5 pasos para sobrevivir a la vuelta de vacaciones

Compartimos con vosotros 5 consejos que os ayudarán a volver de las vacaciones con las mejores sensaciones.

maletas

Hay tres periodos relacionados con las vacaciones que todos conocemos: antes, durante y después. Del antes hemos hablado en alguna que otra ocasión, concentrándose el objetivo en la preparación del viaje y en todo lo que debemos hacer para pasarlo bien de vacaciones. El durante es el tema principal de nuestro blog y lógicamente no tiene ningún tipo de misterio. Pero el después no es un aspecto que hayamos tocado en exceso y creemos que deberíamos hacerlo. Por eso os traemos esta guía de 10 pasos que os permitirá sobrevivir a la vuelta de las vacaciones. Para nosotros ese es uno de los momentos más traumáticos y delicados, puesto que si no lo gestionamos bien puede tirar por tierra todo el buen trabajo de relajación del cual nos hayamos beneficiado mientras estábamos de viaje.

1. Deja comida en casa

Quizá os moleste que os recomendemos algunos pasos que debéis realizar antes de salir de vacaciones, porque sabemos que estáis muy liados en ese momento, pero hacednos caso, os irá muy bien. Una de esas cosas que tenéis que hacer es dejar comida en casa. Muchos de nosotros tenemos la loca costumbre de ponernos a vaciar la nevera a lo loco para que, cuando volvamos, “no se haya puesto malo”. Eso tiene sentido, ¿pero quién nos dice que no podamos dejar los armarios llenos? Hay que intentar evitar por todos los medios posibles la sensación de volver de vacaciones y encontrarnos con que en casa no tenemos ningún tipo de alimento.

Lo último que querremos será tener que salir de casa para hacer la compra cuando hayamos vuelto. Estaríamos locos si nos fuéramos al supermercado al volver de vacaciones. ¿A quién se le ocurriría? Una opción que podemos tener en cuenta es pedir comida a domicilio. Pero no es lo mejor para nuestro bolsillo, sobre todo porque en las vacaciones habremos gastado bastante dinero. La opción más adecuada en términos generales es dejar el armario con suficientes provisiones. ¿Y qué podemos dejar? Las latas siempre van bien, porque no caducan. Hay latas y latas. Si sois de los que preparan toda la comida desde cero porque no sois aficionados a las conservas, solo tenéis que buscar cosas que resulten saludables aunque estén enlatadas. También podéis recurrir a otros alimentos que se conservan durante mucho tiempo sin necesidad de nevera, como la pasta.

2. Limpia un poco la casa

Eso también lo tenéis que hacer antes de iros de vacaciones. Y con esto prometemos que ya paramos de daros trabajo antes del viaje. Pero no querréis volver a casa y encontraros con que todo está manga por hombro. Pasar la escoba, limpiar el polvo… recoged un poco todo para que a la vuelta os de la sensación de que vuestra casa es un remanso de paz donde poneros de nuevo en marcha. El polvo seguro que se ha vuelto a acumular durante vuestra estancia fuera, pero seguro que no será tan grave como si os vais de viaje sin haber recogido un poco.

3. Relajación

Nuestra principal recomendación es que siempre volváis a casa al menos un día antes del momento en el que debáis volver al trabajo para seguir el horario normal. Este es el día de respeto, un día recomendable para ajustarse de nuevo al ambiente de la casa y relajarse antes de retomar el estrés del día a día. Si nos vamos a la oficina nada más llegar del trabajo o solo unas pocas horas después, lo que estaremos haciendo será sacrificar todo lo que hemos ganado durante las vacaciones. Sabemos que a veces es mejor raspar un día más fuera de vuestro hogar, pero intentad dejar un poco de tiempo para la llegada y que así no tengáis que sufrir un mal reinicio del trabajo.

4. Ocio en privado

Cuando decimos “en privado” queremos que entendáis que nos referimos al núcleo familiar. Es decir, que si vivís en pareja lo mejor será estar con esta persona en las horas que tenéis antes de retomar la vida normal. Lo que deberíais evitar será reuniros con amigos o familia al poco tiempo de haber vuelto. La tentación de contar todo lo que hemos hecho en las vacaciones es elevada, pero si luchamos contra ella y permanecemos en la comodidad del hogar acabaremos sintiéndonos mucho más a gusto. Podéis recurrir a las redes sociales para cubrir estas ganas de contar cosas y así no tener que depositar más atención en este proceso.

5. Descansa y duerme

No se os ocurra poneros como unas locomotoras nada más llegar a casa. Todo lo tenéis que hacer tranquilamente y ni mucho menos recomendamos estar hasta altas horas de la madrugada viendo la televisión. Hay que tener cierta cabeza y recordar que también tenemos que dormir y descansar para poder estar en forma al día siguiente. Al fin y al cabo hemos tenido un largo viaje y unas vacaciones en las que seguro que hemos vivido muchas aventuras. Si dormimos nuestro cuerpo tendrá una oportunidad para ponerse las pilas con más facilidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...