Guía: Dormir en Japón, 12 métodos posibles

Os recomendamos 12 métodos con los que podréis alojaros en Japón dependiendo de vuestros gustos y preferencias.

como dormir en Japón

Nos vamos acercando a 2020, año en el cual se celebrarán los Juegos Olímpicos. Nosotros vamos adelantándonos, porque sabemos además que el turismo hacia Japón está aumentando mucho en estos tiempos, sobre todo debido a que muchos viajeros quieren ver el país antes de la celebración olímpica (algo cambiará, eso os lo avisamos…). Y una de las cosas que teníamos pendientes de hacer es hablar de cómo dormir en Japón y de los distintos métodos a los que podemos recurrir, no vaya a ser que pensemos que solo tenemos accesibles los hoteles de toda la vida.

Japón es uno de los países que más propuestas ofrece a los viajeros y os aseguramos que nuestra guía os va a sorprender en algunos casos. Ya veréis cómo descubrís algún que otro lugar en el cual no habíais pensado hasta ahora.

1. Gran hotel

Comenzamos con la opción estandarizada, la que llamará vuestra atención si estáis en un apuro. Los grandes hoteles son aquellos edificios enormes, lujosos, donde un botones asistirá a la entrada para daros la bienvenida y en el cual os llevarán las maletas a la habitación. Una empleada del centro os acompañará y os atenderá en todo lo que necesitéis para que os sintáis a gusto. Las instalaciones son realmente modernas y actuales y es posible que os crucéis con algún famoso rodeado de sus guardaespaldas.

  • Lo bueno: Lujo por doquier, os sentiréis como auténticos yakuzas, la atención.
  • Lo malo: El precio es demasiado elevado.

2. Hotel

Pasamos al hotel normal, el que es más conocido en el país como “business hotel”, porque suele estar enfocado sobre todo a profesionales que trabajan viajando de un lugar a otro. Son más económicos y si sabemos hacer reservas online en páginas de ofertas posiblemente conseguiremos muy buenos precios. No esperéis lujo ni nada por el estilo, pero la buena atención japonesa es marca de la casa. Las habitaciones tienen lo básico para que sobrevivamos un par de noches.

  • Lo bueno: Baratito y cómodo, ideal para viajes cortos y parejas
  • Lo malo: No tienen mucho espíritu ni aportan nada que no tengamos en hoteles de nuestro país.

3. Hostal

Si no sois personas que tengáis problemas en socializar una de las mejores opciones es recurrir a un hostal. Tienen habitaciones reducidas, pero con lo necesario para dormir, mientras que el resto de las instalaciones son compartidas. Depende de dónde os alojéis tendréis una experiencia mejor o peor, dado que todo cambia mucho dependiendo de con quién nos toque confraternizar unos días. Puede ser un poco caótico, aunque si somos gente sociable seguro que nos lo pasamos muy bien.

  • Lo bueno: Un muy buen precio, mejor incluso que el de los hoteles de business. Gente con la que hablar y buen sitio para ir en grupo.
  • Lo malo: Gente con la que hablar (si no somos muy sociables), posibilidad de encontrarte con malos compañeros de hostal.

4. Ryokan

Comenzamos con los planes para alojarnos de una forma más tradicional. Una de las opciones imprescindibles es el ryokan, una pensión más clásica que nos traslada al Japón más antiguo y puro, en el cual nos alojaremos respetando las tradiciones. Las habitaciones prácticamente no tienen nada, lo básico y necesario para que durmamos cómodamente cada noche. El baño y los demás elementos del alojamiento son compartidos y podemos llegar incluso a compartir los días que pasemos con la familia que viva en la propia casa. Es común que algunas familias alquilen una habitación para obtener ingresos con los que rentabilizar el espacio. En esos casos el término más usado es minshuku y se trata de una relación más familiar que incluye incluso baños con las personas de la casa y compartir la comida con ellos.

  • Lo bueno: Una experiencia que se debe tener y que resulta muy agradable
  • Lo malo: Quizá te resulte raro la forma de alojarte por compartir un entorno personal con la familia que viva allí.

5. Apartamento

Si pensáis en alojaros durante al menos 30 días lo mejor es dejarse de complicaciones y alquilar un apartamento tal y como si estuvierais viviendo allí. En él tendréis espacio y todos los útiles necesarios en el día a día, incluso con acceso a una zona de lavadoras para que la ropa siempre esté limpia. Los precios se ajustan muy bien y veréis que os podrá costar la mensualidad incluso menos de lo que estáis pagando en España por el precio de vuestro piso. Además, tendréis mucha privacidad.

