5 cosas que hacer en Nueva York

Seleccionamos nuestras cinco zonas favoritas de Nueva York por si estáis planeando un viaje a la Gran Manzana.

nyc

Comenzamos una serie de artículos especiales donde os vamos a recomendar las cinco mejores cosas que podéis hacer cuando visitéis algunos de los lugares más turísticos del mundo. Aceptamos peticiones por si tenéis algún destino en mente y no lo hemos tenido en cuenta en nuestros artículos. Comenzamos con Nueva York porque no deja de ser el lugar idóneo para disfrutar de unas estupendas vacaciones en cualquier momento del año.

1. Visitar Central Park

Hasta que llegáis a Central Park no os hacéis a la idea de lo que representa, de lo grande que es y de lo espectacular que resulta moverte por él. Hay muchas personas que creen que es más pequeño y que en realidad las zonas que aparecen en series y películas corresponden a varios parques distintos. Pero lo cierto es que se trata de Central Park en toda su magnitud. Hay muchas cosas que hacer, tantas que tendremos que decantarnos solo por algunas de ellas. Recomendamos armarse de paciencia y recorrerlo, sentir la energía que transmite la gente que hay en él y disfrutar de ese ambiente puro y agradable que cuesta creer se viva en medio de una de las ciudades más activas del mundo. Como decimos, hay mucho que hacer. Alquilar una barca es algo que se suele hacer mucho, pero si viajáis en época de conciertos también os lo recomendamos. Y si tenéis un poco más de tiempo no os podéis perder una visita al zoo, uno lugar que nunca se olvida.

2. Vivir Times Square

La foto de rigor en Times Square es obligatoria. Nosotros nos la haríamos en solitario, porque si queréis haceros una foto con el Batman de pega os costará un buen puñado de dólares. La gente va muy acelerada en esta parte de Nueva York, pero nosotros os vamos a pedir que bajéis un poco el ritmo y sintáis el calor y la fusión de sonidos que se produce en uno de los lugares más vibrantes del mundo. Quienes hayan estado en Japón y conozcan la intersección de Shibuya quizá encuentran algunos puntos en común. La diferencia con Times Square es que en Nueva York el ruido es constante, las luces de neón brillan incluso más, pero hay algo que te hace sentir genial. Posiblemente sea el típico lugar que no puedas visitar a diario para que no acabes cansado de él, pero en un viaje turístico nos va a dejar con ganas de más.

Por supuesto, que no se os olvide iros de Nueva York sin disfrutar de la noche en Times Square y disfrutar de uno de los espectáculos de Broadway que allí se representan. Es otra de esas cosas que no pueden faltar en una visita a la Gran Manzana.

3. Museo Americano de Historia Natural

Lo hemos visto en un buen número de películas e incluso tiene su propia saga (Noche en el museo), así que es imprescindible que lo recomendemos. Lo tenemos delante de Central Park, así que está a tiro de piedra. Dispone de unas dimensiones extremas y de tantas salas de exposición que nos quedaremos bastante sorprendidos. Iremos visitando edificio tras edificio entre los que forman el museo (más de 20) descubriendo todo tipo de piezas y curiosidades sobre historia y naturaleza. La estructura también nos dejará encantados, tratándose de uno de esos lugares que te dejan un muy buen sabor de boca, incluso si no eres de visitar museos de forma frecuente.

4. Ver Brooklyn

En Nueva York hay zonas geniales, variadas, independientes y distintas a todo. Se mezclan culturas y estilos de vida de una manera que deja huella, porque se nota que es una ciudad en la que hay espacio para todo. Brooklyn quizá no haya sido el barrio más popular de Nueva York en el pasado, pero ha sabido reinventarse y congeniar con influencias externas para terminar siendo una referencia en cuanto a ver un lado de la sociedad norteamericana que convence. Hay ocasiones en las que es difícil explicar porqué Estados Unidos es tan querida aún con los defectos que tiene, pero pasar un día en Brooklyn lo explica todo de una manera muy natural.

Porque si dejamos de lado lo que a nadie le gusta recordar, los incidentes, las armas o los problemas en la calidad de vida de algunas de las personas de su sociedad, tenemos un lugar que no es único en el país, pero que sí resulta esencial para entender Nueva York. En Brooklyn tendréis prácticamente todo lo que podáis necesitar para pasar un buen día. La comida es estupenda y lo mismo ocurre con sus zonas públicas y tiendas. Es un lugar que vive la diversidad y el are, en el cual es posible ver espectáculos de artistas en la calle que te reconfortan a cambio de nada. Y al mismo tiempo tiene una particular forma de permitir que cada persona encaje en sus calles sin dificultades. Parejas de ancianos que caminan a diario sin ningún otro tipo de pensamiento, un chico que está demostrando cómo pinta o uno que baila para disfrute de los demás, y en la esquina un restaurante local que recupera las recetas clásicas de una sociedad muy instaurada (no os perdáis la pizza de Grimaldi’s, posiblemente la mejor del país). Todo esto es Brooklyn.

5. Perdernos en Grand Central Terminal

Acabamos con una terminal de tren y seguro que más de uno está pensando: “pero si es una estación”. Sí y no. Esta estación se construyó en el año 1903 y es totalmente histórica, tratándose de un enorme edificio que se ha acabado convirtiendo en un icono de Nueva York y en un obligatorio lugar de peregrinación. Si os decimos que incluso pasando un día entero en la estación de Grand Central es posible que os queden cosas que hacer… ¿nos creéis? Os decimos que sí, es la pura verdad. Lo primero que haréis será deleitaros con la historia. Abrid una app o alguna web y comparad las fotos del antes y el ahora, porque algunas de las imágenes os dejarán sin habla. Se han llevado varios acondicionamientos de la estación, pero todo huele a antiguo.

Durante vuestra visita a la estación podréis asistir a exposiciones, tomaros algo en uno de sus locales o disfrutar descubriendo caminos secretos que os llevarán a deleitaros con vistas de postal. Podéis hacer compras, porque se encuentran algunos de los comercios más de moda o participar en eventos. Las posibilidades son infinitas, y mientras tanto recordad alguna de las decenas de películas que cuenta con escenas en Grand Central para que os sintáis como en el cine.

Y mucho más

Era difícil resumir Nueva York en solo 5 cosas, pero nuestro objetivo era que fuera una guía rápida que podáis utilizar como apoyo incluso cuando visitáis la ciudad de forma repentina. Si solo vais a estar un fin de semana en Nueva York no tendréis tiempo para mucho más. Os habréis fijado en que hemos dejado la Estatua de la Libertad al margen. Lo habíamos sopesado mucho, pero valorando la inversión de tiempo que requiere y que luego tampoco es algo que cambie tu vida, hemos creído que las elecciones que hemos hecho las recordaréis mucho más. Seguro que si hubierais ido a ver a la señora Libertad, cuando alguien os lo preguntara seguro que habríais respondido “pues como en las películas”. Sin embargo, de Central Park o Grand Central no hay duda de que tendréis mucho que decir.

Foto: Nueva York vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...