Consejos para ir a la piscina

Si tenemos pensado ir a la piscina tanto solos como en compañía de nuestros hijos deberíamos tener una serie de consejos en cuenta.

Ir a la piscina

Ya ha comenzado la campaña de piscinas de este año 2015, lo que significa que es muy posible que la próxima vez que viajes lo hagas a un lugar en el cual te puedas bañar. Si tienes hijos estarás acostumbrado a que una de las cosas que más te pidan en verano sea que les lleves a la piscina. Y por mucho que visites un lugar con playa en verano, acabarán pidiéndote que les dejes darse un baño en la piscina del hotel.

¿Pero qué consejos puedes tener en cuenta para disfrutar de la piscina sin preocupaciones? Hay diversas cosas a tener en cuenta. Por ejemplo, antes de dejar que tus hijos se bañen, o de hacerlo tú mismo, asegúrate que la piscina cuenta con la higiene necesaria y que todo parece estar en orden. En algunos casos es posible que las piscinas todavía no se hayan preparado para la época del verano y que aún no hayan pasado por los procesos habituales de limpieza.

También es muy importante que compruebes que la piscina tiene marcadas las distintas profundidades. Esto no será un problema para los adultos, pero sí puede ser algo problemático en el caso de los más pequeños de la casa.

Cuando nos preparemos para ir a la piscina tendremos que prepararnos llevando todo lo necesario. Lo mejor es transportarlo en un bolso de mano en el que pueda entrar todo lo que necesitamos. ¿Lista de cosas? La toalla es fundamental, por supuesto, pero también tenéis que acordaros de la crema de protección solar. El sol es igual de problemático cuando nos tumbamos cerca de la piscina como cuando lo hacemos en la playa, así que no hay que perderle miedo, dado que puede ser muy problemático. La protección en el entorno de la piscina también se debe representar en el momento en el que nos metemos en el agua.

En este caso no solo tenemos contacto con el agua en cuestión, sino también con el cloro que hay en la misma. Es por ello que debemos utilizar gafas de protección para protegernos del cloro. Para los más jóvenes es recomendable que usemos flotadores o manguitos, sobre todo si se van a meter en piscinas demasiado profundas. Recordemos, por otro lado, hacer la digestión de forma adecuada y acceder a la piscina de forma progresiva, metiendo primero los pies y después ir accediendo poco a poco para acostumbrarnos a la temperatura.

Foto: KurtSebastian

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...