Guía: ¿Nos vamos de viaje para buscar monstruos?

El turismo en busca de monstruos de leyenda se está convirtiendo cada vez en una moda más habitual entre viajeros.

monstruo
El mundo del turismo nos sigue sorprendiendo por las distintas maneras que van naciendo de hacer turismo de una forma diferente. Hace unos años comenzó a ponerse de moda el turismo en busca de lo abandonado. Es decir, viajes a todo tipo de regiones del planeta en las que el objetivo se encuentra en localizar lugares en ruinas o abandonados en los que sentir todo tipo de sensaciones novedosas. También se ha puesto de moda el turismo de lo paranormal, en busca de fantasmas y casas encantadas. Y no podemos evitar proporcionar también relevancia al turismo de la búsqueda de monstruos, algo que no se nos había ocurrido hasta que hemos visto un artículo publicado en la BBC (lo que es del César al César, que no se diga que no damos crédito).

¿Y en qué consiste el turismo de monstruos? (el nombre se lo hemos dado nosotros, así que aceptamos sugerencias si se os ocurre algo mejor). Pues nada más y nada menos que viajar a distintos lugares del mundo en busca de criaturas de mitología de las que no hay seguridad sobre si existen o no, pero que han dado para protagonizar todo tipo de historias a lo largo de los tiempos. Si os hablamos de monstruos tan característicos como el Yeti, el Chupacabra o el Monstruo del Lago Ness, seguro que entendéis por dónde van los tiros y de qué estamos hablando. Es más, es posible que vosotros mismos hayáis llegado a hacer uno de estos viajes en algún momento. No descartemos que hayáis estado en Escocia buscando a Nessie, porque es una de esas criaturas emblemáticas que ha despertado el interés de personas de todo el mundo (aunque aún no ha sido encontrado “oficialmente”).

Tomamos como referencia el mapa del mundo que ha publicado la BBC (que nos parece una auténtica pasada) y os hablamos de varios monstruos a los que podemos buscar. Están bastante repartidos a lo largo y ancho del mundo, aunque no hay ninguno de ellos que se encuentre en España (¡una pena!). Os vamos a dar varias recomendaciones en base al interés que producen los monstruos y luego vosotros podéis elegir qué ruta seguir para buscarlos. Si alguien los encuentra… que avise a las autoridades (a nosotros con una foto nos sirve, a ser posible un selfie).

El Monstruo del Lago Ness – Escocia

Habíamos mencionado al Monstruo del Lago Ness y va a ser por el cual comencemos. Nessie para los amigos, es una criatura que se cree que sobrevivió a la prehistoria metido por ahí, por abajo del agua, a su bola y ajeno a todo. En teoría salió a la superficie en alguna ocasión y fue entonces cuando se le hizo la clásica fotografía que suele utilizarse para adornar casas al estilo geek. Vive en el fondo del lago Ness (por si no lo habíamos deducido), en Escocia. El lago ha sido investigado y no se ha encontrado nada, pero los comentarios de los expertos coinciden en que puede haber escondrijos en los que la criatura esté escondida. También podría ser que con el tiempo haya fallecido. Hay varios testimonios que hablan de la existencia del monstruo. Nosotros podemos visitar el lago y sentarnos cerca para ver si avistamos algo desde la distancia. Escocia es muy bonito, así que el viaje gana puntos.

lago ness

El Yeti – El Himalaya, y Pie Grande – Noroeste de Estados Unidos

En el Himalaya tenemos al Yeti, criatura legendaria donde las haya que despierta pasiones. No sabemos porqué pero Nessie nos parece un monstruo más amable que el Yeti, quizá porque las películas suelen representar al monstruo del Lago Ness de una forma muy amigable. En cualquier caso, seguro que los dos nos devoraban si nos los encontráramos. El Yeti es un hombre de las nieves, más grande que una persona y de un comportamiento salvaje. Aunque no queremos desviar la atención de este monstruo, también mencionamos en este mismo apartado a Pie Grande (o Big Foot en el original), un monstruo que la BBC se ha olvidado de mencionar y que a nosotros nos parece fundamental. Este lo podríamos encontrar, si tenemos “suerte”, en el noroeste de territorio norteamericano. En el año 2013 se dijo que la criatura había sido encontrada, pero de momento… nada oficial.

