Trabajar de canguro en el extranjero

Hace poco tiempo he conocido la experiencia de una amiga que estará los próximos meses viviendo en Irlanda haciendo de canguro, aupair o babysitter de tres niños. A cambio, la familia le acoge en casa, le sufraga los gastos de alojamiento y alimentación y le hace un pago semanal que cubren sobradamente sus gastos. Y, como detalle, en los meses de verano también se la llevan de vacaciones con la familia para estar al cuidado de los niños y de paso disfrutar del buen tiempo, precisamente, en España.

Canguro en el extranjero

Y es que este tipo de experiencias hace años que se viene realizando y es una buena oportunidad para viajar, conocer el país y mejorar tu inglés o el idioma que te interese practicar en función del destino elegido. Además, como tendrás horas libres, siempre lo puedes compaginar con algún curso intensivo que te permitirá lograr un nivel interesante del idioma a tu regreso.

Y, lógicamente, podrás destinar otra parte de tu tiempo, principalmente los fines de semana, a hacer algo de turismo. Como probablemente te desplaces solo, no tendrás otro remedio que relacionarte con la gente en el idioma del país. De hecho es lo más recomendable porque si empezamos a contactar con gente del nuestro el aprendizaje y la experiencia se reducen bastante.

Existen empresas y organizaciones que te organizan toda tu estancia en el extranjero, algo que por otra parte te da seguridad en lugar de buscar tú ofertas concretas de familias. Estas empresas te dan varias opciones y destinos, te explican las condiciones, cuántos niños tendrás a tu cargo, cuánto tiempo libre te quedará… con lo cual puedes montar tu ‘viaje’ a la carta entre todas las opciones. He leído ofertas que incluso te dan tu propio piso, con lo cual las oportunidades y la independencia todavía es mayor.

En este tipo de viajes lo importante es aprovecharlos al máximo, pues sólo en según que etapas de nuestra vida nos podemos permitir marcharnos solos a otro país durante unos meses y tener la oportunidad de dejar al margen toda nuestra vida en casa.

También es posible que para que puedas acceder a la experiencia te exijan un mínimo de nivel de tu lengua o estudios. Muchas de las estancias llegan hasta los seis meses de duración, con lo cual estamos hablando de algo así como un Erasmus pero con características bastante diferentes.

Foto: Ed Yourdon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...