Turismo por España para compartir marihuana

En ciudades como Madrid y Barcelona hay clubs que permiten a sus miembros consumir marihuana de forma legal.


Os tenemos que reconocer que estamos muy informados de todo tipo de propuestas turísticas, de museos, cruceros, eventos, festivales y mil cosas más. Pero todo lo relacionado con la marihuana es algo que se nos escapa y como tampoco hablamos mucho de ello no es un aspecto que nos haya causado interés en el pasado. Pero cuando hemos leído la crónica del periodista Rick Steves sobre su reciente visita a España nos hemos sorprendido por todo lo que hemos aprendido apenas en unos cientos de palabras. Y lo más curioso es que hemos aprendido sobre nuestro propio país.

Lo que cuenta Rick Steves es que ha estado en Madrid y Barcelona, donde ha descubierto que existen clubs privados en los que es legal consumir marihuana. Habla de cómo lo que hacen los propietarios de estos locales es jugar con la letra pequeña que les permite dar un servicio en el cual los miembros del club no compran marihuana, sino que se convierten en productores de la misma dentro de un organigrama de colaboración. De esta forma el proceso y el disfrutar del producto dentro de las instancias del club no supone ningún tipo de delito.

Para viajeros con interés en descubrir experiencias inéditas es posible que se trate de uno de esos lugares irresistibles a los que le gustaría acceder. Eso sí, el acceso es por medio de invitación y del conocimiento de un miembro que ya forme parte de estos exclusivos clubs.

Debido a su particular naturaleza y a que no se trata de unos negocios que se encuentren en fuerte expansión, no hay ningún club de estas características que comparta con el público datos generalizados sobre su existencia. No tienen que invertir en realizar una campaña publicitaria, porque con su volumen de miembros actual no necesitan incorporar más personas. Es parte de una filosofía que se asegura de que los miembros del club no tengan que preocuparse por posibles incidentes.

Lo que sí podemos ver es que existen normas de cordialidad entre las personas que visitan estos centros, donde se proporciona gran libertad, pero bajo unas condiciones clave. Todo el mundo debe actuar de manera respetable y asegurarse de que las personas que les rodean se encuentren a gusto con su presencia. Además, cada club tiene sus propias normas de uso y en algunos de ellos las instalaciones se utilizan como medida alternativa para llegar a más personas con exposiciones y otras actividades.

Vía: YouTube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...