  • Lo bueno: Independencia al máximo, sentir que vives en Japón como un ciudadano y no como un turista.
  • Lo malo: Tu experiencia turística no será demasiado pintoresca

6. Love Hotel

Bienvenida la filosofía del amor y los alojamientos para parejas. Los love hotel tienen un objetivo principal, que no es otro que las parejas tengan un sitio donde puedan pasar un rato (o la noche) por un módico precio y sin que nadie se entere. No hay contacto alguno en las entradas de estos hoteles donde todo funciona de forma automatizada y tecnológica (en mayor o menor medida dependiendo de cada caso). Los love hotel, por otro lado, suelen tener temáticas de decoración para que vivamos experiencias a cada cual más loca, lo que les suele dar mucha popularidad. Las tarifas no están nada mal teniendo en cuenta los estándares de alojamiento.

  • Lo bueno: Ideal para parejas, divertidos y originales. Accesibles si tenemos una urgencia
  • Lo malo: Por precio es posible que encontremos mejores opciones si no vamos a aprovechar la habitación en todo su esplendor.

7. Templos

¿Hablamos de ahorrar dinero? En ese caso tenemos los templos. Podemos buscar templos en los que los monjes budistas nos permitirán dormir gratis. Lo único que habrá que hacer será cumplir con sus tradiciones y eso implica despertarse a primera hora de la mañana para participar en los rezos y la meditación a la cual los monjes están supeditados. No vais a tener una experiencia más tradicional.

  • Lo bueno: Esto es Japón auténtico del más clásico y os sale gratis
  • Lo malo: Despertarse antes de las 7 de la mañana será muy duro para algunos viajeros

8. Hotel cápsula

Uno de los tipos de hotel más raros y particulares en Japón, famosos por aparecer en películas y series. Están dirigidos en base a los empleados de empresas que han perdido el último tren y que no pueden volver a casa, normalmente por culpa de sus jefes, quienes les tuvieron bebiendo hasta avanzadas horas de la noche. Son espacios muy reducidos donde de forma increíble se incluye un montón de cosas, incluso una televisión donde podemos pasar el rato hasta que nos durmamos. El baño es compartido y es frecuente que los hoteles cápsula solo permitan la entrada de hombres, aunque hay algunos casos en los que son mixtos.

  • Lo bueno: Otra experiencia que merece la pena vivir. Son muy baratos y accesibles
  • Lo malo: Quizá te sientas un poco encerrado en ese diminuto espacio, pero piensa que es como si viajaras en una nave espacial.

9. Cafés de manga e Internet

Otra de las opciones baratas al máximo, aunque un poco más difíciles de digerir si no estáis preparados para una dosis de aventura. Estos cafés se especializan en proporcionar a sus clientes toneladas de manga para leer, acceso a Internet y consolas de videojuegos. Por un pequeño precio es posible alquilar un cubículo y pasar ahí la noche jugando o pasándolo bien. Las sillas son reclinables, así que es lógico que haya muchas personas que se queden dormidas y aprovechen para pasar el transcurso de las horas hasta la mañana.

  • Lo bueno: Un gran entorno friki muy divertido, barato y con posibilidades.
  • Lo malo: No es para todo el mundo, eso está claro.

10. House Sitting

¿Habéis imaginado que alguien os pueda dar alojamiento gratis a cambio de cuidar a sus mascotas? Pues eso es lo que propone el servicio House Sitting que está ganando cada vez más popularidad. En Japón es un país donde ya hay familias que aprovechan esta idea con la cual podemos tener alojamiento gratis durante algunos días en periodos que especifican las personas que abandonan la casa y que dejan la mascota a tu cargo. No es un gran esfuerzo y tendremos espacio gratis donde residir durante unos días, lo que no está nada mal.

  • Lo bueno: Gratis y con mascota con la que pasarlo bien. Posibilidad de alojarse en casas lujosas
  • Lo malo: Los periodos de tiempo no los definimos nosotros

11. Couchsurfing

Llegamosa la filosofía de meternos en el sofá de otras personas, algo que se está extendiendo mediante la práctica del couchsurfing. También se trata de un servicio con el cual vamos a poder dormir gratis, algo que nos importa bastante cuando estamos pensando en ahorrar lo máximo posible en nuestro viaje a Japón. Tendremos que buscar alguna casa donde haya una persona agradable, porque al fin y al cabo pasaremos unos días en su hogar como huésped. Es un poco distinto a lo habitual en viajes internacionales, pero puede ser interesante.

  • Lo bueno: Alojamiento gratuito y tener alguien que te pueda ayudar en tu viaje
  • Lo malo: Pierdes independencia para tu viaje

12. McDonald’s

No, McDonald’s no tiene servicio de alojamiento con camas ni nada, pero en Japón es frecuente que haya muchos centros que son 24 horas y esto nos permite pasar la noche de forma tranquila. Ya sabéis que en Japón la delincuencia es mínima, así que es habitual que muchos jóvenes que han perdido el tren se queden en este restaurante, echando una cabezada sobre la mesa. Nadie les dice nada, porque al fin y al cabo se trata de un concepto que está muy metido en la cultura japonesa.

  • Lo bueno: Gratis y tienes comida a la que acceder con facilidad
  • Lo malo: No es muy cómodo

Foto: FranckinJapan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...