Consejos para enfrentarnos a la contaminación del aire cuando viajamos

Si viajamos a un destino con mucha contaminación aérea es recomendable que apliquemos varios consejos.

contaminación del aire

Cuando viajamos por el mundo en ocasiones nos encontramos con que algunos destinos están demasiado contaminados en su aire como para que soportemos el ambiente sin algún tipo de ayuda o preparación. Y es entonces cuando nos arrepentimos por no habernos preparado de una manera más conveniente para ese tipo de contexto. Porque no por la contaminación vamos a dejar de visitar destinos, pero sí que podemos intentar prepararnos de manera adecuada para que cuando lleguemos no nos encontremos a disgusto. ¿Qué podemos hacer para que la contaminación del aire no nos chafe la fiesta?

El primer paso en la preparación es consultar el A.Q.I. (Air Quality Index), dado que nos proporciona información específica sobre la calidad del aire en todo el mundo. Podemos entrar desde la dirección http://aqicn.org y consultar por la ciudad que nos interese saber cómo se encuentra. Se nos proporcionan distintos datos y esto ayuda a que podamos entender cuál es el nivel de contaminación y cuáles pueden ser las repercusiones cuando lleguemos a este destino.

Es importante que entendamos que la contaminación del aire se mueve a través de multitud de factores y que en cada zona del mundo estos pueden ser muy distintos. Son normalmente factores del medioambiente y de los territorios específicos, llevando a que haya unas consecuencias específicas sobre todo para personas que tienen problemas de alergia y respiración.

Otro buen consejo, este para aplicarlo una vez ya estemos de vacaciones, es que seamos conscientes de que la contaminación del aire va más allá de molestarnos en la respiración. La contaminación se pega a nuestro cuerpo, a nuestra piel, a los pulmones e incluso al pelo. No podemos limpiar nuestros pulmones, pero lo que sí podemos hacer es ducharnos, lavarnos el pelo, ponernos cremas en la piel y hacerlo de forma habitual después de que hayamos estado en contacto con la contaminación en un día de turismo. Es fundamental que seamos conscientes de cómo la contaminación nos puede afectar de manera silenciosa sin que nosotros creamos que nos está provocando ningún efecto negativo. Si cuidamos de nuestra piel veremos que, a largo plazo, la tendremos mucho más cuidada y que los niveles de envejecimiento y los problemas en forma de manchas y otros defectos serán menores. Por eso siempre hay que tomarse muy en serio el contacto con la contaminación tal y como indicamos.

evitar el aire contaminado

A todo lo que ya hemos dicho tenemos que sumar la importancia de aprender a utilizar las mascarillas que se utilizan para el filtrado del aire. En países como España no estamos habituados a su uso, pero en otras muchas regiones del mundo es muy habitual, no solo por la lucha contra la contaminación, sino también porque se suelen utilizar cuando estamos resfriados. Utilizar estas máscaras y hacerlo con modelos que hayan superado los procesos de prueba médicos, ayudará a que nos encontremos más protegidos y que podamos respirar mejor. En lo que nos debemos fijar al adquirir una de estas mascarillas es en el nivel de protección que tenga, siendo recomendable que como poco adquiramos una de N95. Hay muchos modelos de mascarilla en el mercado y es conveniente que no nos dejemos llevar por el primero que veamos, dado que podría no servirnos para nada.

Y sobre los momentos en los que deberíamos llevar la mascarilla puesta todo es muy relativo. Se suele recomendar para cuando los niveles de contaminación superan un valor de 200, pero tampoco pasa nada si somos más precavidos y queremos usarla incluso cuando se encuentra entre 100 y 150. La necesidad de recurrir a la mascarilla también dependerá en gran medida de la edad que tengamos, de nuestra salud o de si sufrimos algún tipo de problema en la respiración.

Por último vamos a decir que es muy importante que a todo esto le sumemos el conocimiento de saber cuándo por precaución deberíamos quedarnos en el hotel y cuándo podemos salir a la calle sin ningún tipo de miedo. Si nos informamos en tiempo real de los niveles de contaminación del lugar donde nos encontramos estaremos protegidos y habremos ganado parte de la batalla. Es posible que no nos resulte muy agradable tener que estar encerrados en la habitación del alojamiento en ese periodo de tiempo, pero estaremos evitando un contacto directo con los momentos de contaminación más duros. Así que salvo que la situación sea muy delicada o que nos encontremos con que los niveles de contaminación son prácticamente similares a lo largo de todo el día, es mejor que pasemos unas horas en el hotel y que ya después, cuando la contaminación haya bajado, salgamos a hacer turismo o disfrutar de nuestras vacaciones.

No olvidemos los problemas derivados de la contaminación del aire y lo mucho que se recomienda saber cómo reaccionar ante los lugares en los que sus niveles son más elevados.

Foto: FreeCreativeStuffFoto-Rabe

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...