ese “mucho más” se encuentra reunido en la región de Wakayama, de la cual justamente os hablamos hace unos días debido a lo curioso de la propuesta de rafting que allí se proporciona, la cual ya dijimos que era una de las más emocionantes del mundo por su peligrosidad. Si estáis pensando en visitar Japón, dejadnos que os hagamos la recomnedación de visitar Wakayama, porque de verdad merece la pena si estáis buscando algo especial, diferente y con mucho encanto.

La CNN definió 11 motivos por los que Wakayama es de lo mejorcito que podemos encontrar en Japón. A nosotros nos apetece plantearlo un poco distinto y daros una guía que también tenga nuestras aportaciones personales. Con eso os damos la bienvenida a Wakayama, prefectura de Honshu que suele quedar eclipsada por Osaka, pero que merece su lugar en vuestra lista de destinos turísticos favoritos.

Gastronomía de calidad

Japón es un país que, como sabéis, le da mucha vidilla a la combinación de lo clásico con lo más moderno. Eso significa que de algo tan tradicional como la gastronomía pueden generarse nuevas tendencias orquestadas alrededor de lo que está de moda en televisión. Así que cuando en un programa que ven miles de personas se dijo que el restaurante Ide Shoten era el mejor de ramen de todo Japón… imaginaros lo que ocurrió. Ahora el local está siempre a rebosar, vendiendo ramen de forma constante y también otros platos que complementan muy bien. Para los entusiastas del ramen es una parada obligatoria y tened en cuenta que cierra a las 23:30 horas, así que os podéis dar un buen festín antes de iros a la cama.


Pero no os olvidéis del sushi, porque Wakayama tiene uno de los mercados de pescado fresco más icónicos del país. Las piezas que compran los chefs en las subastas de pescado de Katsuura acaban convirtiéndose en excelentes platos que degustar de la manera más deliciosa. Se mantiene el estilo tradicional de la zona por si queréis dejaros envolver por el espíritu de la vida de los pescadores.

Además, otro de los puntos fuertes de Wakayama son las frutas. Destacan por encima de las demás prefecturas japonesas por la producción de frutas. Tienen algunas de las mejores piezas del país y también variedades que no se pueden encontrar en otras partes.

Si estáis en modo Masterchef y os apetece cocinar a vosotros, nuestra recomendación es que os deis un baño en el Yunomine Onsen. Allí podréis daros un estupendo baño relajante en los baños termales naturales y al mismo tiempo tendréis la oportunidad de cocer vuestros propios huevos y verduras. Los supermercados de los alrededores os venderán todo lo necesario, que vienen a ser los alimentos y un sistema de red donde realizar la cocción. Y si os quedáis con hambre tenéis un estupendo menú en Tanabe, con algunos combos de comida que harán que os chupéis los dedos.

Por último, en el restaurante Ashiyu-Yokocho tenéis la particularidad de que coméis mientras tenéis los pies metidos en un auténtico onsen. Imaginad la relajación que vais a tener mientras estáis comiendo las delicias de su carta.

Relajación máxima

Como hablamos del onsen Yunomine, queremos hacer especial hincapié en que Wakayama tiene otros lugares donde relajarnos de esta forma tan natural. Una buena recomendación es Sennin-buro, que se trata de un enorme baño público y natural que está denominado como el más grande de Japón. El agua se encuentra a una temperatura de 73ºC en el Kawayu Onsen, donde podemos vivir grandes experiencias. Es muy recomendable y tiene propiedades beneficiosas para la salud. Nos puede solucionar problemas de estómago, ayuda a combatir los nervios y también es bueno para quienes tienen diabetes. Pero lo mejor, sin duda, es la experiencia.


Al buscar veréis como hay muchos otros onsen que también merecen la pena, cada uno con sus propios rasgos que le permite subsistir de forma independiente. El Hotel Urashima es una clarísima recomendación por su entorno de onsen natural y por las estupendas propuestas que ofrece en sus instalaciones.

Para desconectar de todo, no obstante, hay un plan mejor: convertirnos en monjes. Se ha convertido en una moda un servicio que permite hacer vida de monje en un santuario. Durante esos días aprenderemos a meditar, a cocinar de manera sana y a liberar nuestra mente de problemas. Cada vez hay más personas que optan por este tipo de idea.

