10 cosas que definen a una aerolínea low cost

Te contamos las 10 cosas que quizá no sepáis sobre viajar en aerolíneas low cost a lo largo y ancho del mundo.

low cost

Cuando pensamos en aerolíneas low cost lo primero que nos viene a la cabeza es una imagen de aviones hechos polvo que tienen muchas posibilidades de sufrir accidentes. O al menos era un tópico que se sufría en el pasado. En la actualidad no es algo tan habitual, si bien de forma irracional seguimos teniendo ciertos miedos en relación a confiar en este tipo de aerolíneas. Hace unas horas hemos leído un artículo del conocido Richard Quest que nos ha abierto los ojos al respecto. Os lo dejamos enlazado al final del artículo, pero lo vamos a utilizar de referencia para hacernos a la idea de si los prejuicios sobre las aerolíneas low cost son un mito o no.

Hay que decir que lo que ha hecho Richard Quest ha sido organizar un gran viaje alrededor del mundo durante 8 días. En ese periodo de tiempo ha visitado 9 países, ha utilizado 10 aerolíneas de bajo coste diferentes y os vais a sorprender, porque lo único que se ha gastado al respecto ha sido un total de 2345 dólares. No solemos hacer el cambio de moneda, porque en lo de viajar es mejor no cambiar dinero y pensar en cada moneda, pero son algo más de 2000 euros. ¿Dos mil euros por viajar por el mundo entero de manera segura y satisfactoria? Cualquiera de nosotros podría firmar en esa propuesta. Dicho eso, vamos a ver cuáles son las conclusiones a las que ha llegado Quest.

1. La industria low cost es enorme

A veces Richard puede ser un poco puñetero con las cosas que se le pasan por la cabeza y nos plantea ideas a medias que hay que descifrar. Lo que quiere decir en el primer punto es que la industria low cost se ha adaptado, ha crecido y ha evolucionado de una manera espectacular. Ya son servicios de gran popularidad y van a tener que madurar para que puedan dar el siguiente paso adelante.

2. El bajo coste es para la aerolínea

Esta es la idea más importante de todo el estudio y de la reflexión. En lo que quiere hacer hincapié Quest es en que las líneas low cost no suponen que el ahorro se realice en los aviones o en el servicio que se proporciona al viajero. No significa que vayáis a volar rodeados de ovejas o burros. En realidad, hay que recordar que los aviones que se utilizan en las aerolíneas de bajo coste son, en muchos de los casos, los mismos de las aerolíneas normales. La diferencia de precio para el viajero se nota debido a que son las aerolíneas las que reducen su margen de beneficio o los gastos que realizan en determinados aspectos. Así es como pueden reducir los precios. Prácticamente es el mismo tipo de vuelo. No hay pilotos de aerolíneas low cost y de normales, son los mismos. Dejemos al margen la idea de que una aerolínea de bajo coste tiene un servicio de menor calidad. Ese es un mito.

3. Mejorar el servicio

Una de las cosas que están haciendo las aerolíneas de bajo coste es proporcionar a los viajeros la posibilidad de incrementar los servicios de los que disfrutan en estos vuelos. Si pagamos una cantidad extra añadida podemos tener flexibilidad en los billetes o también es posible añadir una mayor posibilidad para equipaje por un precio determinado. De todos estos gastos añadidos que podemos elegir utilizar o no la aerolínea obtiene un ingreso que le viene muy bien para seguir manteniéndose en el mercado. Es así como aumentan sus beneficios.

4. Los viajeros business también usan low cost

La experiencia de Quest le ha demostrado que los viajeros de bajo coste ya no son solo personas que se van de vacaciones o turismo. Ha comprobado que los viajeros de categoría business también se han metido en este círculo que permite ahorrar mucho. A las empresas les ha venido muy bien que las aerolíneas low cost tengan presencia cada vez en una mayor cantidad de destinos. Esto ha llevado a que aumente la cantidad de viajeros de bajo coste y que así el mercado madure.

5. Algunas aerolíneas son más eficientes que otras

En su estudio Richard ha probado la experiencia con distintas aerolíneas y transmite una opinión específica para cada una de ellas. No nos interesa concentrarnos en esos pensamientos determinados, pero sí en la idea de que hay aerolíneas que siguen a rajatabla los conceptos de las aerolíneas tradicionales, mientras que otras están haciendo uso de ideas que las separan con el objetivo de obtener una mayor estabilidad en sus vuelos.

6. JetBlue es una de las mejores

No conocemos mucho la aerolínea JetBlue, pero para Quest es la que mejor soporte y características ofrece al viajero que se mueve entre los vuelos low cost. Habla sobre todo de las cosas gratis que podemos conseguir en sus vuelos. Comenzando por conexión Wi-Fi y terminando con aperitivos y bebidas que pueden hacer nuestro viaje un poco más ameno. Eso sí, Richard plantea la duda de si con estas características es posible que JetBlue haya comenzado a dejar de ser una aerolínea low cost para considerarse una de categoría normal. Es el eterno debate.

7. A Norwegian hay que seguirla de cerca

Después de probar varias experiencias el experto llega a la conclusión de que la aerolínea low cost a la cual hay que seguir la pista es Norwegian. Cree que en el futuro se puede convertir en una referencia, puesto que sus directivos están apostando muy fuerte en el mercado. Lo han hecho utilizando aviones 787 Dreamliner que permiten hacer vuelos baratos de larga distancia. Ya son una referencia en su segmento en vuelos entre Reino Unido y Estados Unidos y quieren hacer lo mismo con su presencia en Francia.

8. Compra el paquete de servicios

Varios viajes en distintas aerolíneas han llevado a que Richard opte por constatar que los paquete de servicios, los conocidos en su nombre original como amenity package, son imprescindibles. No están disponibles en todos los casos, pero de estarlo no deberíamos negarnos a ellos. Son baratos y pueden cambiar mucho la experiencia de la cual disfrutemos. En algunos casos incluyen la oportunidad de elegir un asiento extra en el avión. Lo más recomendable en estos casos incluye elegir el que tengamos en el centro si viajamos dos personas. Así podremos estar mucho más cómodos y tener más espacio en el cual estirarnos sin molestar a nadie.

9. Olvida el esnobismo

Si no consigues olvidar tu esnobismo tienes un problema. Para viajar en aerolíneas de bajo coste es fundamental que dejemos de lado nuestro pijerío. Todo depende de la aerolínea, pero hay algunos casos en los que nos podemos encontrar verdaderas sorpresas. Por eso hay que intentar viajar con mente abierta sobre aquello que nos ofrecerá cada avión. Ni penséis en que os vayan a servir champán ni os creáis que los asientos serán los más cómodos del mundo.

10. Es algo recomendable

Un viaje largo a través del mundo con líneas de bajo coste puede ser cansado si no tenemos tiempo para descansar entre vuelo y vuelo. Ya os decimos que la comodidad no siempre es lo primero y que quizá a veces vayamos un poco acelerados. Pero para viajes más tranquilos o en los que hagamos una parada de varios días en cada destino, no hay ningún tipo de duda de que son recomendables. Al menos es lo que cuenta Richard Quest, con el cual os decimos que estamos muy de acuerdo.

Vía: CNN

Foto: Lowcost vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...