Guía: Cómo elegir el mejor asiento de avión

Os damos una serie de pautas para que podáis elegir el mejor asiento de avión dependiendo de para qué lo queráis.

asiento en el avión

¿Todavía hay algo que podamos aprender sobre cómo volar en avión? Lo cierto es que sí. Nosotros mismos nos sorprendemos aprendiendo a diario. En este ocasión hemos leído una serie de consejos en el Huffington Post que nos permiten llevar a cabo la elección del mejor asiento de avión dependiendo de cuáles sean nuestros requisitos. Por ejemplo, si queremos un viaje más calmado, uno que nos permita dormir mejor u otro en el cual tengamos más espacio para estirar las piernas. Los consejos los han proporcionado distintos asistentes de vuelo que, como podéis imaginar, atesoran largas horas de vuelo y son las mejores personas a las que escuchar.

Lo primero de todo es que lamentablemente no hay un asiento que encaje en la categoría “para que el avión no se estrelle”. Es lo primero que nos dicen las personas las que les hemos hablado de este tema. Como dice el dicho popular, “milagros… a Lourdes”. Pero sí que hay asientos preferibles para otros factores que, como indicamos, nos pueden llevar a disfrutar de un vuelo mucho más agradable.

Para dormir

Una de las peticiones principales es desear un asiento para dormir. Es lógico, puesto que a quienes les preocupa el vuelo lo que quieren es tener la oportunidad de dormir todo el camino y que así no se enteren de nada. En ese caso lo que os debemos decir es que hay varias opciones. La más recomendable es que seleccionemos un asiento con ventana que se encuentre en el lado izquierdo del avión. Es importante que esté cerca de la mitad de la nave. El motivo de la elección del lado izquierdo es que en él la ventana se encuentra mejor situada para que podamos apoyar la cabeza y descansar con una facilidad superior. ¿Y por qué la mitad del avión? El secreto se encuentra en que no tendremos que soportar a la gente que salga al pasillo para caminar y tampoco habrá que aguantar a los que estén visitando el baño cada dos por tres.

Como dormir es una acción que todos solemos hacer en el avión no estará de más que hagamos esa elección de billetes, aunque suponemos que el motivo de la posición central dependerá mucho de la probabilidad y de lo molesta que sea la gente que sí llegue a caminar por vuestra parte.

Para estirar las piernas

Dependiendo de si es por algún tema de salud o simplemente porque somos muy altos y tenemos las piernas muy largas, hay ocasiones en las que queremos un asiento donde las podamos estirar mejor. La buena noticia es que sí hay una zona que encaja en esta definición. Se trata de las filas de asiento de la salida, donde hablando en pulgadas tenemos entre 37 y 41 en comparación a las 33 que hay en un asiento normal (con las cifras que han usado en la fuente y tomando como referencia los aviones de la aerolínea JetBlue).

asiento más seguro del avión

Puede haber otros asientos que parezcan más jugosos que los de las filas de salida, pero en este caso siempre vais a ganar espacio para vuestras pobres piernas. Si el viaje es largo, agradeceréis mucho que podáis estirarlas de manera conveniente. Ante todo tenemos que evitar los bulkhead, esos asientos que sirven para dividir las clases y que parecen apartados de todo. Dan la sensación de que tienen más espacio para las piernas, pero no siempre es así.

Para salir rápido

Llegamos a nuestro destino y queremos salir rápido, eso nos pasa a todos. Pero los aviones no son como el AVE, donde la gente se levanta 10 minutos antes de llegar. En un avión te tienes que quedar tranquilo esperando tu turno y lo haces en tu asiento, no en el pasillo molestando a los demás. Esto hace, eso sí, que a veces tardemos mucho en salir. Y quizá eso haga que nos coman los demonios. Por ello tendremos que colocarnos en los asientos de la parte más delantera y a su vez en los del lado de la izquierda. Es en la izquierda donde suele estar la salida, así que desde ahí estaremos un poco más cerca.

Para un viaje tranquilo

No hay ninguna duda, las azafatas de vuelo saben cuáles son los mejores asientos para evitar ruidos y molestias que os impidan descansar de forma conveniente durante el vuelo. Son también los que más adelante se encuentren, porque se alejan lo máximo de los motores y de las demás piezas que componen el funcionamiento de los aviones. Lo único malo es que quizá escuchamos demasiadas conversaciones de las azafatas, pero eso siempre es mejor que oír los ruidos que a veces salen de los aviones. Por otro lado, se recomienda más los asientos de pasillo que los de ventana, en los que aumentan un poco los decibelios, así que son convenientes dejarlos de lado.

Para más seguridad

Pues decíamos que no hay un asiento que evite que nos estrellemos, pero sí hay un asiento más seguro que los demás. Si lo que buscamos es incrementar nuestra seguridad, lo que deberíamos hacer es adquirir una plaza en la parte de atrás, exactamente detrás del borde del ala. ¿Y cómo se llega a esta terrible conclusión? Lo que hemos leído ha utilizado una fuente estadística para ello. Exactamente el estudio realizado por Popular Mechanics, que indica que un 40% de las personas que se ponen en esos asientos tienen más posibilidades de sobrevivir que quienes están en las filas delanteras. Por otro lado, si estamos sentados en el pasillo tendremos la oportunidad de salir antes para ser evacuados, así que eso también es importante.

Viajar con niños en avión

Para más espacio de almacenaje

La elección sobre esto está muy clara, para que podamos guardar el equipaje de mano y todo lo que llevemos con nosotros. Los asientos más recomendables en este caso son los que están en la parte de atrás, dado que se van llenando las posiciones de espacio disponibles desde esa parte y luego van pasando hacia adelante en la mayor parte de los casos.

Para un viaje suave

No hablamos del ruido, que es a lo que hicimos referencia en asientos para un viaje tranquilo, sino a la suavidad, a lo que notaremos o no que estamos volando. Si las turbulencias no son de nuestro agrado habrá que intentar elegir unos asientos específicos que se encuentren sobre las alas. Dicen varios expertos que los asientos de la parte frontal y de la delantera siempre tienen a moverse más que los que están sobre las alas debido a que les proporciona una mayor estabilidad.

Para los niños

¿Recordáis los asientos bulkhead de los que os hablamos antes? Pues si viajáis con niños son la mejor elección. Esto se debe a que ofrecen una mayor independencia, las familias pueden tener más amplitud para que los niños se muevan y son un poco más flexibles en ese sentido. Si los dejamos libres por el avión puede ser un caos, pero tenerlos recluidos en una zona como esta puede ser beneficioso. Por otro lado, como estos asientos siempre están en una parte muy frontal, los niños podrán ir al baño siempre que lo necesiten. Y evitaremos otros incidentes, como que haya personas que nos odien cuando noten cómo el niño tumba el respaldo hacia atrás o cuando den patadas en el asiento de delante. También hay algunos asientos en los que hay soportes para los sistemas de transporte de los bebés.

Vía: The Huffington Post

Foto: Unsplashaditomo68StockSnap

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...