Diversión para todos

Uno de los planes, no el más recomendable para el turista occidental, es visitar Porto Europe, un parque temático que nos introduce en la estética y cultura de la Europa medieval. Reúne representaciones y réplicas de ciudades de tres países de Europa: Italia, Francia y España. Así que si lo visitáis es muy posible que descubráis algunas zonas que se parecen a la ciudad donde vosotros vivís. Así de locos están los japoneses.

No nos olvidemos de visitar el castillo de Wakayama, uno de los más conocidos de Japón, así como de ver el puente Ohashi Roka, que dispone de una estructura atípica en comparación al tipo de puentes que son habituales en las ciudades japonesas. Recomendamos subir a la torre para tener una vista general de Wakayama que nos hará sentir como se sentían en la época feudal, en la cual se trató de una de las instalaciones más importantes de la familia Tokugawa.


Si recordáis la propuesta de aventura de rafting que antes mencionamos, lógicamente es otro plan a tener muy en cuenta. Es un poco más movido y emocionante, pero ya comentamos que el riesgo lo tienen los expertos que realizan la guía de la embarcación no los pasajeros. Así que si no tenéis mucho miedo, no dejéis pasar la oportunidad, aunque ahora mismo está en un momento álgido y hay mucha cola que suele ralentizar el proceso en exceso.

Imprescindible

Hemos dejado para el final dos cosas que consideramos imprescindibles por mucho que quizá una de ellas nos parezca sacada de contexto. Nos referimos a tener la oportunidad de conocer a Nitama, el gato que sirve como jefe de estación en Kishi Station. La historia del felino es cuanto menos interesante, aunque se remonta a tiempo atrás. En el pasado la estación de Kishi se encontraba en problemas financieros y ante el riesgo de cierre sus responsables decidieron implementar una medida extrema que podía salir muy bien o muy mal. Eligieron a un gato como jefe de estación y esperaron a ver qué ocurría.

Le vistieron con el uniforme y le prometieron toda la comida de gato que necesitara o quisiera. Al cabo de poco tiempo la estación se revitalizó, la línea que pasaba por ella volvió a tener gran afluencia de tráfico y el negocio prosperó. Se abrió una tienda de recuerdos del gato, así como una cafetería temática. Todo circulaba alrededor de la imagen de Tama, que era como se llamaba el animal. Por desgracia, Tama falleció en 2015. Dejó la estación en manos de Nitama, el que había sido en los últimos años su aprendiz. Este ya se ha convertido en la estrella actual de la estación y con su carisma ha logrado mantener el interés entre los visitantes. Gusta especialmente a los niños, pero a vosotros también os encantará conocerlo.


Por último, en julio se celebra el Nachi-no-Ogi Matsuri, que es uno de los momentos más importantes del año en Wakayama. Este festival del fuego data de 1700 años atrás y es uno de los más sagrados y respetados de todo Japón. Recomendamos llegar con tiempo a la zona donde se realiza, puesto que suele haber mucha gente y es difícil coger sitio para disfrutarlo de la mejor manera. Por otro lado, hay que decir que el festival se realiza en el marco de las cataratas de las montañas Kumano, donde el sentimiento de estar ante algo sagrado y mágico es pleno. Durante la celebración veremos a los hombres elegidos en el año en cuestión para cargar con una serie de antorchas de enorme peso. Como decimos, es un espectáculo muy digno de ver.

Wakayama y su relevancia en Japón

Decíamos en la introducción que Japón es mucho más que Tokio y Osaka. Con hacer un repaso superficial a lo que ofrece Wakayama, porque lo que hemos recomendado es lo más generalizado, podemos ver con facilidad que el lugar es una auténtica delicia. Vais a disfrutar con todo tipo de actividades, una excelente propuesta en cuanto a paisaje y lugares que están cargados de historia. Veréis menos modernidad que en Tokio, de eso no cabe duda, pero sí mantendréis esa curiosa combinación que ofrece Japón y que logra que sea uno de los destinos de moda. En Wakayama, por mucho que la prefectura no os suene, no vais a tener ni un momento para aburriros, puesto que se trata de un lugar simplemente fenomenal. Si lo visitáis acordaros de contarnos qué os ha parecido.

Vía: CNN

Foto: Wakayama vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...