Palenque: A los pies de las montañas de Chiapa

México guarda tesoros mayas milenarios.

Las ruinas de Palenque en México

Si bien México está relacionada al turismo de cruceros y de playa, este país americano tiene muchas otras características y atractivos turísticos para convocar otro tipo de viajero.

A los pies de las montañas de Chiapas en el suroeste de México, Palenque es un tesoro para los arqueólogos. La ciudad parece haber existido al menos desde hace 100 años antes de Cristo. Quinientos años más tarde se convirtió en un centro de población importante de la civilización maya clásica, con el mito y la leyenda: los reyes niño, las invasiones, decapitaciones, intrigas de la corte y, finalmente, el abandono de la ciudad.

Palenque tiene un clima selvático, es decir que es caluroso, húmedo y abundan los insectos debido a que Palenque se encuentra en el borde de la selva con vistas a la llanura de inundación del río Usumacinta, Palenque es sin duda uno de los lugares más bellos de toda Mesoamérica.

Un nombre antiguo para la ciudad era Lakam Ha, que significa “Agua Grande”, de los manantiales y pequeños ríos que fluyen desde el sitio. Palenque fue la capital de la importante era maya en el estado de B’aakal (Bone).

Probablemente, la tumba más rica y la más elaborada que se haya descubierto en México se encuentra en el Templo de las Inscripciones en Palenque. Esta hermosa ciudad en ruinas está situada entre las colinas escarpadas y selvas densas en la base de los Altos de Chiapas. Fácilmente se podría pasar dos días vagando y explorando el sitio y no verlo todo. Por otra parte, muchos templos se encuentran sin explorar en la espesura del bosque circundante.

El primer asentamiento permanente de Palenque pudo haber estado en cerca de 300 AD y se encuentra en la frontera noroeste de la cultura Maya Chicanel en la selva del Petén.

Entre los años 300 y 600, Palenque fue un centro regional con vínculos comerciales con la región del Petén y de los Altos de Chiapas y el Valle del Grijalva. Durante esta época, el centro de Palenque se desplazó desde el Grupo Picota a la zona actual Plaza de Armas.

El ápice de la civilización Maya, comienza alrededor del año 600. Durante los próximos cien años, los gobernantes de Palenque encargaron algunas de las mejores obras de arte maya descubiertas.

En el año 603, K’inich Janaab ‘Pakal I, más conocido como “Pakal el Grande”, nació, y ascendió al trono doce años más tarde. Su monumento más grande fue el Templo de las Inscripciones, diseñado como su tumba.

Palenque floreció durante los siguientes setenta años tras la muerte de Kan B’alam II en el año 702. La ciudad entonces llegó a su apogeo como potencia regional y se expandió hacia el norte en el actual estado mexicano de Tabasco.

Fotografías: archer10 y Jami Dwyer en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...