[Vídeo] Un tobogán acuático de 600 metros de longitud en Nueva Zelanda

En Nueva Zelanda se instaló un tobogán acuático de 600 metros de longitud que sorprendió a propios y extraños.

Tenemos que reconocer que no sabíamos que los neozelandeses eran tan geniales. Nos los imaginamos ahí perdidos en sus amplios terrenos, jugando a ser Gandalf, Aragorn y Frodo debido a que fue allí donde se rodaron las películas de El Señor de los Anillos. Pero no nos los imaginábamos aprovechando el veranito para crearse, de forma muy apañada, todo hay que decirlo, el que podemos decir que es el tobogán acuático más grande que hemos visto.

En medio de la montaña, donde hay terreno para aburrir, un grupo de visionarios colocó un tobogán que ha hecho soñar y disfrutar a muchas personas de una manera muy distinta. El tobogán bañado con agua para que el deslizamiento fuera agradable y posible, tiene una longitud de 600 metros que garantizan que pasaremos 1 minuto y medio de nuestra vida deslizándonos por él cada vez que nos tiremos.

La velocidad que se alcanza es de 53 kilómetros por hora, más que suficiente para entender que las caras que ponen los neozelandeses que se tiran por el tobogán están más que justificadas. Se lo pasan en grande y nos quedan las ganas de probarlo también a nosotros, porque no hay tobogán acuático que pueda ser aburrido y este tiene un aspecto simplemente espectacular.

Para un lugar donde imaginamos que los veranos no son precisamente como los disfrutamos aquí, la idea del tobogán nos parece de lo más ingeniosa. Permitió a los ciudadanos de la zona ponerse el bañador y el bikini, plantarse delante de la cámara llenos de alegría y tirarse por el tobogán como si no hubiera mañana. Algunos lo hicieron, como podéis ver en el vídeo, disfrazados, otros en grupo o en pareja. Cualquier idea fue buena para que la experiencia del tobogán acuático de Nueva Zelanda acabara convirtiéndose en una de las más chocantes que nos hemos encontrado últimamente por la red.

Esperamos dos cosas. La primera es que la iniciativa no termine aquí y que los neozelandeses aprovechen lo que ya han creado para ponerlo de moda en otros lugares. La segunda: que la próxima vez que visitemos Nueva Zelanda nos encontremos a una gente tan maja como la que sale en el vídeo. Sin duda, solo hay que ver cómo se lo pasan de bien con su tobogán en medio del campo para tener ganas de hacerles una visita. Dejamos constancia de ello con el vídeo del que, como os decimos, es el tobogán acuático más largo que hemos visto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...