Matera: la joya secreta de Italia

Los frentes de las casas de Matera hacen parecer construcciones normales, sin embargo se trata de cuevas cavadas en una ladera rocosa.

El sur de Italia, es posiblemente, un cofre de secretos bien guardados de esta nación en cuanto a recursos turísticos y Matera es uno de ellos.

Ciertamente, Matera es una joya poco conocida que brilla con un paisaje lunar que es más que un paisaje pues se trata, en realidad, de la riqueza cultural del Bel Paese, que está manchado por los secretos, aparentemente sin descubrir y lugares mayoría de los viajeros no llegan.

Matera parece surgir de la ladera, agarrándose de las salientes rocosas de un barranco donde hace apenas 50 años la gente todavía vivía en las cuevas formadas entre las rocas. Hoy, esas casas cuevas han sido recuperadas y se ofrecen como una atracción turística.

Algunas han sido convertidas en hoteles boutique con baños en las cuevas medievales y vistas al paisaje tan épica, tan intemporal, que Mel Gibson escogió este destino como la localización para su película La Pasión de Cristo.

Pero a pesar de haber sido propulsado por Hollywood, Matera todavía se siente un lugar olvidado por el mundo exterior, donde al caer la tarde todo el pueblo desciende a la plaza principal para dar un paseo al igual que lo han hecho por siglos.

Para recorrer Matera se recomienda contar con un tour que no sólo permita descubrir la historia de la ciudad sino también el conveniente acceso a las zonas más interesantes para descubrir.

El centro de la ciudad, la parte más antigua de la misma, fue construido en el borde de una meseta desnuda, donde un alto monte rocoso se cierne sobre un valle que desciende a la larga y profunda quebrada del río. Aquí es donde ahora se encuentra la catedral de la ciudad y el centro de la ciudad italiana bastante típico.

Pero las laderas de los valles rocosos por debajo de la ciudad fueron excavados en la creación de las cuevas, utilizados para la vivienda, el almacenamiento y establos. Estas zonas de cuevas era donde los más pobres campesinos de la región vivía.

El primero de los barrios de cuevas se llama el Sasso Barisano y el otro el Sasso Caveoso. Pequeñas callejuelas, callejones y escaleras atraviesan los distritos, algunos todavía cerrados y abandonados.

A primera vista en estos barrios parece apreciarse pequeñas construcciones de piedra en mal estado. Pero detrás de las fachadas simples que a veces se extienden hacia el exterior como las casas tradicionales, las viviendas penetran en la roca.

Fotografía:  joe calhoun en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...