himalaya

Chupacabra – América (Puerto Rico)

Viajando a América, en Puerto Rico para ser más exactos (otras zonas de la región también lo han visto) nos encontramos al Chupacabra. La manera en la que se le representa es bastante asquerosilla, como una especie de mutante que tiene más aspecto de extraterrestre que de criatura natural. Da miedo y caza animales, a los que desangra de forma salvaje. Ha sido protagonista de multitud de películas y no es el típico monstruo que buscaríamos si nos fuéramos de viaje. Nos imaginamos viendo un Yeti y pensamos “eso tiene que molar” o si vemos a Nessie seguro que alucinamos, pero ver a un Chupacabra seguramente lo único que nos despierte sean las ganas de salir corriendo. Casi mejor que pasamos. Adiós Puerto Rico, hasta otro día.

puerto rico

Bunyip – Australia

Raro, rarísimo es el monstruo de la mitología australiana. Hemos buceado en la información que circula por la red y lo único que nos ha quedado claro ha sido nada en general. Bueno, sí que tenemos algunas cosas claras. Por ejemplo, que habita en el agua, aunque tiene capacidad para salir si lo necesita (para matar a alguien por decir algo evidente), y suele estar en pantanos, lagos y sitios donde no hay una excesiva profundidad. Lo que no queda nada claro es el aspecto que tiene en realidad. Hay testimonios de todo tipo. Que si tiene cabeza de cocodrilo, de pantera, de morsa… otros dicen que tiene cabeza de estrella de mar gigante. La cuestión es que nos daría un miedo tremendo y los dibujos que rondan por ahí son bastante terribles.

australia

Minhocão – América Central

No queremos provocaros pesadillas, pero hay que hablar de Minhocão, una criatura que se cree que existe en América Central. Nos da bastante repelús, porque se trata de un monstruo en forma de gusano o serpiente (no acaba de quedar claro). Si viajáis a esta zona del mundo os recomendamos ir mirando el suelo, por si las moscas. Eso sí, para verlo hay que profundizar en los bosques, que es el hábitat en el que se dice que existe. Mide entre 20 y 50 metros, así que si os lo encontráis haríais muy bien en salir corriendo a toda velocidad después de hacer una foto rápida. En el año 2013 se llegó a ver uno, o eso cuentan por ahí.

bosque

Ogopogo – Columbia Británica (Canadá)

Es posible que los canadienses tuvieran envidia de los escoceses, porque tienen su propio monstruo marino, el cual nos recuerda en algunas cosas a Nessie. Primero se pensaba que era un espíritu mágico del agua y luego se le atribuyó la identidad de enorme serpiente marina. No sabemos qué teoría preferís o cuál es más posible de ser real, a gusto de cada uno. También se cree que desciende de los dinosaurios y la representación común es muy parecida a la de un dragón. Para verlo lo más fácil es poner rumbo hacia el lago Okanagan. A todo esto, añadimos que a lo largo del mundo se han llegado a ver muchos otros monstruos marinos (si os gusta el tema nos lo guardamos para otra publicación).

columbia

Hay muchas más propuestas de viajes de monstruos en el mundo, así que si tenéis alguna sugerencia somos todo oídos. No os vamos a engañar, es difícil llegar a ver alguna de estas criaturas, pero siempre queda la esperanza de lograrlo y además de salir sin un rasguño del encuentro.

Vía: BBC

Foto: elementals / LAND / eddtoro / superjoseph / Zack Frank / bunlee / OSORIOartist / Esteban De Armas / Memo Angeles / TsuneoMP

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...